Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes POLIDEPORTIVO

Tarragona se cita en los Juegos Olímpicos de Tokio

¿Sabes quiénes son los y las deportistas tarraconenses con posibilidades de estar en la gran competición de 2020? Ya sólo falta un año

Francesc Joan/Enric Algueró

Whatsapp
Fotomontaje con varios deportistas tarraconenses.

Fotomontaje con varios deportistas tarraconenses.

Los Juegos Olímpicos de Tokio’2020 han iniciado su definitiva cuenta atrás. Falta un solo año para la gran cita -del 24 de julio al 9 de agosto- a la que aspiran un nutrido grupo de deportistas tarraconenses. Se jugarán sus opciones en los próximos meses.   

Cuatro bazas en remo

El remo, que tuvo a cuatro representantes provinciales en Rio’2016, es de nuevo el deporte con más aspirantes. Y Aina Cid quien tiene más posibilidades de clasificarse, en esta ocasión formando pareja con Virginia Diaz en el dos sin timonel tras la retirada de Anna Boada, con quien logró el diploma olímpico en Brasil.

En apenas un año, el nuevo tándem entre Aina y Virginia está ya del todo adaptado y con un rendimiento en clara línea ascendente. Los resultados han llegado más rápido de lo que se podía suponer para ellas, tras la consecución del Europeo absoluto, disputado en Plovdiv (Bulgaria) en junio. 

Virginia Díaz y Aina Cid.

La pareja de la selección española llegará en un buen momento de forma al decisivo Campeonato del Mundo, que se disputará en Linz Ottensheim (Austria), del 25 de agosto al 1 de septiembre. 

Si se cumplen los pronósticos Aina y Virginia deberían lograr una de las 11 plazas que el Mundial otorga para los Juegos Olímpicos de Tokio; de lo contrario tendrían aún una última opción en la regata de calificación mundial programada del 17 al 20 de mayo en Lucerna (Suiza), donde se otorgarán las dos últimas plazas -del total de 13- que obtendrán el pasaporte para Japón.

Alex Sigurbjornsson, Xavi y Pau Vela.

  

En esta misma modalidad, pero en categoría masculina, los hermanos tortosinos Pau y Xavi Vela Maggi buscarán su clasificación con la selección brasileña (disponen de la doble nacionalidad). También tendrán su opción en el Mundial y como último recurso, en el preolímpico.

Ambos ya estuvieron en Río’2016. Xavi lo hizo con la selección brasileña y Pau con la española en el dos sin timonel, al lado del también tortosino Alex Sigurbjornsson. Éste último sigue en activo pero ya no forma parte del combinado hispano, al estar más centrado en su formación laboral. 

Jordi Rodríguez, junto a David Carracedo.

También tiene opciones el tarraconense Jordi Rodríguez, quien este doming ofue cuarto en el Mundial sub23 de Sarasotta (Estados Unidos) con el doble scull junto a David Carracedo. Aspira a ser el primer remero del Reial Club Nàutic Tarragona en clasificarse para unos Juegos Olímpicos.

Rumbo fijo para las Munté

Además de los Vela otras dos hermanas, Carla y Marta Munté Carrasco, tiene su rumbo fijado en Tokio. Originarias de Sant Carles de la Ràpita y regatistas del Club Nàutic Cambrils, forman parte del equipo preolímpico español de la clase 49erFX de vela.
Sus opciones pasan sobre todo por el Mundial de Nueva Zelanda (del 29 de noviembre al 8 de diciembre), donde habrá seis plazas en juego -España debe ganársela aún-, o posteriormente por el preolímpico continental europeo, ya en 2020. 

La clasificación es por país, por lo que en caso de conseguirla España, las Munté se jugarían luego estar en Tokio junto con las parejas Tamara Echegoyen/Paula Barceló y Patricia Suarez/Nicole Van der Velde, en otro durísimo proceso de selección. 

Carla y Marta Munté.

Carla y Marta, con un exitoso pasado en la clase 29er en la que se proclamaron campeonas del mundo en 2014 y subcampeonas universales y de Europa en 2015, afrontan esta recta decisiva tras lograr el bronce sub23 en el Europeo en Weymouth (Inglaterra).

Las Munté quieren seguir el camino a otro regatista del Nàutic Cambrils, Jordi Xammar, barcelonés con raíces reusenses, ya clasificado para Tokio en la clase 470 con el vigués Nicolás Rodríguez (lo consiguieron al ser bronce en el Mundial de Aarus en 2018). Xammar ya estuvo en los Juegos de Rio’2016 con Joan Herp (fueron duodécimos).
 

