Más de Deportes

Rioja y Corpas, las grandes amenazas del Almería

Los dos futbolistas llegaron en verano procedentes del Marbella y están brillando en el esquema de Fran Fernández

Juanfran Moreno

Whatsapp
Corpas en un partido contra el Depor con el Almería este curso. Foto: UD Almería

Corpas en un partido contra el Depor con el Almería este curso. Foto: UD Almería

Para el Almería, los nombres de Luis Rioja y José Corpas representan el nuevo espíritu que se respira este año en la ciudad y en el conjunto almeriense. Dos futbolistas que llegaron en verano procedente de la Segunda División B y que mediante su talento y esfuerzo han caído de pie en una categoría tan exigente como es la Segunda División. 

Probablemente, nadie les tenía en cuenta para marcar las diferencias en el cuadro de Fran Fernández, pero lo cierto es que acumulan múltiples actuaciones brillantes a lo largo de la temporada. Los dos conforman las alas de un Almería que ha llegado a volar en alguna que otra fase de la temporada y que a día de hoy ocupa la duodécima posición de la tabla. Un lugar alejado de la agonía y del vértigo, sin duda, un escenario que los almerienses firmaban antes del comienzo de la temporada ante las dificultades que han tenido en los últimos cursos para sellar la permanencia. 

Lo cierto es que Riojas y Corpas ya saben lo que es destrozar a los rivales de manera conjunta. Lo hicieron la temporada pasada en un Marbella que llegó a soñar con el ascenso a Segunda División. Sus actuaciones no pasaron desapercibidas para la dirección deportiva almeriense. Tanto que cerraron sus respectivas incorporaciones de una tacada. Entre los dos acumularon 66 partidos y 13 goles, siendo el principal argumento del cuadro marbellí. Esta temporada sus números conjuntos hasta el momento son de 29 partidos y tres goles. Por lo tanto, los tangibles también permiten afirmar que estamos ante dos de los hombres claves del equipo almeriense.

Luis Rioja conduce el balón. 

En todo caso, sería injusto hablar solo de individualidades a la hora de analizar al Almería. Lo cierto es que el conjunto dirigido por Fran Fernández es un bloque sólido, solidario y que tiene muy claro cuál es el camino a seguir para arroparse en la firmeza de los resultados.
El cuadro almeriense es uno de los equipos más fiables en fase defensiva. Un equipo que se arma a través del 4-4-2 y que mediante este sistema consigue que los conjuntos rivales le generen muy pocas ocasiones a lo largo de los partidos. Solidaridad y rigor táctico son los dos argumentos que explican su buen nivel defensivo. 

Como ya se pudo comprobar ante el CF Reus, el conjunto de Fran Fernández es un equipo agresivo en la presión que busca penalizar con dureza los errores e imprecisiones del rival y que también domina el repliegue defensivo mediante las dos líneas de cuatro perfectamente estructuras que suele montar.

Un equipo que quiere vértigo

En fase ofensiva, el cuadro almeriense se arropa en el vértigo para generar el desequilibrio. Lo hace mediante un juego vertical y que suele llevarse a cabo en las bandas. Sobre todo en la derecha, flanco al que nutre de balones para que José Corpas busque el uno contra uno siempre mirando al retrovisor donde suele aparecer el lateral diestro Romero. 

Además, cuenta con dos delanteros que están mezclando a la perfección como son Juan Carlos y Álvaro Giménez. Dos futbolistas que en sus anteriores equipos ocupaban más el puesto de mediapunta pero que en la doble punta de ataque que están conformando están demostrando saber ocupar las zonas más adelantadas del campo. Los balones que les nutren Corpas y Riojas también les están ayudando a llevar unos números ofensivos respetables. 

Sin embargo, la única realidad es que el Nàstic debe mejorar sus prestaciones en todas las fases del juego si quiere sumar los tres puntos frente al Almería. En ataque debe ser un equipo que genere muchas más ocasiones de gol y en defensa debe ser más contundente y sobre todo no cometer los errores infantiles que están teniendo los jugadores durante toda la temporada.
A pesar de la mala dinámica, se prevee un Nou Estadi con un buen ambiente y ya se sabe que cuando el feudo grana coge ambiente bélico, en el buen sentido de la palabra, no hay imposibles por delante. 

Temas

Comentarios

Lea También