Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sólo fue un sueño para Imperials

Dracs de Badalona ganan el campeonato estatal ante Reus Imperials, en una final histórica (56-14)

Diari de Tarragona

Whatsapp
Un jugador de Imperials se lamenta tras la derrota. Foto: Alfredo González

Un jugador de Imperials se lamenta tras la derrota. Foto: Alfredo González

Mas Tallapedra convirtió el Fútbol Americano en un bonito sueño de una tarde de junio. El escenario quedó repleto de hinchas para presenciar la primera final estatal en la máxima categoría para Reus Imperials, un club que ha crecido a pasos agigantados y que ya es referencia en el sector nacional. Imperials se presentaba en el partido con extremo entusiasmo y fervor entre sus gestes, en un Game Day que emuló a la Super Bowl americana a pequeña escala. Espectáculos para amenizar la velada. Cheerleaders para endulzar una tarde que vio salir la claridad tras la amenaza de tormenta matinal. Enfrente, el mejor rival posible. Badalona Dracs, con siete títulos en su palmarés. El claro dominador del fútbol americano español.

Los jugadores de Imperials reciben instrucciones. Foto: Alfredo González

Ni siquiera la categoría del rival asustaba. En la regular season, Imperials ya había derrotado a su enemigo. De hecho, Mas Tallapedra era fortín inexpugnable. Justo hasta ayer, en esa final de los sueños.
Sólo el primer cuarto mantuvo intacta la esperanza. La intercepción inicial de Dracs, que colocó el 7-0 para los de Badalona no encogió a Imperials, que se mantuvo vivo y entero a pesar de esa desventaja. El partido tomaba tintes de máximo respeto. Se mascaba esa tensión de los días señalados. Nadie quería equivocarse. Fue a partir de entonces cuando Dracs tomó las riendas y dominó la final con una templanza indiscutible. Conoce a la perfección cada rincón de ese tipo de envites en equipo de Badalona, que jugaba su quinta final consecutiva. Imperials halló el empatecon un Touchdown, pero no alcanzó la perfección.

Imagen del partido de esta tarde. Foto: Alfredo González

Dracs se arropó en un Big Play para tomar de nuevo ventaja. No la soltó jamás. Tampoco el dominio en casi todos los registros del juego. Un Touchdown en carrera de los de Badalona dejó un 28-7 casi definitivo al descanso. No se recuperó Imperials, a pesar de que no cesó de creer. Las gargantas del gentío le empujaban.

El jugador de Dracs, Edu Morlans, coronó la final con un MVP merecido. También sus compañeros le ayudaron con un segundo tiempo casi perfecto. Dracs conquistó ventajas con el trabajo de la hormiga. Gestionó bien los tiempos y no dejó que Imperials viera la luz en el partido. El 56-14 habla claro. Dracs Badalona conquistaron con merecimiento un campeonato que relanza a Imperials de cara al futuro. Esta vez sólo fue un sueño, aunque en poco tiempo puede convertirse en realidad.

Temas

Comentarios

Lea También