Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sabadell exige el frac

El Reus necesitará de su mejor versión para conquistar la Nova Creu Alta, uno de los escenarios más lujosos del campeonato. El rival levantó la Copa Catalunya el miércoles

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Edgar, que hoy regresa a su antigua casa, intenta un remate en el partido de ida.  Foto: Alfredo González

Edgar, que hoy regresa a su antigua casa, intenta un remate en el partido de ida. Foto: Alfredo González

Un escenario majestuoso examina el nuevo vuelo del Reus, dispuesto a conquistar el campeonato, recuperado de inquietudes lógicas a lo largo de un trayecto de máxima exigencia. Dos victorias consecutivas han devuelto el estado de optimismo en el Estadi, aunque pocas veces el equipo dio síntomas de venirse abajo. Sus números responden a las necesidades de cualquier aspirante.

La Nova Creu Alta de Sabadell desprende ese aroma añejo del fútbol tradicional. Un estadio con hechuras de Primera y con el pasto bien acomodado. Resulta goloso actuar en ese teatro futbolístico. Sobre todo para aquellos equipos gourmets que eligen propuestas atractivas. El Reus se encuentra en esa disyuntiva. Ha exhibido sus mejores tardes en lugares de postin. El Calderón y el Mini Estadi le dan la razón. El desafío pasa por encender de nuevo el aplauso del respetable en Sabadell.

A priori la cita parece óptima para mantener la sonrisa. El rival convive en zona de nadie, alejado del privilegio y preparando proyectos de futuro. Eso sí llega con la autoestima por las nubes. Esta semana ha levantado la Copa Catalunya y hace poquito, el Sabadell ya le ganó al Villarreal B de local. Su desaparición de la lucha no le obliga a plantar la bandera blanca. Anda avisado el Reus. Natxo lo sabe. No se fía. «Viven un buen momento. Han mostrado un gran nivel ante el Villarreal B y el Lleida». Aparece un dato que encumbra el buen trabajo defensivo de los arlequinados. Acumulan 272 minutos sin recibir un gol.

Su técnico, el experto Miguel Álvarez, también ha reflexionado sobre el partido. «Tenemos que afrontarlo como si no hubiéramos hecho nada. El Reus tiene la calidad de los filiales y la experiencia de equipos como el Lleida. Está donde está por algo». Flores a parte, el respeto se mastica entre los dos bandos.

Vítor, la ausencia

Uno de los timones en el juego combinativo del Reus, Vítor Silva, se ausentará por sanción. El luso vio la quinta amarilla ante el Badalona y ofrecerá paso en el once. Fran se postula para ocupar un lugar comprometido. En todo caso, se trata de dos actores con características distintas. A Fran no se le puede pedir lo que a Vítor.

Esa modificación no varía la filosofía de un Reus que buscará trabajar su éxito a través del balón. Casi siempre fue así. «Pueden varias pequeños detalles, pero no cambia nuestra intención de juego», corroboró Natxo en la previa.

En la ida, los rojinegros sumaron un triunfo por la mínima, gracias a un gol de Edgar Hernández, que acumula 11 en el campeonato doméstico y que sigue sediento. Edgar regresa al que fue su hogar en el curso 2013-14 y en el que no puedo demostrar su potencial, ya que en Segunda A no disfrutó de protagonismo. Seguramente, el punta necesitará reivindicar su figura.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También