Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Suspendido un amistoso de infantiles por la 'guerra' de clubes en Bonavista

La Cultural, gestora del campo municipal, no abrió las instalaciones para que se disputara un encuentro infantil del Racing, el otro club
Whatsapp
Los jugadores de categoría infantil, a las puertas del campo de fútbol municipal de Bonavista, al que no pudieron acceder ayer.  Foto: DT

Los jugadores de categoría infantil, a las puertas del campo de fútbol municipal de Bonavista, al que no pudieron acceder ayer. Foto: DT

El conflicto entre Cultural Bonavista y Racing Bonavista vivió ayer un nuevo capítulo, cuando el partido amistoso que debían jugar el infantil del Racing y el infantil de la Escola de Futbol La Pastoreta de Reus tuvo que suspenderse al no poder acceder los jugadores al campo municipal. Tras la suspensión se desató un enfrentamiento a tres bandas que revolucionó las redes sociales.

Mientras el Racing de Bonavista acusó a la Cultural de no querer abrir las instalaciones, el presidente del club que gestiona el campo atribuyó la situación a una falta de notificación tanto del Ayuntamiento como del propio Racing. Un discurso que el concejal de Deportes, Javier Villamayor, desmintió. El edil acusó al dirigente de la Cultural, Edmundo Pérez, de «usar siempre el mismo recurso del desconocimiento».

Para el consistorio, lo de ayer es «otra muestra de los problemas de convivencia entre ambas entidades». En este sentido, Villamayor aseguró que «el miércoles nos reuniremos con el resto de partidos políticos del consistorio que también me han transmitido su inquietud por la imposibilidad del Racing de desarrollar su actividad con normalidad, para tratar de tomar medidas y asegurarnos de que lo de hoy (ayer para el lector) no vuelva a pasar».

 

‘El modelo cambiará’

El edil acusó al presidente de la Cultural de «no poner las facilidades que debería» y advirtió que «el modelo actual de gestión de las instalaciones deportivas cambiará». Una remodelación que podría afectar a todos los campos municipales gestionados por clubes. «Los dos proyectos de Bonavista son compatibles, pero para ello deben compartir la instalación», añadió.

En su defensa, el presidente de la Cultural Bonavista argumentó que todo se ha debido a un fallo de comunicación: «A las 10 y un minuto me llamaron desde el Racing y me dijeron que tenían un partido. Yo les dije que no tenía constancia de eso. Ni el club ni el ayuntamiento habían notificado nada». A partir de ahí, Pérez admite que le fue imposible acudir al campo para abrir ni movilizar a nadie para que lo hiciera: «Yo estaba fuera y no tenía a nadie para abrir el campo, hasta las 11, cuando teníamos partido. La culpa es del Ayuntamiento, que no nos ha notificado nada, ni ellos ni el Racing, que ha estado entrenando aquí toda la semana, cada día, y podía haber avisado».

El mandatario lamenta las acusaciones recibidas ayer desde el Racing: «Lo de las redes sociales ha sido de vergüenza ajena. No se puede llegar ahí y acusarnos porque nosotros no somos culpables de nada y no puede ser que se ensucie así la imagen del club».

 

‘Un asunto que se repite’

Javi Romera, directivo del Racing Bonavista, admitía que «la comunicación entre clubes no es buena». Lamenta que «cuando desde el Ayuntamiento se les ha indicado que abrieran no han querido hacerlo hasta las 11.00 horas, que es cuando uno de sus equipos debía jugar un partido».

El dirigente del Racing, cansado de «un asunto que se viene repitiendo desde hace años», pidió «una gestión neutra de la instalación, no de una entidad, y que los derechos y obligaciones sean los mismos para los dos clubes». Romera, que se ha reunido con todos los partidos políticos del arco municipal excepto con Convergència, exige al nuevo gobierno consistorial que «se ponga las pilas y ponga fin al conflicto de una vez por todas».

Pese al capítulo de ayer y la «eternización del asunto», el dirigente del Racing mantiene la confianza en que «los políticos solucionen el problema». «Las sensaciones son buenas, pero la cuestión es el factor tiempo», explicó Romera.

Racing y Cultural mantienen desde la fundación del primero, en 2012, un enfrentamiento por el uso del estadio. Hace años que la gestión de las instalaciones fue concedida a la Cultural, que programaba y dirigía las actividades. Con el nacimiento del Racing, el uso del campo pasó a ser compartido y surgieron los problemas.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También