Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sònia Franquet, tras caer eliminada: «No me podía concentrar, no tuve el día»

La tiradora de Ascó Sònia Franquet, que aspiraba a medalla en tiro olímpico, se quedó fuera de la final contra pronóstico. Fue novena en semis. «Comencé muy mal y ya no pude remontar, no he estado bien», admitió la ebrense en el pabellón de Sant Salvador

Raúl Cosano

Whatsapp
Sònia Franquet (en el centro, de blanco y sosteniendo la pistola) dispara en la galería de Sant Salvador, ayer por la mañana.  Foto: DT

Sònia Franquet (en el centro, de blanco y sosteniendo la pistola) dispara en la galería de Sant Salvador, ayer por la mañana. Foto: DT

No entraba en sus planes, pero Sònia Franquet tuvo que ver la final de tiro olímpico de pistola de diez metros desde la grada del pabellón de Sant Salvador. Desde allí, mientras la griega Anna Korakaki se llevaba la medalla de oro con autoridad y rubricaba su dominio durante las sesiones de toda la mañana, ella digería un traspiés inesperado, ya que partía como una de las candidatas para alcanzar la final con facilidad y luego luchar por las medallas. 

Pero la tiradora de Ascó, una de las bazas de podio de deportistas de la provincia, se quedó fuera contra todo pronóstico. «Estoy un poco decepcionada, no lo puedo ocultar», confesaba la ebrense. 

Franquet, oro en los Juegos Mediterráneos de Pescara 2009, sólo pudo ser novena en la semifinal, en la que las ocho primeras lograban el billete para la final. Quedó apeada por muy poco, después de cosechar un botín total de 559 puntos, los mismos que la portuguesa Joana Castelão, que acabó octava y sí logró el acceso. 

«He comenzado con dos series malas y ya no he podido remontar en las cuatro restantes», dijo. En esas primeras dos mangas, consiguió una puntuación de 90 y 92, tanteos muy alejados de los que se agenció a continuación: 94, 95, 94, 94. En suma, tiros por debajo de su nivel habitual y un botín insuficiente. El mejor rendimiento de Castelão en la serie de 10 le dio el paso, dejando fuera a la tarraconense, que reconocía no haber estado a la altura: «Me hubiera gustado entrar en la final, ya que soy de aquí, pero asumo que no ha podido ser». 

«Se me ha juntado todo»
Franquet, veterana en la especialidad y de sobrado palmarés, confesaba no haber estado inspirada. «Haciendo una tirada normal, sin grandes puntuaciones, la final estaba aquí, pero no ha sido el día, no se ha dado. Se me ha juntado todo, no me concentraba... no paraba, ha habido cosas que no he sabido superar y no he estado a la altura», admitía. 

La participante de Ascó estuvo en todo momento arropada por los suyos. Una amplia comitiva de familia, amigos y seguidores se dio cita en el pabellón de Sant Salvador para seguir su ronda de semifinal, en la que se impuso con solvencia la griega Anna Korakaki, con 575 puntos. En segunda posición finalizó la serbia Bobana Momcilovic, con 572. Su compatriota Zorana Arunovic, sobre el papel una de las rivales de Franquet en la disciplina, completó el podio con 568 puntos.  

Sònia Franquet (centro), arropada por familiares, amigos y seguidores en el pabellón de Sant Salvador, ayer.   Foto: DT

La valenciana Gloria Fernández, la otra española en la semifinal, finalizó la serie en la 14ª posición y, por tanto, se quedó fuera también de la ronda por los metales. 

Korakaki acabó extendiendo su hegemonía hasta la final, donde fue la más regular en las nueve series de tiros efectuados, con un saldo total de 240,2 puntos. Eso sí, tuvo que luchar hasta el último momento con Zorana Arunovic. La serbia fue a remolque siempre pero en el último momento estuvo a punto de remontar. Finalmente, la tiradora se adjudicó la plata con un tanteo de 239,9 puntos. El tercer escalón del podio fue para la egipcia Alaf Elhodhod, con 214,6 puntos. 

«Es una galería complicada»
Todas las competidoras se tuvieron que sobreponer a las particularidades del pabellón. «Es una galería complicada. Estamos acostumbrados a tirar en campos de tiro que tienen el techo más bajo. Aquí es muy alto y no tienes esa percepción de equilibrio. Normalmente tienes más referencias pero aquí no, es todo muy limpio y las pierdes. Aun así, la dificultad es igual para todos», asume Franquet, que tras la competición se dejaba apoyar por los suyos y pensaba ya en próximos retos. 

Su objetivo más inmediato es prepararse para el Campeonato del Mundo que se celebrará en Corea del Sur en septiembre. «Estoy clasificada para una modalidad pero tengo que conseguir plaza para otra. Será una cita importante, porque ya habrá plazas olímpicas en juego», anuncia, con la mente pensando ya en los Juegos Olímpicos de Tokio, en 2020.

Temas

Comentarios

Lea También