Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Siempre me dicen que estoy loco'

David Querol (Reus, 1989) ha regresado al equipo tras superar una lesión de rodilla que le ha alejado dos meses de los terrenos de juego. El reusense espera convertirse en pieza indispensable en esta segunda vuelta

Marc Libiano

Whatsapp
David Querol, en una de las porterías del Estadi. Foto: Alfredo González

David Querol, en una de las porterías del Estadi. Foto: Alfredo González

¿Cuántas veces le han dicho que está loco?
(Sonríe). Cada día, siempre. Todos los compañeros que llegan nuevos al vestuario y no me conocen alucinan. Me dicen que soy uno de los mayores personajes que han conocido. Ya estoy acostumbrado. 

¿De quién ha heredado ese carácter?
Pues no lo sé. En casa, con mi madre, lo hablamos algunas veces. Siempre me ha dicho que de pequeño era muy travieso, pero no sé a quién me parezco. Lo que me comentan es que mi sobrina Noa, la hija de mi hermano, es igual que yo. Tiene esa alegría. No para.

Me han comentado de buena fuente que era un crack en las matemáticas.
Se me daba bien sí, pero tú lo has dicho, era. En el colegio era mi asignatura preferida. Eso seguramente que lo habrá comentado el padre de Ramon Folch. Ramon era mi profesor y guardo buen recuerdo de él.

Usted empezó en esto de fútbol de central. Lo que es el destino.
De pequeño jugué unos años en esa posición sí. Hasta que un entrenador, en el Astorga, me puso de delantero por primera vez en infantiles. El primer día que jugué en punta marqué dos goles y ya me quedé ahí.

El Astorga, vaya recuerdos. Hace un tiempo me dijo que su sueño era jugar con su hermano en el primer equipo del Astorga. Lo cumplió.

Entonces no pensaba que podría llegar a tener el nivel que tengo ahora. Para mí jugar en el equipo de mi barrio, con mis amigos y mi hermano ya era un sueño. No necesitaba mucho más. Por todo lo que signfica mi hermano para mí era especial poder compartir equipo con él.

Como un padre ¿no?.
Me cuidó mucho, me aconsejó cuando cometía errores. Me enderezó. Hizo de padre y siempre se lo agradeceré. Es una de las personas más importantes de mi vida.

David Querol sale a calentar a la banda del Estadi y la gente se desboca.
Supongo que eso es porque soy de Reus y me siento muy identificado con el club y con la ciudad. En el fondo, la gente de Reus y yo sentimos lo mismo porque somos del mismo lugar. El ser de casa me ayuda. Además cuando voy por la calle y me paran no tengo ningún problema en saludarles y hablar con ellos. Esa humildad no la quiero perder nunca.

Acaba se salir de una lesión de rodilla. ¿Cuántas veces ha visto aquel choque con Tomeu Nadal?
Alguna vez, la imagen asusta un poco. Me salvé de una lesión más grave, porque la rodilla se me quedó atrapada. Agradezco mucho a Tomeu que se interesara por mí después de aquella jugada.

Volvió a Reus en verano de 2016. ¿Qué ha cambiado?
El club no ha cambiado en nada. Mantiene ese talante familiar de siempre y el vestuario es muy sano. No sé si es mérito de la dirección deportiva que aquí suelan venir buenas personas. No es como a lo mejor otros lugares donde en el vestuario existe un poco más de egoísmo.

David Querol, ¿mejor en la banda o en el centro?
Prefiero jugar de delantero centro, pero ahora me toca hacerlo en la banda derecha y tengo que aceptarlo y rendir. 

¿Sueña con el CF Reus en Primera?
Muchas veces, pero eso ahora está lejos. Creo que en el club se están haciendo las cosas bien, de forma equilibrada. Queremos consolidarnos en Segunda primero y estamos en el camino de poder conseguirlo.

Temas

Comentarios

Lea También