Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sébastien Loeb tira de galones

CrónicaEl piloto de Hyundai aprovechó su retrasada posición de salida 
en los tramos de tierra para marcar el tiempo más competitivo

IVÁN JEREZ

Whatsapp
El público no faltó en algunos de los tramos de la prueba. FOTO: GERARD LLORENSEL PILOTO CÁNTABRO DANI SORDO, AYER EN ACCIÓN. 
FOTO: GERARD LLORENS

El público no faltó en algunos de los tramos de la prueba. FOTO: GERARD LLORENSEL PILOTO CÁNTABRO DANI SORDO, AYER EN ACCIÓN. 
FOTO: GERARD LLORENS

Sébastien Loeb y Daniel Elena (Hyundai) encabezaron el triplete de Hyundai al término de una impresionante primera jornada de competición seguidos por Thierry Neuville y Dani Sordo. La última etapa de tierra de la historia del RallyRACC comenzó bien para el Sébastien Ogier (Citroen) que cumplía con su deber y marcaba scratch en la SS1 Gandesa (7,00km) por delante de Dani Sordo y Thierry Neuville. Mientras que el líder del mundial, Ott Tänak, que sufría abriendo las pistas de tierra de Terra Alta, marcaba el 5º mejor tiempo en dicho tramo. Sin embargo, la fortuna se tornaría en contra de Ogier en el segundo tramo del día (Horta-Bot) cuando, nada más arrancar sufrió un problema hidráulico que le imposibilitaría manejar la dirección de C3 con facilidad y eso se notaba en su lenguaje corporal que denotaba frustración y sufrimiento.

El de Citroën se dejaba 43” con respecto al más rápido en la SS2 -Thierry Neuville- y casi 3’ en la SS3 de La Fatarella-Vilalba (38,85km), perdiendo no solo casi toda posibilidad de victoria sino también, presumiblemente, sus escasas opciones al título. “En seguida supe que era algo serio porque no podía conducir bien”, aseguró el francés a su llegada a Port Aventura para la asistencia de medio día.

Quien hacía una declaración de intenciones en la propia SS3 era la dupla franco monegasca formada por Sébastien Loeb y Daniel Elena, ganador del RallyRACC Catalunya Costa Daurada 2018, que marcaba el mejor tiempo gracias, en parte, a su elección de neumáticos duros. Cabe recordar que siempre que Loeb ha corrido el Rally Catalunya lo ha acabado ganando.

Sin embargo, el líder de la clasificación a la mitad de la primera etapa era Dani Sordo que marcó el segundo mejor crono en la SS3 a pesar de sufrir un pinchazo lento en los últimos kilómetros que le hizo perder algo de tiempo.

El propio Sordo arrancaba gas a fondo por la tarde y, aprovechando que salía retrasado por su posición en el campeonato y encontraba la pista barrida por los rivales que le antecedían, marcaba scratch en el SS4 de Gandesa por delante de un sorprendente Teemu Suninen (Ford) y el propio Loeb.

Sordo, tercero

La segunda pasada por Horta-Bot, el más rápido fue Loeb que comenzaba a asustar, aunque reconocía que solo era «el principio del rally». Dani Sordo empataba el segundo mejor tiempo de tramo con el finlandés Jari-Matti Latvala (Toyota) que recuperaba sensaciones con su Yaris WRC tras una mañana complicada. En la misma especial, Espekka Lappi (Citroën) se quedaba fuera por un problema mecánico completando un día dantesco para el equipo francés con sus dos pilotos sufriendo problemas mecánicos.

En el último tramo del día (SS6 La Fatarella-Vilalba), Loeb daba un golpe de efecto y moral marcando el mejor tiempo y poniéndose líder del RallyRACC. Segundo en el tramo fue Thierry Neuville que arranca la jornada de sábado también segundo a 1,7” del francés. Tercero en la SS6 fue Kris Meeke (Toyota), sin embargo, el tercer clasificado de la general es Dani Sordo que perdió más de 21” con respecto a Loeb solo en el último tramo y se encuentra a 7,6” del francés al final del viernes. «No sé qué ha pasado, no he hecho nada distinto con respecto a esta mañana pero el tiempo no ha salido», dijo.

La cara del día fue Sébastien Loeb: «He empujado al límite, el agarre era muy bueno y el coche ha respondido bien, ¡no puedo creer que vaya líder!», dijo el francés. El veterano piloto también reconoció que aún quedan «dos largos días en asfalto y nunca se sabe qué puede pasar».

La cruz del primer día de rally fue otro Sébastien, en este caso, Ogier: «Es difícil encontrar la motivación después de lo de esta mañana, no tiene sentido empujar», lamentó.

Temas

Comentarios

Lea También