Galimany, Castells y Sales, en atletismo

Quien acaricia la clasificación olímpica que la llevaría a sus primeros y soñados Juegos es la atleta Marta Galimany. Su plusmarca en el maratón, de 2 horas, 30 minutos y 15 segundos que registró en Rotterdam el 7 de abril de 2019, le permitirá estar en el Mundial de Doha (del 27 de septiembre al 6 de octubre) y dejó a la fondista de Valls a un solo paso de la mínima olímpica, de 2 horas, 29 minutos y 30 segundos.

Marta Galimany. FOTO: Alba Mariné

Sin embargo la consecución de la marca no es el único camino para estar en Tokio en maratón. Puede alcanzarse también ese objetivo vía ránking con la suma de otros factores como la carrera en la que se ha competido y la posición obtenida, aunque el crono es el baremo más determinante. 

Pueden clasificarse tres atletas por país, sin que ninguna española tenga aún la mínima. En el maratón masculino sí la tienen ya Hamid Ben Daoud, Javier Guerra y Dani Mateo. Galimany, con una meteórica progresión en la últimas temporadas, espera lograrla también.

Berta Castells. FOTO: Alfredo González

La obtención de la mínima resultará igualmente fundamental para Berta Castells. La lanzadora de martillo de Torredembarra busca sus cuartos Juegos Olímpicos, después de estar en Atenas, Pekín y Londres. 

Es la actual plusmarquista de la especialidad con una marca de 70.52 (lograda en Manresa en 2016), pero ni aún acercándose a su récord podría estar en Tokio. Una exigente marca, de 72,50 metros, ya la apartó de la cita de Rio en 2016.

Berta, de 35 años y con un total de quince títulos de campeona de España absoluta de martillo en su palmarés, va a intentarlo de nuevo en la que posiblemente sea su última tentativa a la gran cita deportiva.

Llorenç Sales.

También aspira a lograr la mínima en los 1.500 metros el atleta de la Galera Llorenç Sales. El mediofondista de la Unió Atlètica Montsià está a segundo y medio de los 3 minutos y 35 segundos que ha estipulado como mínima olímpica la Federación Internacional de Atletismo, aunque la mencionada vía del ránking es otra forma de acceso. 

De momento su primer objetivo es clasificarse para el Mundial de Doha de este verano; para acceder a los Juegos Olímpicos tendría hasta el 30 de junio de 2020. Ya tienen la mínima Adel Mechaal (la logró en la Diamond League de Lausana con 3.33.41) y Kevin López (en la misma prueba, con 3.34.83). Pueden acudir a Tokio'2020 como máximo tres atletas por país y prueba.

A Franquet se le complica

También busca su cuarta participación consecutiva en tiro Sònia Franquet, después de estar en Pekín, Londres y Río de Janeiro (diploma olímpico) en las modalidades de los 10 y 25 metros.

En esta ocasión la situación ha cambiado, y a la tiradora de Ascó su presencia en tierras niponas se le ha complicado muchísimo. De hecho ya está descartada en los 25 metros. Ha perdido todas las posibilidades, también la última que le quedaba, el Europeo de Loneto (Italia) para el que no está clasificada. Allí solo estará su compañera de la selección Mercedes Soto.

Sònia Franquet.

La única baza de Franquet son los 10 metros. Pero al estar ausente en la Copa del Mundo de Río de Janeiro que se celebrará el próximo mes de agosto, su única posibilidad para conseguir la plaza olímpica pasará por dos citas: el Europeo que se disputará a finales del mes de febrero del 2020, en Wroclaw (Polonia) y, en mayo, el preolímpico con las últimas  dos plazas en juego (o una). Más difícil será clasificarse en la modalidad mixta de equipos, donde tendría que clasificarse ella por la vía individual y también un componente masculino de la selección, hecho que de momento tampoco se ha producido. 

Sònia sufre problemas de adaptación tras cambiar de arma. Aunque vuelve a utilizar el mismo modelo que en los Juegos de Londres en aquella ocasión compitió con un dispositivo mecánico y ahora utiliza el electrónico. Ahora mismo se plantea la opción de volver a cambiar de pistola antes de afrontar las competiciones del Gran Premio de Munich e Insbruck, que le servirán de preparación para el decisivo reto del Mundial. 

Casas, en plena pugna

Más posibilidades tiene la pistard Helena Casas. La ciclista de Vila-seca está metida de lleno, junto con los componentes de la selección española, en la lucha por subir puestos en las distintas modalidades del ránking internacional. Ese sistema determina la clasificación olímpica que ya la llevó a los Juegos de Río en 2016.

