Santamaría, de suplente de Badia a titular en el Bernabéu

El pamplonés fue el segundo portero del CF Reus durante la primera vuelta de la pasada temporada y ahora es titular en el Huesca de Primera División

Juanfran Moreno

Whatsapp
Santamaría celebra un tanto del Huesca en el Bernabéu. Foto: Instagram

Santamaría celebra un tanto del Huesca en el Bernabéu. Foto: Instagram

Se ha hablado mucho del caso de Enric Gallego, un delantero que ha pasado del Cornellà de Segunda B al Huesca de Primera División en solo un año. En el conjunto oscense también hay otro caso parecido aunque no tan bestial y que tiene al CF Reus como protagonista secundario. Santamaría ha pasado de ser suplente de Edgar Badia a titular en el Santiago Bernabéu y uno de los porteros más en forma de LaLiga en un año.

Roberto Santamaría fue el portero que eligió la dirección deportiva la temporada pasada para ser el guardameta suplente de Edgar Badia. Tras descender con el Mallorca, la propuesta rojinegra conquistó al pamplonés. Un portero con experiencia, con buen juego de pies y que le daba un salto cualitativo a ya de por si una portería más que bien cubierta con la presencia de Badia.

No hubo sorpresas y el meta barcelonés se hizo con la titularidad desde un primer momento. En todo caso, Santamaría disputó dos partidos con la zamarra rojinegra ante Numancia y Lorca en los que encajó un gol, el CF Reus sumó cuatro de seis puntos posibles y el pamplonés demostró ser un portero preparado para ser algo más que un simple suplente.

En el mercado invernal, la propuesta del Huesca, quien era líder por aquel entonces de Segunda División, llegó para Santamaría. El conjunto oscense se había quedado sin guardameta suplente tras la marcha de Ander Bardají. Álex Remiro era el portero titular y necesitaba un suplente de garantías.

Santamaría pidió salir y el CF Reus le dejó marcharse el Huesca a coste cero. Un buen detalle del club rojinegro consciente de que la oportunidad para Santamaría era muy interesante sobre todo a nivel deportivo.

Y lo fue porque el conjunto oscense terminaría subiendo de manera directa a Primera División, dando la sorpresa al contar con uno de los presupuestos más bajos de la categoría. Santamaría disputó dos partidos con la zamarra azulgrana. De hecho, vivió el ascenso sobre el césped en el Anxo Carro, al que había saltado en el 63’ tras la lesión de Remiro. Curiosamente, el Nàstic fue el segundo equipo ante el que jugó el pamplonés.

En Primera División, el horizonte para Santamaría era más complicado. Partía como tercer portero por detrás de Axel Werner y Aleksander Jovanovic. Sin embargo, con el paso de los partidos el camino se fue despejando. Werner, cedido por el Atlético de Madrid, comenzó como titular, pero no rindió a un buen nivel. Idéntica fue la situación para un Jovanovic que llegó a encararse con su afición mediante las redes sociales.

El 23 de diciembre de 2018, Santamaría debutaba como titular en Mestalla ante el Valencia. La oportunidad le llegaba después de que los dos primeros porteros a priori no hubieran dando un rendimiento óptimo para la categoría. Ante este contexto, el pamplonés tenía la oportunidad de defender la meta oscense.

Lo cierto es que el rendimiento del exrojinegro fue descomunal desde un primer momento. Ya en Valencia coleccionó paradas de un gran nivel que fue haciendo habituales con el paso de los encuentros. De hecho, el Huesca descartó la llegada de un nuevo portero en el mercado invernal tal y como había marcado en su hoja de ruta antes de la explosión de Santamaría.

El pasado fin de semana, el navarro fue titular en el Santiago Bernabéu y su gran actuación a punto estuvo de tener premio. Finalmente, el Huesca cayó por 3-2, pero con todos los honores intactos. Santamaría disfruta de su aventura inesperada en la elite, engulle partidos y minutos mediante actuaciones impactantes. De suplente de Edgar Badia a titular en Primera en un año. Una historia de película.  

Temas

Comentarios