Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona 2017: Día 0 en el anillo mediterráneo

Comienza el esperado movimiento de tierras en la zona deportiva de Campclar, epicentro de los Juegos de 2017
Whatsapp
Una excavadora y un tractor, ayer trabajando en la zona. Al fondo, el barrio de Campclar; a la izquierda, el edificio de la actual piscina. Foto: Lluís Milián

Una excavadora y un tractor, ayer trabajando en la zona. Al fondo, el barrio de Campclar; a la izquierda, el edificio de la actual piscina. Foto: Lluís Milián

Excavadoras moviendo tierra, operarios retirando maleza y algunas furgonetas circulando en la superficie adyacente al complejo deportivo de Campclar. Tan esperada imagen ya es una realidad. Ayer fue el día 0 del futuro anillo mediterráneo, el espacio que se convertirá en el auténtico epicentro de los Juegos de 2017 y donde se levantarán las principales instalaciones.

Tres años y medio después de la adjudicación del evento a Tarragona, y a poco más de dos años vista para su celebración, la estampa de ayer disipa, ahora sí, casi todas las dudas que aún persistían sobre la viabilidad del proyecto. Los Juegos ya no parecen tener marcha atrás.

De momento sólo son visibles máquinas y empleados de Dragados y Transmaber, la UTE adjudicataria de los trabajos, retirando malas hierbas y limpiando la superficie. Estos primeros movimientos de tierras afectan a 195.475,85 metros cuadrados.

Será a partir de enero, una vez hayan finalizado esas tareas, cuando los avances serán más significativos. Tras la festividad de Reyes está previsto que empiece por un lado la urbanización de las zonas que no son verdes (el anillo mediterráneo abarca en su total 331.629,30 m2); y por otra parte empezará además la construcción del Palau d’Esports, con capacidad para 5.000 espectadores. En esa instalación deben jugarse algunas finales y varias competiciones aún por definir tras la anulación del baloncesto 5x5 y su sustitución por el 3x3.

La piscina y el estadio

Durante el primer semestre de 2016 se empezará a construir también el centro acuático, que incluye la piscina olímpica de 50 metros en la que se disputarán la natación y el waterpolo; y por último, ya en 2017, se levantará el estadio provisional de atletismo, con gradas para 15.000 personas, que acogerá las pruebas de esta modalidad y también las ceremonias de apertura y clausura.

El director general de los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2017, Ramon Cuadrat, explicó ayer desde los propios terrenos donde se iniciaron los trabajos que «nos encontramos en uno de los momentos clave e importantes del proyecto de Tarragona 2017. Llevamos trabajando intensamente desde hace años en estos Juegos, a menudo con trabajos menos visibles pero que van dando sus frutos, pero es evidente que este movimiento de tierras visibiliza más que nunca los grandes avances del proyecto y borra las dudas que alguien pueda tener aún».

Cuadrat atendió a los medios de comunicación sin la presencia de ningún otro miembro del comité organizador. La circunstancia de que la campaña electoral esté ya en marcha impide a cualquier político participar en actos institucionales como el de ayer. Más adelante sí se contempla la colocación de alguna primera piedra en el anillo.

De momento los usuarios de la zona deportiva no se ven afectados, ya que los terrenos de estos primeros trabajos son periféricos al actual complejo.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También