Las pruebas más decisivas que tiene por delante Helena ahora mismo son: el Campeonato Europa de Holanda (16-20 octubre); las Copas del Mundo de Minsk (1-3 noviembre), Glasgow (8-10 de noviembre), Hong Kong (29 noviembre al 1 diciembre), Nueva Zelanda (6-8 diciembre), Australia (13-15 diciembre), Canadá (24-25 enero); y sobre todo el Campeonato Mundo de Alemania (26 febrero-1 marzo) que será la prueba que otorga más puntos.

Helena Casas.

En la velocidad por equipos, la vía por la que se clasificaron Helena Casas y Tania Calvo en 2016, España es ahora mismo duodécima en el ránking con 1.990 puntos, por los 2.310 de Ucrania que es octava. 

Un cambio muy importante con respecto a Rio es que las plazas no se asignarán ya con la limitación de un número máximo de países por continente, lo que favorece claramente a los países europeos como España.

Canales, sin límites

Elia Canales tiene como próximo reto clasificarse para los Juegos Olímpicos, después de hacer historia junto a Miguel Alvariño al ganar la Copa del Mundo por equipos mixtos de tiro con arco en Antalya (Turquía) por primera vez en la historia para España.

A pesar de su juventud (18 años) la deportista del Club de Tir amb Arc Constantí ya forma parte de la selección española absoluta, con la que ha acudido a distintos eventos internacionales. 

Elia Canales.

El equipo femenino español optará a una de las cuatro plazas olímpicas que habrá en juego en el preolímpico europeo, en mayo de 2020. 10 países europeos ya no podrán optar a estas plazas al tener a algún representante ya clasificado tras el Mundial. Si no lo consiguiera ahí la selección dispondría de una nueva oportunidad en el preolímpico mundial por equipos al mes siguiente, en junio.

Elia, que ya disputó los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2018 en Buenos Aires (Argentina) donde fue plata, se proclamó campeona de España absoluta el pasado fin de semana en Ávila. 

La última esperanza de Fabregat

Más complicado lo tiene Àngel Fabregat, que como Canales suspira por debutar en unos Juegos. Al tirador de la Sala Esgrima Amposta, ya sin opciones en la competición individual, le queda la posibilidad de estar en Tokio en la modalidad por equipos con la selección. 

Sin embargo la eliminación en la primera ronda en el pasado Mundial de Budapest ante Estonia, uno de sus más directos rivales, representa un serio obstáculo para el combinado hispano. 

Àngel Fabregat.

España ocupa en la actualidad el decimocuarto puesto en el ranking mundial y obtienen la clasificación olímpica los cuatro primeros y el país mejor posicionado del ranking de cada continente, siempre que estén entre el quinta y decimosexta posición. Son un total de ocho plazas y caso de que algún continente no tenga ningún equipo entre los 16 primeros, su vacante la ocuparía el equipo mejor clasificado del ranking mundial. La clasificación por equipos tiene, además, el premio de lograr tres plazas directas para la prueba individual.

A España le queda la disputa de las cinco pruebas de Copa Mundial: el 7 de diciembre en Berna (Suiza), el 10 de enero con la de Heidenheim (Alemania), el 9 de febrero en Vancouver (Canadá), el 20 de marzo en Buenos Aires (Argentina) y el Gran Prix Challenge SNCF Réseau de París el 20 de mayo. Pero donde mayores posibilidades puede tener el equipo español será en el preolímpico, el 18 de abril en Madrid.

Opciones intactas para Thiam

En boxeo el tarraconense Adrián Thiam es una de las principales bazas del equipo español para estar en los Juegos Olímpicos. El joven púgil tarraconense, que se proclamó campeón de España de 2018 en -64 kilos (superligeros), aspira a ser el representante nacional en este peso después de que Johann Orozco se haya pasado a profesionales. 

Adrián Thiam.

Los torneos clasificatorios sobre el ring determinarán la clasificación para Tokio. El continental se celebrará entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2020 en el Reino Unido (está pendiente de confirmar aún la sede y la fecha exactas). 

Los países que no hayan clasificado a deportistas en las diferentes categorías en los continentales, tendrán la ocasión de presentar a sus boxeadores a un torneo clasificatorio de carácter mundial que se celebrará en la misma ciudad de Tokio en mayo de 2020, dos meses antes de los Juegos.

El único tarraconense clasificado ya para Tokio'2020 es el atleta Gerard Descarrega, que tomará parte en los Juegos Paralimpicos.

Gerard Descarrega logra el título de España... ¡y el billete para los Juegos Paralímpicos!

Los 400 metros suponen siempre una carrera al límite. Una vuelta entera al tartán sin relajación alguna. Para Gerard Descarrega la complejidad se multiplica. Su ceguera obliga al reusense (25 años) a medir muy bien sus pasos al lado de Guille Rojo. Guille son sus ojos.

Temas

Comentarios

Lea También