Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Seis bajas para buscar la reacción

El Reus recibe este domingo (12h) en el Estadi Municipal la visita de un L'Hospitalet en horas bajas. El cuadro rojinegro quiere volver a la senda del triunfo aunque no dispondrá de seis de sus hombres

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Las consecuencias de las dos derrotas en las últimas tres jornadas han sido mínimas para el Reus. El Villarreal B podría haber abierto una brecha en lo alto de la tabla y haberse escapado con impulso de ciclista. Pese a los traspiés rojinegros, ante Cornellà y Espanyol B, la cabeza del grupo tan sólo está a un punto. El escenario de este mediodía en el Estadi Municipal de la capital del Baix Camp se presenta óptimo ante un L’Hospitalet muy irregular. Eso sí, el cuadro de Natxo González puede acusar sus seis bajas sobre el terreno de juego.

El Reus está viviendo uno de esos tramos con dificultades que suelen vivir todos los equipos a lo largo del curso. Las dos derrotas en tres semanas, la pérdida de fiabilidad y las numerosas bajas están marcando este paréntesis dentro del calendario. Sacar los partidos adelante, recuperando buenas sensaciones, sería el mejor antídoto para pasar bajón. El conjunto rojinegro debe volver a mostrar ese carácter que le permitió convertirse en el contrincante más temido en la primera vuelta.

Natxo no podrá contar con hasta seis futbolistas para la cita dominical. Son baja por lesión Ángel, Marín y Colorado, mientras que por sanción no estarán Rafa, Moyano y Ricardo. La corta plantilla del primer equipo reusense deja al técnico vitoriano sin margen en las líneas defensiva y de construcción. Cassamá o Benito deberán renunciar a su costado natural para jugar en el lateral zurdo. Dinis y Olmo, quien vuelve tras sanción, serán los jefes del eje. En la medular, las ausencias de Colorado y Rafa propiciarán el debut de López Garai, recién llegado el domingo pasado, al lado de Ramon Folch. Las piezas de arriba siguen prácticamente intactas. Hay que recordar que los técnicos rojinegro Natxo González y Bernardo Tapia cumplirán en la grada el ciclo de dos partidos de sanción.

 

Un rival con necesidades

L’Hospitalet, por su parte, necesita puntuar para escapar la caliente zona baja. Hasta siete equipos conviven en un pañuelo de dos puntos de diferencia, con dos plazas de descenso en juego y una de promoción. Pocos argumentos existen para pensar que el cuadro ribesense puede llevarse los tres puntos del Municipal. No gana desde noviembre y tan sólo ha sumado tres de los últimos 18 puntos en juego.

Está delicada situación ha hecho que el cuadro barcelonés concretará las incorporaciones del mediocentro Christian Alfonso, quien ya había jugado en L’Hospi, y del central Héctor Rodríguez, ambos procedentes del Espanyol. Aunque las principales carencias riberenses se encuentran en ataque?, donde estará el reusense Gerard Oliva. Otros fichajes para la delantera en este mercado invernal son David Corominas y Cristian Gómez.

El preparador visitante, Martí Cifuentes, dispondrá de casi la totalidad de la plantilla a disposición menos Marc Vales y Ton Alcover.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También