Más de Deportes

Test de realidad en el Johan Cruyff

El Nàstic se prueba ante el Barça B, rival del mismo grupo en la Primera RFEF

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
El entrenador del Nàstic, Raúl Agné, durante un entrenamiento. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El entrenador del Nàstic, Raúl Agné, durante un entrenamiento. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Existe en el Nàstic un anhelo de esperanza con respecto al equipo, que mite indicaciones optimistas en esta pre-época, que ya cuenta con una duración demasiado larga, especialmente para los hinchas, que esperan los partidos oficiales con ansia. Lo más parecido a un examen con puntos en juego comparece esta tarde, ante un rival del mismo campeonato y en un escenario apetecible. El Nàstic se desplaza el estadio Johan Cruyff para medir su estado ante el Barça B y, de paso, empezar a habituarse a la exigencia de la Primera RFEF, un campeonato que se prevé complejo e igualado. Probablemente estamos ante el test de preparación más imponente para los granas, que esperan ofrecer una versión a la altura del partido.

Seguramente, el nuevo jefe, Raúl Agné, volverá a mezclar futbolistas en el diseño de los onces para mantener la acumulación de minutos, repartir protagonismo y acentuar el ritmo de juego en las piernas de sus chicos. Sin que el resultado se convierta en lo más importante, para el Nàstic la imagen resulta innegociable y alcanzar una victoria esta tarde serviría para alimentar el entusiasmo en sus aficionados, que desean volver al Nou Estadi para ser felices con su equipo. Agné trata de crear una escuadra reconocible y fiable y dispone de mimbres para ello. Le han ofrecido un plantel variado de recursos y plagado de jugadores importantes en la categoría de bronce. La pretemporada ha enseñado un Nàstic con aires de equipo protagonista y ambicioso.

El poder ofensivo

Agné ya conoce el potencial de sus componentes ofensivos. Cuenta el Nàstic con actores diferenciales en la zona ofensiva y además casi todos ellos de gran polivalencia. Han destacado dos puntas más referenciales como uno de los capitanes, Pedro Martín, de sobra conocido, y el recién llegado Pablo Fernández (Cornellà). Sus goles llenan de capacidad al equipo, aunque también el potencial para aportar en distintos registros del juego. El técnico espera a Edgar Hernández, dolido en la rodilla tras un golpe en el partido de entrenamiento ante la Pobla. El de Gavà disfrutará hoy de unos minutos para recuperar sensaciones y sumarse al abanico de posibilidades . Los bandas granas son valores seguros. Con Jannick Buyla, Carbia y Ballesteros como cabezas de cartel.

La derrota del miércoles ante el Valencia Mestalla no preocupa demasiado, sobre todo porque al Nàstic se le entendió esa carga de sesiones y partidos propia de la pretemporada y ante un rival más motivado. Es probable que esta tarde, en un escenario más apetecible, los de Agné recuperen el tono que han exhibido estas semanas, culminado en la victoria ante el Girona en el trofeo Ciutat de Tarragona. La presentación del equipo en casa resultó casi inmejorable.

Mientras, el Barça B de Sergi Barjuán se encuentra en ese proceso de transformación lógico en los filiales. Algunas de sus piezas importantes como Demir o Collado han mutado al primer equipo y el nuevo entrenador intenta cuadrar una plantilla talentosa. Ilaix Moriba sigue ejercitándose con el B, aunque no ha disputado ni un solo partido de preparación, con la renovación todavía paralizada. Barjuán, eso sí, puede arroparse en jugadores como Manaj, Mika, Nico o Baldé que comparten dinámica con los mayores, aunque se les espera en el filial.

Jutglà es una de las grandes adquisiciones del Barça B para esta nueva aventura en la Primera RFEF. Lo ha captado del Espanyol B y se trata de un futbolista que ya ha demostrado su capacidad en el filial blanquiazul. Los azulgranas cayeron ante el Girona en su último compromiso veraniego y quieren renovar sus resultados favorables en la visita de un Nàstic osado.

Temas

Comentarios

Lea También