Más de Deportes

Tarragona FC, la vuelta de un histórico

Fundado en 1909, fue el primer club de fútbol de la ciudad y la próxima temporada renacerá con sus colores originales, el rojo y el negro

Gerard Virgili

Whatsapp
Parte de la nueva junta directiva del refundado Tarragona Futbol Club FOTO: ALBA MARINÉ

Parte de la nueva junta directiva del refundado Tarragona Futbol Club FOTO: ALBA MARINÉ

El Tarragona Futbol Club se convirtió en la primera entidad de la ciudad en contar con un equipo de fútbol tras su fundación en 1909. Su desaparición en 1942 precedió diversos intentos de refundación durante la segunda mitad del siglo XX que no terminaron de arrancar, así como una aparición en 2007 como filial del Torreforta. Ahora, la recuperación del club pretende afianzar un proyecto con fundamento gracias a la vuelta a los orígenes con dos pilares esenciales: el fútbol base y la memoria histórica.

El equipo lucirá los mismos colores que el club original, el rojo y el negro. «El Tarragona los lució antes, luego el Reus Deportiu», asegura Manel Rosselló, nuevo presidente de la entidad. Estos mismos colores aparecerán en el nuevo escudo diseñado por José Luís Ruiz, que sustituye el balón de trapo por uno actual.

La nueva junta directiva, formada por Manel Rosselló, David Romera, Joan Buenestado, Jordi Alabart, Quique Figueras, Pitu Mosquits, Alfons Unda y Pedro Pablo, tiene ya organizado el funcionamiento de este nuevo club y su futura apertura al público, proyectado para la próxima temporada 2017/18. Sin embargo, están a la espera de que el ayuntamiento les asigne un campo municipal: «Queremos hacer una presentación como Dios manda, con toda la información posible, pero los precios de las inscripciones no los tendremos hasta que no tengamos campo, esperamos poder tenerlo para dentro de dos o tres meses», asegura David Romera, vicepresidente de la entidad. «No podemos dar cifras, pero intentaremos que el precio de nuestras inscripciones sean asequibles para todo el mundo», añade Romera.

La directiva, pese a depender de la asignación de campo para dar todos los detalles sobre sus primeros pasos, ha adelantado que el club contará con categorías desde ‘baby’ hasta juvenil y que desde el inicio se formarán equipos femeninos.

Como novedad, el Tarragona FC pretende ofrecer facilidades para que sus jugadores compaginen su experiencia académica con la deportiva: «Nos gustaría poder colocar barracones para que los chicos puedan estudiar entre que salgan del colegio y entren a entrenar», explica Pitu Mosquits, miembro de la junta. Además, el club se atreverá a impartir una serie de entrenamientos en inglés a cargo de entrenadores cualificados para añadir así variedad a su oferta.

Aunque el Tarragona quiere centrarse en su vertiente futbolística, la entidad tiene intención de diversificarse apostando por una sección de ‘running’ y otra de BTT.

Para recordar todo lo relacionado con sus orígenes, la nueva junta del Tarragona Futbol Club ha contado con la ayuda de Enric Pujol, periodista e historiador futbolístico que ha tendido una mano a la directiva. Uno de los hechos más destacables con los que ha dado Pujol es la fusión del Tarragona con el Gimnàstic, que tuvo lugar durante la Guerra Civil: «Se ordenó que ambos equipos se fusionaran bajo el nombre de ‘Casal dels Esports’», explica Pujol. «Tras la guerra el Gimnàstic recuperó su nombre (Gimnástico) y su equipo, mientras que el Tarragona no tardó en desaparecer».

El equipo tarraconense, que durante su primera etapa disputó distintas temporadas en Segunda y en Primera Regional, creó una revista que, bajo el nombre de ‘La Patada’, se hizo eco de la actualidad del club.

Enric Pujol, que ha documentado durante años la historia del fútbol local, considera importante que se recupere este club histórico: «Es el único club importante de la ciudad que quedó descolgado. Tenemos el Gimnàstic, el Nàutic y el Tennis. Es interesante que haya gente que se preocupe de que la esencia del Tarragona Futbol Club persista».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También