Semana crucial para Agné

La imagen y los resultados ante Linares y Cornellà 
serán claves para su futuro en el banquillo del Nàstic

Juanfran Moreno

Whatsapp
Raül Agné en el partido frente al Atlético Baleares. Foto: Alfredo González

Raül Agné en el partido frente al Atlético Baleares. Foto: Alfredo González

Raül Agné se sentará en el banquillo ante el Linares en Copa del Rey y ante el Cornellà. El Diari ha podido confirmar que el técnico de Mequinenza no será cesado esta semana. Es cierto que la posición del entrenador maño no es tan privilegiada como al comienzo de temporada. En esa etapa, el Nàstic era un equipo que rebosaba confianza y que llevaba un ritmo de puntuación muy elevado que le permitía estar en puestos de play off de manera más o menos constante. Es verdad que como visitante el bagaje era malo, pero en el Nou Estadi el equipo estaba tan rodado que sumaba todos los partidos como victorias y eso le permitía tapar su pobre bagaje lejos del Nou Estadi. En los dos últimos partidos, el conjunto grana solo ha podido hacer uno de los seis puntos posibles en casa y eso unido a las dos últimas derrotas como visitante le han dejado en una situación delicada en la tabla.

¿Y ahora qué? Es evidente que la mala racha de resultados en la anda inmerso el conjunto grana preocupa en todos los estamentos. A nadie le gusta ver como el equipo ha pasado de copar los puestos de play off durante varias semanas consecutivas, a verlo ahora en una peligrosa 13ª plaza y con el descenso a solo cuatro puntos.

También hay que decir que el play off está a solo cinco puntos, por lo que en estos momentos se entra en una etapa clave para terminar de vislumbrar cual va a ser el objetivo real del equipo. ¿Pelear por meterse en la promoción de ascenso a Segunda División o luchar por no bajar a 2ª RFEF?

Raül Agné, a día de hoy, sigue contando con la confianza del Consejo de Administración, tal y como dejó claro el director general, Lluís Fàbregas, en declaraciones a Tarragona Ràdio antes del encuentro frente al Atlético Baleares. «Con el míster hablamos cada semana y la confianza es absoluta. Estamos contentos con su trabajo», aseguró.

Mejora insuficiente

Un hecho que ha provocado que el cese de Agné no estuviera ayer sobre la mesa es que la actuación frente al Atlético Baleares no fue para nada mala, aunque se perdiera. El equipo grana completó una buena primera mitad y fueron dos errores individuales los que le condenaron. Se esperaba ver una mejor versión de los granas y se vió, aunque no fue suficiente para ganar.

Ahora por delante hay dos partidos esta semana que pueden ser cruciales en función de la imagen y de los resultados que ofrezcan los granas. La intención es que la mejoría frente al Baleares tenga continuidad, pero también influencia positiva en los resultados. El primero será mañana ante el Linares en el partido correspondiente al estreno de los granas esta temporada en la la Copa del Rey. El segundo partido, y el más importante, será el del próximo domingo en Cornellà y que corresponderá a la 15ª jornada de la Primera RFEF. Una visita que puede marcar el futuro de Raül Agné en el banquillo del Nàstic. Una derrota unida a una mala imagen podría hacer que los granas se plantearán el futuro del técnico de Mequinenza al frente del equipo.

Temas

Comentarios

Lea También