Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ricardo Vaz será sancionado con un mínimo de cuatro partidos

El árbitro del Reus-Pobla recogió en su acta que le insultó dos veces, y otra tercera a uno de sus asistentes

Francesc Joan

Whatsapp
El colegiado, enseñando la roja a RicardoVaz (y detrás Ramon Folch), ante la Pobla.  Foto: Xavi Guix/CF Reus

El colegiado, enseñando la roja a RicardoVaz (y detrás Ramon Folch), ante la Pobla. Foto: Xavi Guix/CF Reus

Ricardo Vaz recibirá una sanción de entre cuatro y doce partidos según se desprende del acta que redactó el colegiado valenciano AlbertoCarbonell Hernández a la conclusión del CF Reus- Pobla disputado este domingo. El colegiado cita insultos del delantero rojinegro hacia su figura y uno de sus asistentes en su escrito, una infracción considerada como grave según el código displinario de la RealFederación Española de Fútbol.

Los hechos se desencadenaron en el minuto 89 de partido, con un marcador de 3-2 que ya sería definitivo. Tras ver la tarjeta amarilla por «derribar a un contrario en la disputa del balón», según el acta, Ricardo fue expulsado «por dirigirse a mí llevándose el dedo a la sien, tras ser amonestado,a la vez que me dijo los siguientes términos: «Estás loco, hijo de puta».

Los insultos se repitieron tras ver la cartulina roja -«se encaró hacia mi persona gritándome a viva voz te has cargado el partudo, hijo de puta»- y también en el túnel de vestuarios hacia el árbitro asistente nº1 -« me cago en tu puta madre», según la versión del colegiado.

El artículo 94 del código disciplinario de la RFEF, referente a insultos, ofensas verbales y actitudes injuriosas, cita textualmente que «insultar, ofender o dirigirse en términos o actitudes injuriosas al árbitro principal, asistentes, cuarto árbitro, directivos o autoridades deportivas, salvo que constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos. Está considerada como una infracción grave dentro del escalafón punible (leve, grave y muy grave).

El acta arbitral también recogió los motivos de las expulsiones en el minuto 80 del técnico Natxo González -«salió del área técnica protestando ostensiblemente, a viva voz y con los brazos en alto, una decisión mía»- y de su segundo, Bernardo Tapia -por «dirigirse al árbitro asistente nº1 riéndose en señal de mofa a la vez que le decía «es tu culpa».

Asimismo incluye que el cuarteto arbitral, ya en el túnel de vestuarios, «fuimos interceptados por una persona no identificada, el cual se dirigió a nosotros increpándonos y gritando a viva voz los siguientes términos: «sóis unos sinvergüenzas». El acta añade que ni el delegado del Reus Deportiu ni la Fuerza Pública pudieron identificar a dicho individuo, como tampoco a una persona que, una vez los colegiados en el vestuario, gritó frente a su puerta «sois unos hijos de puta, lo que os tienen que dar es agua del grifo».

Este dobleincidente puede costarle también al Reus Deportiu una sanción económica.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También