Seligrat perfila su once de gala

El puesto de interior y el extremo derecho son las dos grandes dudas en el once inicial teórico del Nàstic

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Seligrat perfila su once de gala

Seligrat perfila su once de gala

Todavía falta más de dos semanas para que dé comienzo la temporada del Nàstic de manera oficial, pero el conjunto grana ya ha hecho los deberes en el capítulo de llegadas y eso ha provocado que Toni Seligrat haya podido testar a todos los jugadores tanto en los entrenamientos como en los amistosos. La consecuencia de ello es que el técnico valenciano ya tiene bastante definido un once inicial del que solo bailan dos piezas. El interior y la banda izquierda son las dos posiciones que se vislumbran con cierto recelo en una afición que ya comienza a tararear la alineación inicial de memoria.

En la portería han llegado dos porteros de perfil antagónico. Wilfred es un portero curtido en mil batallas y que está en la recta final de su carrera, mientras que Gonzi se trata de un guardameta de mucha proyección que está sorprendiendo al cuerpo técnico con su implicación y rendimiento. La batalla está servida para toda la temporada, pero lo cierto es que todo apunta a que el arquero de Los Palacios será el elegido para las primeras jornadas de campeonato.

La defensa no admite sospechas o al menos apunta a que no lo hará en un principio, ya que Toni Seligrat ya ha ido dejando pistas sobre quiénes son sus elegidos para los cuatro puestos. Carlos Albarrán en el flanco derecho; Joan Oriol en el flanco izquierdo; y Marc Trilles y Jesús Rueda en el centro de la zaga tienen muchas papeletas de ser los cuatro elegidos para formar la defensa que comparecerá en el Johan Cruyff en el debut de los granas este curso en el bronce.

Ribelles adelanta a Miranda

En la sala de máquina todo apunta a que hay dos puestos definidos de los tres que hay en juego con el 4-3-3- implantado. Javier Ribelles ha completado un verano notable en el puesto de pivote defensivo. Allí se ha erigido como un mediocentro inteligente, duro y fiable en el pase. En otras palabras, ha demostrado ser un futbolista ideal para ocupar el rol de coche escoba en la medular grana. Su buen rendimiento ha provocado que Fran Miranda haya ido perdiendo peso y si nada cambia, el mediocentro valenciano será el elegido para ocupar el rol de pivote defensivo.

Uno de los dos interiores parece que tiene nombre y apellidos si se encuentra en buen estado de forma y se trata de Fausto Tienza. El de Talavera de la Real es un jugador que puede actuar tanto de pivote como de interior y su capacidad para destacar sin balón y ser fiable con él en los pies le convierte en un futbolista muy del gusto de Seligrat. Cuando Tienza está en el campo, el Nàstic gana en agresividad sin cuero y también en fiabilidad con él.

El tercer puesto de la sala de máquinas y que corresponde al interior derecho es el que más dudas deja. Javier Bonilla y Francesc Fullana son los dos jugadores que optan a él, dos piezas que han demostrado ser diferenciales en la categoría en temporadas pasadas. Fullana es el fichaje estrella de este mercado de verano y un interior que marca diferencias en fase ofensiva. Capaz de controlar el tempo del partido con el cuero, también posee un buen disparo desde la frontal y suma en fase defensiva, ya que también destaca por su juego sin balón.

Bonilla es un perfil diferente. Seligrat le ha reconvertido en interior después de jugar durante toda su carrera tanto de extremo como de lateral. Lo cierto es que en la sala de máquina está exhibiendo virtudes y ocultando defectos. El futbolista soriano es un consumado especialista a balón parado y también una amenaza importante mediante sus largos envíos. En otras palabras, Bonilla aporta una cantidad de asistencias y goles que le hacen imprescindible en la mayoría de equipos.

¿Bonilla o Fullana?

No va a ser fácil el dilema al que se va a tener que enfrentar el técnico valenciano. ¿Apostar por la determinación de Bonilla o por el talento organizativo de Fullana? He ahí la difícil cuestión que tendrá que resolver el técnico valenciano.

En la zona ofensiva hay dos puestos definidos de los tres disponibles. Gerard Oliva y Roger Brugué ‘Brugui’ son intocables para Toni Seligrat. El delantero de Riudecanyes y el extremo gerundense están llamados a marcar las diferencias en el frente ofensivo del Nàstic.

La pieza que baila es la del extremo izquierdo en la que hay varios jugadores que se están postulando para ello: Pol Ballesteros, Fran Carbia, Pedro Martin y Thomas Amang son los cuatro jugadores a los que el entrenador del Nàstic ve para ese puesto. Cuatro perfiles distintos de los cuales ninguno ha terminado de dar un golpe encima de la mesa.

Temas

Comentarios

Lea También