Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Se apaga la luz lejos del Estadi

Diari de Tarragona

Whatsapp
Alfredo González

Alfredo González

Los resultados han maniatado la trayectoria del Reus lejos del Estadi, donde no ha conseguido refrendar su buen comportamiento como local. El equipo de Garai no gana como visitante desde el pasado 19 de enero, en el derbi ante el Nàstic, que se disputó en el Nou Estadi y que coronó al Reus con los goles de Domínguez y Vítor Silva. Desde entonces, cuatro derrotas y un empate han impedido a los rojinegro dar ese salto de calidad en la categoría que hasta hoy no corresponde a su realidad. En todo caso, la derrota en Valladolid, este sábado, no ha lamentado daños colaterales, ya que los rivales directos en esa lucha por cerrar la permanencia también han perdido. Cayeron la Cultural Leonesa y el Córdoba. La distancia se mantiene. Ocho puntos de colchón que los reusenses se han trabajado en casa, con actuaciones repletas de firmezas.

Distinta imagen
Las derrotas en Soria, León, Vallecas y Valladolid no se han dado siempre de la misma forma. Ha dado tiempo a comprobar distintas versiones del Reus. En Soria, aunque compitió hasta el final, no dejó de ser un equipo gris. En León, ante la Cultural, el Reus ni si quiera compitió. Fue un equipo menor a lo que realmente puede dar.

En cambio existen dos casos que invitan a la esperanza. En Vallecas, ante todo un líder, los rojinegros dieron la cara en una cita de máxima exigencia. No ganaron porque el fútbol a veces no contempla la justicia. El gol de De Tomás a dos minutos del final castigó con fiereza al equipo, que había mostrado una imagen repleta de determinación. Fue muy superior al Rayo en el segundo tiempo.
No tan excelsa fue la puesta en escena en Valladolid, con el gol tempranero y definitivo de Mata. Tampoco el juego del equipo resultó tan brillante, aunque en el global puede el Reus sentirse con derecho a pensar que pudo llevarse botín de Zorrilla, sobre todo cuando en el segundo tiempo aculó al rival. Tampoco hubo premio, aunque en siete días aparece otra oportunidad en un lugar de culto. En El Molinón y ante el Sporting los de Garai intentarán dar el petardazo.

Temas

Comentarios

Lea También