Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ricardo Vaz: 'Soy inconformista, siento que cada día hay que demostrar'

Ricardo Vaz (Cascais, 1994) ha protagonizado un arranque de temporada brillante y ha llamado la atención de su técnico, Aritz López Garai, que le ha situado entre los elegidos con frecuencia. El enganche portugués espera alcanzar la continuidad para consolidarse de forma firme en el equipo
Whatsapp
Ricardo Vaz ha atendido al Diari en el mismo Estadi. Foto: Alfredo González

Ricardo Vaz ha atendido al Diari en el mismo Estadi. Foto: Alfredo González

Oiga, usted tiene imán para los golpes. Sale marcado de cada partido.

Supongo que cuando juegas cerca de la portería contraria tienes más riesgo de recibir golpes. Soy un perfil de jugador que regatea, explosivo, y quizás por eso estoy más expuesto, aunque es verdad que no he tenido mucha suerte con los golpes hasta ahora.

Ricardo Vaz parece muy tranquilo fuera del campo, en cambio en el césped se transforma, se vuelve volcánico.

En la vida normal soy tranquilo, aunque siempre estoy haciendo bromas, me gusta sentir la alegría. En el campo me activo mucho más, quizás heredé ese carácter que tenía mi padre cuando jugaba. Estoy aprendiendo a controlarme porque a veces sentir tanta activación te puede llevar a equivocarte.

Entonces vio fútbol en casa desde pequeño.

Sí mi padre siempre jugó al fútbol, pero a nivel amateur. Nunca pudo llegar a la élite, aunque para mí es una persona muy importante.

¿Qué ha cambiado de aquel Ricardo que llegó a Reus solo y como un desconocido hace tres años al Ricardo de hoy?

Siempre digo que he borrado esos primeros seis meses. Fueron muy difíciles para mí porque apenas conté. Los dejé de lado y empecé de cero con la nueva temporada. Las cosas me han ido mejor desde entonces. Creo que he progresado a todos los niveles. Futbolísticamente soy un jugador más maduro. A nivel personal, más fuerte.

¿A quién echó de menos?

Era mi primera experiencia fuera de casa, con apenas 20 años. Un lugar distinto, un fútbol distinto. Imagínate. Sobre todo a mi familia y amigos, con los que estaba acostumbrado a convivir y en los que siempre me había arropado.

Siento curiosidad por el papel que ha adoptado Vítor Silva en su crecimiento y adaptación al Reus.

La gente sólo conoce al Vítor jugador y no a la persona y puedo decir que no sólo se trata de un gran futbolista, también es una buena persona. Yo puedo hablar del trato que tiene con nosotros, los portugueses. Siempre está pendiente, sus consejos nos ayudan mucho a crecer. No sólo nos recuerda las cosas buenas que hacemos. Cuando algo está mal es el primero en decirlo. A nivel personal, tanto él como su mujer, son apoyos muy importantes para mí.

Hablaba de empezar de cero. Saber hacerlo en el momento oportuno siempre fue una gran virtud.

Me tomo así cada semana. En el fútbol no sólo debes empezar de cero cada temporada. Para mí cada día, en cada partido, hay algo que demostrar. Estamos en un deporte en el que hoy estás en el cielo y mañana en el infierno, no te puedes confiar. No soy conformista y vengo a cada entrenamiento a aprender y a mejorar.

¿Es muy autocrítico?

Quizás uno de mis defectos es que nunca estoy del todo contento con lo que hago. Soy muy autocrítico. Me exijo mucho. Por suerte tengo personas alrededor que me ayudan a mantener el equilibrio.

No sé si está de acuerdo, pero en este arranque hemos visto al mejor Ricardo en tres años.

Se te fijas en mi trayectoria aquí, creo que siempre he empezado bien las temporadas. Por ejemplo, para mí también inicié muy bien la pasada, pero quizás me faltó la continuidad. Me vuelvo a encontrar bien, el entrenador me conoce y siento la confianza de la gente del club, es más sencillo que todo salga bien ahora.

Así que el reto se llama: continuidad.

Seguro. El año pasado, el entrenador prefirió elegir a otros compañeros en muchas ocasiones y tuve que esperar, aunque creo que mis prestaciones cuando jugué fueron buenas. Ahora tengo una nueva oportunidad y espero ofrecer el rendimiento que el nuevo técnico me exige, aunque sé que hay muchas cosas que mejorar.

Temas

Comentarios

Lea También