Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Sueños de Primera (Nàstic 1 - 0 Elche)

El Nàstic sufrió pero ganó al Elche. Los hombres de Vicente Moreno han dormido esta pasada noche en la segunda plaza, en posición de ascenso directo a la categoría de oro del fútbol estatal

Joan Mellado

Whatsapp
Naranjo bate a Jiménez tras un toque sutil con la punta de la bota para marcar el único y decisivo gol del partido. Foto: Lluís Milián

Naranjo bate a Jiménez tras un toque sutil con la punta de la bota para marcar el único y decisivo gol del partido. Foto: Lluís Milián

Crimen sin castigo del Nàstic. Los de Vicente Moreno firmaron un nuevo partido de especulación, a rebufo de un gol tempranero. Tercer choque consecutivo en el que los grana jugaron a cobijo de su ventaja en el marcador. 7 de 9. Números de play off. O más. Portería a cero y tres puntos de colchón respecto al Elche, el primero de los equipos aspirantes que desfila en el Nou Estadi en esta segunda vuelta.

Un Nàstic mutante. Que en los últimos encuentros ha ofrecido su faceta más utilitaria. En plena crisis estética de juego, los tarraconenses están firmando sus mejores números de la temporada. Un conjunto que asesta escasos y certeros golpes y que escapa protegiéndose por la pista. Algo así como Mayweather.

Quizá por eso Vicente Moreno sólo cambió dos piezas del once titular que saltó al césped de Montilivi. Rehabilitó a Tejera en el once y dejó a Madinda para mejor ocasión e introdujo a Jean Luc por Giner.

El partido arrancó agitado y saltarín. Nàstic y Elche intercambiaron golpes a mano desnuda durante los primeros compases. Nada serio. Imprecisiones motivadas por el vértigo y la emoción.

El primero en dar síntomas de lucidez fue, cómo no, Emaná. Único chispazo del camerunés en la primera parte. En todo el partido. Control orientado, galopada y centro repelido por una pernada de los centrales locales.

Nulo tiempo para el asentamiento. Y es que Naranjo dinamitó la batalla con un nuevo gol, y ya van siete en su cuenta en esta liga. Eso sí, por obra y gracia de Aburjania. El georgiano vislumbró la autopista en la zona ancha. Uno, dos, tres regates, con croqueta incluida en el peaje, para superar a los marcadores rivales y habilitar a Naranjo mediante sotana al central. El onubense punteó sutilmente el esférico por debajo de Javi Jiménez para prolongar su racha. Segunda conexión consecutiva entre el georgiano y el pichichi grana.

El gol grana encauzó el partido hacia la repetición. El Nàstic reculó y los de Baraja se merendaron la medular rival. Combinación, velocidad y temple. Receta insuficiente de los ilicitanos para meter mano a un Nàstic sufridor y abonado al azar.

El Elche tomó paciencia para diagnosticar alguna grieta en las dos líneas de cuatro tarraconenses. Ante la defensa espartana, Eldin probó en dos ocasiones con dos balones sibilinos que Reina blocó con algún que otro problema.

El paso de los minutos anihiló las acometidas alicantinas, que por poco no coronaron sus aspiraciones con una brillante jugada combinada al filo de la media parte. En esta ocasión, el Elche sorteó el balance y las coberturas locales para habilitar a Álex Moreno, algo escorado, delante de Reina, y que cruzó en demasía su disparo. El ex del Llagostera enajenó a un Xisco Campos sufridor durante la primera parte del partido.

Cambios obligados

La primera parte finalizó y el Nàstic cogió aire. Madinda ingresó en el terreno de juego por un Tejera que no termina de librarse de sus molestias físicas.

El Nàstic empezó animado, dispuesto a no dejarse llevar por la especulación. Jean Luc, tras un eslálom horizontal, mandó un disparo desviado pero optimista.

Minutos más tarde, Aníbal enviaba el balón a la red en una jugada previamente invalidada por el juez de línea. Espejismos locales, que desaprovecharon una ocasión bendita para finiquitar el encuentro: Aníbal robó el balón en tres cuartos de campo y habilitó a Emaná en una situación de tres contra uno. El camerunés, al tran tran, decidió tarde y mal y su asistencia a Naranjo se perdió por la línea de fondo.

A partir de ahí, el Elche quemó todas sus naves. Tratando de superar la baja de Sergio León, su goleador, los de Baraja pasturaron por el área grana demasiado pudorosos y dubitativos.

Mientras Moreno se veía obligado a sustituir a Naranjo por Palanca, primero, y a Giner por Jean Luc, posteriormente, el Elche no supo aprovecharse de un Nàstic desfondado, que defendió su ventaja con más instinto animal que orden.

El conjunto visitante se dispuso para su último embate. Hasta cuatro saques de esquina consecutivos llegó a botar el Elche. Todos estériles. Ni un sólo remate ante la agresividad de un Nàstic orgulloso, agresivo y flexible. Aunque los tarraconenses cedieron terreno en demasía, ayer fueron muralla y lodo en el que se enfangó un Elche que acabó exasperado.

Aburjania

Moreno cuenta ahora con tres centrocampistas de nivel. Entre los Tejera y Madinda, ha irrumpido en los dos últimos encuentros la figura de Aburjania. El georgiano deslumbró con una jugada sublime en el gol de Naranjo. Después, se erigió como el faro defensivo local, el nexo entre la línea de centrales y el medio campo.

A Aburjania se le vio cómodo, habituado, mandando sobre el terreno de juego y requiriendo el balón para descargarlo fácil sobre los laterales. Una aparición que proyecta esperanza entre las gradas del Nou Estadi.

Precisamente, el apoyo de la afición en el tramo final restituyó el valor grana. La lluvia que arreció al largo de la segunda parte pesó en las piernas de los locales. Tan sólo una última falta frontal agudizó los nervios del Nou Estadi.

Al final, los tarraconenses firmaron su segunda victoria consecutiva en casa. Tres partidos seguidos sin perder que, por lo menos esta pasada noche, han permitido a los grana dormir en colchones bordados de oro.

Una semana más para apuntar al aire, para aniquilar los defectos protegidos por la aureola de la fortuna y una incertidumbre ingenua.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También