Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sergi Roberto pudo ser del Real Madrid, pero escogió Santes Creus

El Nàstic esgrimió un convenio con el Real Madrid para tratar de convencer al jugador

Jaume Aparicio

Whatsapp
Sergi Roberto justo en el golpeo del centro de Neymar que supuso el 6-1 y la clasificación del Barça para los cuartos de final de la Champions. Foto: EFE

Sergi Roberto justo en el golpeo del centro de Neymar que supuso el 6-1 y la clasificación del Barça para los cuartos de final de la Champions. Foto: EFE

Sergi Roberto le han tirado siempre los colores azulgrana. El futbolista, formado desde los 14 años en La Masia, respira barcelonismo por los cuatro costados. Pero hubo un día en que pudo cambiar de hábito y hacer del blanco Real Madrid su camiseta oficial.

Con 11 años el destino le propuso enrolarse de manera indirecta en el conjunto merengue. La fuerte personalidad del jugador y la meditada decisión familiar le hicieron permanecer en Reus.

La propuesta del Real Madrid llegó en el primer intento del Nàstic por captar a Sergi Roberto. El club grana hizo valer un convenio de colaboración que había firmado pocos años antes con el Real Madrid a raíz del fichaje del portero Kiko Casilla por el club blanco.

Jordi Abella, jefe de captación del fútbol base del Nàstic mantenía una buena relación con Paco de Gracia, su homólogo en el Real Madrid a través de Manolo Romero, jefe de ojeadores del club blanco en Catalunya.

Fruto de ello y de la habilidad negociadora del presidente José Luis García durante el traspaso del portero de Alcover, el Nàstic logró un trato preferencial para ayudar a la cantera grana a captar a los mejores jugadores de la provincia como paso intermedio y prueba para confirmar su potencialidad y proyección de cara a un futuro en La Fábrica madrileña.

Funcionó con la primera etapa de Aleix Vidal en Can Nàstic. El Real Madrid pagó el año de formación del de Puigpelat como cadete de primer año.

Ese mismo convenio de colaboración fue lo que esgrimieron los emisarios tarraconenses para convencer a Sergi Roberto de que decidiera sumarse al club grana en calidad de futbolista becado por el Real Madrid. El centrocampista reusense no picó con el cebo blanco y regateó la propuesta.

Aguantó junto a los suyos, el Santes Creus. Hasta que un año más tarde, el Nàstic volvió a picar a su puerta. Esta vez, sin intermediarios del Real Madrid de por medio. Un fichaje directo para pasar a formar parte del Nàstic. Esta vez sí Sergi Roberto decidió acudir a la llamada del conjunto grana, ya que seguía estando cerca de casa.

Una decisión que supuso el paso y poner el primer peldaño en su escalera hacia el Olimpo azulgrana.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También