Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes TENIS

Roger, el campeón ampostino que le pidió a Papa Noel ser tenista

El ampostino Roger Pascual, de 12 años, acaba de alzarse con el título individual y de dobles. Siempre le ha entrenado su padre, Juando

Francesc Joan

Whatsapp
Roger Pascual, durante el Campeonato de España alevín. FOTO: Mercantil de Pontevedra/J. Juanatey

Roger Pascual, durante el Campeonato de España alevín. FOTO: Mercantil de Pontevedra/J. Juanatey

Roger Pascual tuvo suficiente con tres palabras para elaborar su carta a Papá Noel en 2014. «Quiero ser tenista», escribió. Ya entonces, con sólo ocho años, «lo tenía clarísimo», recuerda su padre, Juando. Han pasado cuatro y ahora, con 12, se acerca cada vez más a su deseo. Nadie duda de las posibilidades del ampostino viéndole jugar. Menos aún después de haber ganado en Pontevedra, este fin de semana, el Campeonato de España alevín individual, el éxito más importante de su corta carrera deportiva que ha combinado además con el título en dobles. 

Un triunfo que redondea la excelente temporada que está protagonizando este pequeño e incansable zurdo. A primeros de año ya se proclamó campeón de Catalunya individual y luego alcanzó los octavos de final en el Mundial sub12 disputado en Auray (Francia), resultados que ha combinado con un par de finales del circuito Rafa Nadal para cuyo Masters ya está clasificado (lo jugarán los ocho primeros en septiembre en Manacor, en la academia del número uno mundial).  

Antes de esa cita le queda aún lo mejor. Gracias a su buen momento ha sido escogido para formar parte de la selección española, la sub12, por vez primera. Será a finales de este mes de julio, en Rumanía, donde jugará el preeuropeo por equipos nacionales junto al madrileño Martín Landaluce y el murciano Rafael Segado, los cabezas de serie números 1 y 2 en el nacional de Pontevedra y a quienes batió en la final y la semifinal, respectivamente.

«El título le hace enorme ilusión, pero la convocatoria también porque es la primera  vez que le llama la española», explica Juando, que siempre ha ejercido como entrenador de su propio hijo. También en el Real Club Tennis Barcelona. En septiembre de 2017 la familia se trasladó desde Amposta hasta la ciudad condal, donde residen ahora, después de que el propio Juando recibiera una oferta como entrenador del club. Allí combina ese trabajo con la continuidad como responsable del propio Roger. «Fue la única condición que puse para aceptar el empleo, que pudiera seguir entrenándole», explica.

Roger Pascual, con el trofeo de campeón, junto a Carles Vicens, de la RFET. Foto: Cedida

No les va nada mal, como prueban estos últimos resultados. Tampoco antes, después de que como benjamín Roger ya se proclamara subcampeón de Catalunya y alcanzara la final del Masters del circuito TTK. Entonces ya pertenecía al RCT Barcelona –fichó en 2014- aunque vivían en Amposta. En la capital del Montsià, donde su madre Míriam Ferrà también ejerció como monitora de tenis, había empezado a relacionarse con la raqueta a los tres años y a competir, desde los cinco.

También los patrocinadores han puesto ya sus ojos en Roger. Ahora le patrocina Technifibre, con quien le queda un año de contrato; antes lo hizo Wilson y nada más nacer Babolat quien le regaló su primera raqueta. «Era la firma con la que trabajábamos en Amposta, donde yo ejercía como monitor, y la tienda que nos suministraba material tuvo ese detalle con nosotros», recuerda Juando.

Sea con la raqueta que sea el pequeño Roger se muestra siempre combativo en la pista. Adora la técnica que despliega Roger Federer, su gran ídolo, aunque también siente devoción por Rafa Nadal. Esta semana sigue los partidos de ambos en Wimbledon a través del televisor.  Lo hace satisfecho, después de un verano de éxitos deportivos y escolares. «Es muy buen alumno. Sabe que los estudios son lo primero. Si suspendiera no jugaría a tenis», sentencia Juando.

Un triunfo trabajado en Pontevedra
El doble triunfo de Roger Pascual en el Campeonato de España alevín fue de lo más trabajado en las pistas del Mercantil de Pontevedra. En primera ronda del cuadro individual, donde partía como tercer cabeza de serie, venció al gallego Izan Díaz con remontada incluida (4/6, 6/2 y 6/2); en segunda, al murciano Sergio López (6/2 y 6/4); en octavos al castellano-leonés Pablo Sánchez (6/2 y 6/4); en cuartos de final, al canario Kenay Ortiz (6/3 y 6/1); en semifinales, al murciano Rafael Segado –segundo favorito- (7/5, 3/6 y 6/4); y en la gran final, al madrileño Martín Landaluce, primer cabeza de serie,  por 6/4 y 7/5.  

En la competición de dobles Roger Pascual formó junto al propio Rafael Segado. Ambos tuvieron un plácido camino hacia la final, donde fueron derrotando con claridad a todos sus rivales para imponerse en el choque decisivo a los madrileños Luis Llorens y Bernardo Munk por 6/4 y 6/2.

Temas

Comentarios

Lea También