Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Tickets asequibles para el derbi Reus-Nàstic

El Reus pone hoy a la venta las entradas para el partido ante el Nàstic. Los abonados no pagarán. El público general deberá abonar 20, 36 o 48 euros

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Dos aficionados del CF Reus retiran sus entradas en las taquillas del Estadi municipal. Foto: Alba Mariné

Dos aficionados del CF Reus retiran sus entradas en las taquillas del Estadi municipal. Foto: Alba Mariné

La carrera para adquirir una entrada de cara al derbi del próximo domingo 20 de noviembre en el Estadi ha empezado. El CF Reus anunció ayer, de forma oficial, el precio de los tickets para la cita, prevista para las 12.00 del mediodía, ante el Nàstic. Los abonados del club rojinegro han sido los grandes beneficiados de la política de precios. Podrán acceder al Estadi de forma gratuita, sólo presentando su carnet. Además también disfrutarán del privilegio de comprar  una entrada adicional  por abono. Necesitarán demostrar sus datos personales en el punto de venta anticipada.

Hace unas semanas se especulaba con que el derbi podría aprovecharse para convertirlo en jornada económica, aunque finalmente el Reus ha decidido premiar la fidelidad de sus socios e incluso ha preferido los precios cuerdos a los excesos económicos.

En cuanto a la lista de precios para el público en general se han diseñado tres tipos de apartados. Los adultos deberán pagar 20 euros por una entrada en gol o lateral, 36 euros en tribuna baja y 48 en tribuna alta. Mientras, el público juvenil, 10, 20 y 35 euros. El infantil abonará 5, 10 o 20. El anuncio se llevó a cabo ayer por la mañana, justo antes de iniciar la venta anticipada.

La tienda oficial de la entidad reusense, situada en el Centre Comercial El Pallol de Reus, en la planta baja, se convertirá en el punto de atención a aficionados y abonados a partir de esta misma tarde. Y es que habrá prioridad para los abonados, que serán los primeros en poder retirar sus tickets. En concreto esta tarde  de 16.00 horas a 20.00, y mañana sábado, de 10.00 a 20.00 horas, se atenderá a la petición de los socios. Ya, a partir del lunes 14, los aficionados en general tendrán la opción de comprar sus entradas en horario de oficina y en el mismo punto de venta. El Reus habilitará a varios trabajadores para intentar responder a la demanda de público y no caer en colapsos. 

Lo que parece casi seguro es que el Estadi presentará la mejor entrada de la temporada, con el lleno de 4.500 espectadores asegurado. Los precios que se han manejado se acercan a la normalidad a pesar de la importancia y el atractivo del partido, además de la fidelidad del abonado, que en este tipo de ocasiones no suele fallar en su localidad quincenal. Los precedentes también invitan al optimismo en este sentido. El aspecto del recinto siempre ha estado repleto de público el día de derbi

Con la venta anticipada, el Reus pretende evitar las colas que se pueden generar en los accesos al Estadi el día del partido. Además, la situación del nuevo punto de venta, en el centro neurálgico de la ciudad, puede facilitar las cosas al público.

El número del Nàstic

Mientras, el Nàstic manejará un total de 355 entradas para sus aficionados, que se colocarán en la zona de lateral reservada para los hinchas visitantes. De esas 355, 100 forman parte de la Asociación de Aficiones Unidas y tendrán un coste de 15 euros. El resto se pondrán a la venta al mismo precio estipulado por el Reus, 20 euros.

El Nàstic suele desplazar a  una gran cantidad de adeptos cada vez que juega en el estadio reusense y en esta ocasión no va  a ser una excepción. Eso sí, el número de entradas que se han destinado resulta menor que en las anteriores temporadas, con los dos equipos en Segunda B, en una esfera menor a la que viven actualmente.

Las dos entidades esperan que la convivencia entre las dos aficiones mantenga la paz  que ha reinado en ediciones más recientes del derbi, salvo casos excepcionales. La comunión ha resultado educada casi siempre. Es por eso que se van a evitar declaraciones altisonantes desde los dos lados durante la semana previa. Incluso parece que la colaboración entre los estamentos de los dos clubs está alcanzan niveles muy correctos. De hecho se esperaba que las dos directivas se encontraran en la tradicional comida de dirigentes que se celebra en el fútbol profesional, aunque el horario del derbi, a las 12.00 del mediodía, ha modificado los planes iniciales.

Ajenos al ruido

Mientras, los dos equipos siguen preparando sus compromisos del fin de semana bajo una rutina normal, alejados del ruido que empieza a generar un derbi de estas características, el primero de la historia en la categoría de plata. Es más, los clubs quieren esquivar los excesos mediáticos de la próxima semana, aunque la expectación que va a provocar el partido lo va a hacer complicado.

