Más de Deportes

Sergi Roberto, los 300 partidos de un emblema

El de Reus cumplió 300 envites con el Barça ante el Villarreal. Debutó en 2010 y hoy ya es cuarto capitán

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
Sergi Roberto posa con la camiseta conmemorativa de sus 300 partidos. firma: FC Barcelona

Sergi Roberto posa con la camiseta conmemorativa de sus 300 partidos. firma: FC Barcelona

La historia de Sergi Roberto (Reus, 1992) con el Barça es un acto de fe. De profesión natural centrocampista, el reusense necesitó arroparse en la paciencia para cumplir su sueño de infancia; hacer carrera en el primer equipo del Barça. Emergió cuando Iniesta, Xavi y Busquets, tres mediocampistas de leyenda, vivían la plenitud de sus carreras y se le colocó en la rampa de salida del club en más de una ocasión. Roberto no desvaneció y su ímpetu venció.

Desde que debutó con los mayores del Barça un 10 de noviembre de 2010 ante el Ceuta, en una cita copera y de la mano de Pep Guardiola, Roberto ha demostrado que con calma y armonía emocional se puede derribar cualquier dificultad. Descubrió en la polivalencia un arma para sostenerse en la élite más exigente del fútbol mundial. Como no había espacio en el medio de la cancha, se reconvirtió en un inesperado lateral derecho, sobre todo cuando Luis Enrique tomó las riendas del Barcelona. Su inteligencia para interpretar el juego, le ha abierto muchas puertas, no sólo la del vestuario azulgrana, también la de la selección española absoluta.

Pep Guardiola le hizo debutar en la primera plantilla azulgrana en 2010. foto: FC Barcelona

Ante el Villarreal, este domingo, el de Reus alcanzó las 300 apariciones oficiales con la camiseta del Barça, palabras mayores si tenemos en cuenta lo que cuesta mantenerse en un miura que cada día exige máximo rendimiento. Iguala a Luis Enrique, actual seleccionador nacional y uno de los entrenadores que más ha apostado por Sergi. Luis Enrique pasó a la historia como uno de los referentes del Barça en su época en activo. Su discípulo más aventajado y fiel va camino de superarle en la cima.

Son 195 participaciones en LaLiga, 46 en la Copa, 51 en la Champions, 5 en Supercopas de España, una en la Supercopa de Europa y dos en el Mundial de Clubs. Roberto las ha decorado con 35 asistencias y 10 goles. En el horizonte ya ve factible atrapar a Ferrer (301), Basora (302) y Rakitic (310).

El día que el jugador reusense debutó en un partido de Copa del Rey ante el Ceuta. foto: FC Barcelona

El instante fetiche de estos 11 años de aventura en el Barça se encuentra en el 8 de marzo de 2017 y tanto la entidad como el mismo futbolista lo guardan en la enciclopedia más valiosa de recuerdos. El reusense pasó a la posteridad como el héroe de la remontada del Barça ante el PSG, en los octavos de final de la Champions de ese mismo año. Sergi convirtió el definitivo 6-1 en el minuto 93 y desató un incendio de euforia en el Camp Nou.

El ejemplar talante que ha exhibido durante el trayecto profesional y su fascinación con la cantera y el universo culé, han provocado que ahora mismo Sergi Roberto aporte también en la salud rutinaria del vestuario. Le han elegido cuarto capitán, junto a referentes como Messi, Piqué y Busquets. Un ejemplo más de las buenas referencias que hay sobre él en las altas esferas de la planta noble. A pesar de que en algunas ocasiones se le ha puesto fuera del Barça, Roberto ha logrado conservado su estatus con mucho silencio, dedicación y compromiso con la causa. Para Koeman, su figura no se discute.

Temas

Comentarios

Lea También