Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Rharsalla: 'No podemos venirnos abajo'

Llegó a España con 7 años, procedente de Uchda (Marruecos), muy cerca de la frontera con Argelia. Granada fue el destino de la familia y donde el pequeño 'Moha' empezó a formarse en clubes de la provincia como Armilla CF, Granada 74 y en CD Santa Fe. Dejó una temporada el fútbol, pero volvió porque le faltaba una parte de sí mismo. Sin un Plan B fichó por el Huétor Tájar, que le sirvió de trampolín en su carrera

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Rharsalla antes de la entrevista al ´Diari´. FOTO: ALBA MARINé

Rharsalla antes de la entrevista al ´Diari´. FOTO: ALBA MARINé

- Menuda situación tienen, colistas y sin ganar tras diez jornadas disputadas.
- La situación es ‘jodida’, pero sabemos que saldremos adelante. Todos tenemos confianza. Tenemos un buen equipo y estamos seguros de nuestras cualidades.

- ¿Cuál cree que es el principal problema del equipo?
- Diría que no hemos tenido mucha suerte. Sobre todo de cara a puerta. Mientras que los rivales con nada, nos han marcado. Tampoco es un gran problema. El equipo da la cara. Tarde o temprano llegarán los resultados porque hemos hecho buen fútbol.

- ¿Se les ve nerviosos cuando se complican las cosas, como encajar un gol?
- Cuando vienes de no conseguir una victoria siempre que encajas un gol es normal que entren las dudas. Pero insisto, el equipo está tranquilo y seguro de que la primera victoria llegará este domingo en Almería.

- Último contra penúltimo. Suena dramático.
- Es un partido más, igual de complicado que otros. Nuestra obligación es salir a ganar. Los nervios pueden traicionarnos a los dos. Aunque ellos tienen la presión de jugar en casa y eso les puede pasar factura. Si jugamos como los últimos partidos, con intensidad y agresividad, podemos ganar.

- ¿Por dónde pasa la solución al problema actual?
- Por estar todos juntos, más que nunca. No podemos venirnos abajo. No están saliendo los resultados y hay que afrontarlo, asumirlo y tirar hacia adelante.

- ¿Como fichaje del verano, se siente más observado, como si tuviera que demostrar más que el resto de compañeros?
- No. No me siento en el centro de mira.

- ¿Individualmente cómo afronta esta situación deportiva?
- Tratando de mejorar en cada entrenamiento y cometer menos errores en los partidos. Así es como se ayuda al equipo. Hay que exprimirse al máximo.

- ¿Se le hace raro imaginar a este equipo tocando Primera el año pasado?
- Para nada. Tenemos un equipo para estar arriba, entre los cuatro primeros. El que sabe de fútbol lo ve. Pero nada nos acompaña y todo está contra. Hay que darle la vuelta.

- Parecía que los éxitos en Copa del Rey podían darles un empujón pero...
- y creo que así ha sido. Se vio ante el Valladolid. El equipo salió enchufado. Es verdad que en dos jugadas nos hicieron dos goles. Así es el fútbol. Pero vi a un equipo que no tenía presión, que quería a jugar y que fue a por el partido.

- ¿Con un triunfo se arreglaraá todo?
- La primera victoria cambiará todo radicalmente. Hay un grupo excelente y con grandes futbolistas. En cuanto logremos una, vendrán muchas más.

- ¿Es la primera vez que se ve en una situación similar?
- No. En el Olimpik Donetsk (Ucrania) arrancamos regular, con mala dinámica y al final, conseguimos reponernos con paciencia y sin perder la esperanza. Insistimos y vino todo rodado.

- Hablando de Ucrania, ¿cómo llega allí?
- Bueno, me hicieron la propuesta cuando estaba en Tercera y no me lo pensé. Era ir a una Primera división extranjera. Sinceramente, sólo me sonaban los equipos que competían en la Champions League y la UEFA. Me sorprendió para bien el país y la competición.

- Le cogió el estallido del conflicto bélico en Ucrania.
- A los dos meses de llegar comenzó la guerra. Casi rompo el contrato y regreso a España. Pero los tres equipos de la zona nos mudamos a la capital (Kiev) y siguió la competición con normalidad.

- ¿No tuvo miedo?
La verdad es que no. Mi familia sí que tenía dudas. Me decía que volviera, que les daba lo mismo el fútbol. Pero yo estaba tranquilo. Quería jugar al más alto nivel de Ucrania. Además, yo estaba allí, en el terreno, y sabía que no sucedía nada peligroso, porque estaba en otra ciudad, pero claro mi familia miraba la televisión y las noticias siempre exageran las cosas.

- Parece que el Nàstic se alió con lo suyos y le trajo de vuelta.
- Sí. Cuando recibo la oferta del Nàstic, mi familia me apoyó en todo momento porque querían que estuviera cerca y para mí era una oportunidad increíble poder jugar en un equipo de alto nivel.

- Me han dicho que se le dan bien los idiomas.
- Sé árabe, español, inglés y ruso. Me gusta aprender idiomas. Pongo empeño en ello. Me encantaría hablar muchos más.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También