Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Tablas y respeto

Eric Vilanova adelantó al filial en el primer minuto y Manzi empató antes del descanso

Juanfran Moreno

Whatsapp
La Pobla y el Hospi firmaron tablas. Foto: Pere Ferré

La Pobla y el Hospi firmaron tablas. Foto: Pere Ferré

Ya nadie duda de que esta Pobla sabe hacia dónde va. Aquel conjunto inundado de calidad pero al que le faltaba saber competir en según qué fases de los encuentros es pasado. Con Juanma Pavón al frente, el filial grana es un conjunto sólido, con identidad y que se atreve a mirarle a los ojos a cualquier rival que tenga enfrente. Ayer, sumó un punto ante l’Hospitalet, tercer clasificado. La realidad es que el resultado fue justo porque cada equipo fue dueño y señor de una parte.

No se había producido el primer suspiro del choque, cuando Eric Vilanova recogió un despeje en el interior del área y de primeras lo envió al palo largo de la meta del portero rival. Pudo hacer algo más, pero lo cierto es que el balón le pasó por debajo del guante derecho y la Pobla se adelantó en el primer minuto de partido. Todo de cara.

Aquel gol no mermó las intenciones dañinas de l’Hospitalet. Su tercer puesto en la clasificación no es casualidad y ayer lo demostraron. Un equipo talentoso y repleto de personalidad. De hecho, fue capaz de atrincherar al filial grana durante toda la primera mitad. La reacción al gol fue predilecta. Sin embargo, hay que resaltar que el 4-5-1 en defensa de la Pobla funcionó y no concedió demasiadas grietas.

Sin embargo, en el minuto 34 Manzi tiró un desmarque en profundidad por el pasillo central y consiguió que el balón le acabara llegando. En el mano a mano, actuó con serenidad y batió a Perales con una frialdad rutilante. El gol dejó tocado al filial grana porque solo dos minutos más tarde, su guardameta tuvo que realizar una estirada antológica para desviar un cabezazo que se colaba en la portería de la Pobla.

En la reanudación, Juanma Pavón realizó un cambio de piezas que resulto clave para el transcurrir aunque no para el devenir del encuentro. Sustituyó a Rayco y dio entrada Ryad. Extremo por centrocampista. La intención era la de acumular más hombres en la medular y así poder circular con mayor fluidez el balón.

La realidad es que el giro táctico funcionó porque la Pobla comenzó a tener superioridad en el centro del campo y la presión alta del l’Hospitalet quedó inoperante. Además, Pol Valentín comenzó a desplegar su zancada por el flanco derecho. Acumuló parte del juego ofensivo del filial grana y fue un martirio para la defensa visitante. En una de esas cabalgadas, tuvo el conjunto poblense el dos uno, pero el remate de primeras de Moha se estrelló en el lateral de la red. Antes, Perales había sacado de manera brillante un remate en el segundo palo que se colaba por su parlo corto.

Con este empate, la Pobla sigue en quinta posición a dos puntos de los play off. La próxima jornada, los de Juanma Pavón visitan al Reus B en el miniderbi. Están obligados a ganar puesto que las jornadas se acaban y el campeonato ya no admite desmayos.

Temas

Comentarios

Lea También