Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sagas olímpicas

En Río'2016 competirán los hermanos tortosinos Xavi y Pau Vela, clasificados en remo por separado. Ramon Balsells padre y su hijo Ramonet navegaron juntos en vela en Múnich'72, con Joan Llort

Francesc Joan

Whatsapp
Alex Sigurbjornssön, Xaviy PauVela, con el maillot del Club de Rem Tortosa en una regata disputada en junio de 2015. Foto: Cedida

Alex Sigurbjornssön, Xaviy PauVela, con el maillot del Club de Rem Tortosa en una regata disputada en junio de 2015. Foto: Cedida

La clasificación del remero tortosino Xavi Vela para los Juegos Olímpicos de Río ha roto moldes. A la peculiar forma con la que ha logrado el billete -aprovechó la doble nacionalidad para integrarse a la selección brasileña hace un año y el pasado jueves obtenía su plaza con el equipo anfitrión a través del preolímpico suramericano- se le une la circunstancia que también su hermano mayor Pau estará en la gran cita deportiva de 2016.

Xavi (26 años), formado en el Club de Rem Tortosa, alcanzó la clasificación junto con su compañero del Gremio Náutico Uniao de Porto Alegre, Willian Giaretton, ambos formando parte del doble scull del peso ligero en la competición disputada en el lago Curauma de la ciudad chilena de Valparaíso;Pau (29 años) obtuvo su pasaporte en el Mundial celebrado en Aiguabelette (Francia), en septiembre de 2015, junto con el también tortosino Alex Sigurbjornssön, igualmente con el dos sin timonel pero del peso pesado.

Aunque no habrá duelo entre ambos en el canal de remo de Río, será la primera vez en la historia del deporte tarraconense que dos hermanos competirán en unos mismos Juegos Olímpicos, con la curiosidad añadida de que uno competirá como español y otro como brasileño (los dos tienen la doble nacionalidad porque el padre de ambos, Ramon, es nacido en Sao Paulo).

Existe, eso sí, otro curioso caso en el que dos componentes de una misma familia olímpica compartieron experiencia y además equipo. Fue el que protagonizaron RamonBalsells Rodon (Valls, 1919-Barcelona, 1989) y su hijo, RamonBalsells Comas (Barcelona, 1963). Fue en los Juegos de Múnich de 1972, donde participaron formando parte de la misma embarcación en la clase Soling de vela, junto a Joan Llort (Tarragona, 1950).

Los tres aspiraban inicialmente a clasificarse en Dragón, una clase sin apenas practicantes en la España de la época pero por la que había apostado con firmeza la Federación Española de Vela. Tanto que decidió incorporar como entrenador al danés Ib Ussing Andersen, uno de los mejores del momento que había dirigido el preparador de Constantino de Grecia cuando éste ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Roma, en 1960, en 6 metros.

Ramon Balsells padre, que ya había competido en Finn en la cita olímpica de Helsinki en 1952 (fue el primer olímpico tarraconense); Ramonet hijo y Joan Llort tomaron la delantera entre las cuatro embarcaciones españolas que aspiraban a la plaza olímpica para Múnich, pero finalmente el elegido para competir en dragón fue el entonces príncipe Juan Carlos.

De la clase Dragón a la Soling

A cambio ellos tres fueron designados para acudir en soling, una clase igualmente de tres tripulantes en la que España no tenía representante y en la que confiaban que podían hacerlo igual de bien.

Era, sin embargo, una clase nueva y más física que les obligó a trasladarse hasta Dinamarca para poder entrenar en aguas del Báltico -allí iban a disputarse las regatas de mayor nivel previas a los Juegos- y también para poder estar cerca de la fábrica de velas que tenía Paul Elvstrom, el entonces campeón del mundo de soling.

A la hora de la verdad, ya en plenos Juegos Olímpicos, los Balsells y Llort fueron novenos a bordo del Basta, el nombre con el que bautizaron su embarcación. La segunda posición que obtuvieron en la tercera regata fue su mejor resultado parcial, aunque les perjudicó que se acortara la competición a causa del atentado palestino contra la delegación israelita en la villa olímpica de Múnich (situada a 700 kilómetros de las aguas de Kiel).

Existe otro precedente de sagas olímpicas, la de los ampostinos Front, en remo. Carles Front compitió como timonel del ocho con en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92 y su padre, Bienvenido Front, ejerció como seleccionador español en la cita que tuvo lugar en Atlanta en 1996.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También