El aperitivo del derbi ya ha arrancado, un partido histórico que va a presentar alicientes por todos los lados. Mientras, Reus y Nàstic deben solucionar los deberes de este fin de semana. En situaciones distintas, pero con un mismo objetivo; llegar al gran duelo en un estado emocional positivo. Sólo con una victoria previa pueden conseguirlo

La carrera para adquirir una entrada de cara al derbi del próximo domingo 20 de noviembre en el Estadi ha empezado. El CF Reus anunció ayer, de forma oficial, el precio de los tickets para la cita, prevista para las 12.00 del mediodía, ante el Nàstic. Los abonados del club rojinegro han sido los grandes beneficiados de la política de precios. Podrán acceder al Estadi de forma gratuita, sólo presentando su carnet. Además también disfrutarán del privilegio de comprar  una entrada adicional  por abono. Necesitarán demostrar sus datos personales en el punto de venta anticipada.
Hace unas semanas se especulaba con que el derbi podría aprovecharse para convertirlo en jornada económica, aunque finalmente el Reus ha decidido premiar la fidelidad de sus socios e incluso ha preferido los precios cuerdos a los excesos económicos.
En cuanto a la lista de precios para el público en general se han diseñado tres tipos de apartados. Los adultos deberán pagar 20 euros por una entrada en gol o lateral, 36 euros en tribuna baja y 48 en tribuna alta. Mientras, el público juvenil, 10, 20 y 35 euros. El infantil abonará 5, 10 o 20. El anuncio se llevó a cabo ayer por la mañana, justo antes de iniciar la venta anticipada.
La tienda oficial de la entidad reusense, situada en el Centre Comercial El Pallol de Reus, en la planta baja, se convertirá en el punto de atención a aficionados y abonados a partir de esta misma tarde. Y es que habrá prioridad para los abonados, que serán los primeros en poder retirar sus tickets. En concreto esta tarde  de 16.00 horas a 20.00, y mañana sábado, de 10.00 a 20.00 horas, se atenderá a la petición de los socios. Ya, a partir del lunes 14, los aficionados en general tendrán la opción de comprar sus entradas en horario de oficina y en el mismo punto de venta. El Reus habilitará a varios trabajadores para intentar responder a la demanda de público y no caer en colapsos. 
Lo que parece casi seguro es que el Estadi presentará la mejor entrada de la temporada, con el lleno de 4.500 espectadores asegurado. Los precios que se han manejado se acercan a la normalidad a pesar de la importancia y el atractivo del partido, además de la fidelidad del abonado, que en este tipo de ocasiones no suele fallar en su localidad quincenal. Los precedentes también invitan al optimismo en este sentido. El aspecto del recinto siempre ha estado repleto de público el día de derbi
Con la venta anticipada, el Reus pretende evitar las colas que se pueden generar en los accesos al Estadi el día del partido. Además, la situación del nuevo punto de venta, en el centro neurálgico de la ciudad, puede facilitar las cosas al público.
El número del Nàstic
Mientras, el Nàstic manejará un total de 355 entradas para sus aficionados, que se colocarán en la zona de lateral reservada para los hinchas visitantes. De esas 355, 100 forman parte de la Asociación de Aficiones Unidas y tendrán un coste de 15 euros. El resto se pondrán a la venta al mismo precio estipulado por el Reus, 20 euros.
El Nàstic suele desplazar a  una gran cantidad de adeptos cada vez que juega en el estadio reusense y en esta ocasión no va  a ser una excepción. Eso sí, el número de entradas que se han destinado resulta menor que en las anteriores temporadas, con los dos equipos en Segunda B, en una esfera menor a la que viven actualmente.
Las dos entidades esperan que la convivencia entre las dos aficiones mantenga la paz  que ha reinado en ediciones más recientes del derbi, salvo casos excepcionales. La comunión ha resultado educada casi siempre. Es por eso que se van a evitar declaraciones altisonantes desde los dos lados durante la semana previa. Incluso parece que la colaboración entre los estamentos de los dos clubs está alcanzan niveles muy correctos. De hecho se esperaba que las dos directivas se encontraran en la tradicional comida de dirigentes que se celebra en el fútbol profesional, aunque el horario del derbi, a las 12.00 del mediodía, ha modificado los planes iniciales.
Ajenos al ruido
Mientras, los dos equipos siguen preparando sus compromisos del fin de semana bajo una rutina normal, alejados del ruido que empieza a generar un derbi de estas características, el primero de la historia en la categoría de plata. Es más, los clubs quieren esquivar los excesos mediáticos de la próxima semana, aunque la expectación que va a provocar el partido lo va a hacer complicado.
El aperitivo del derbi ya ha arrancado, un partido histórico que va a presentar alicientes por todos los lados. Mientras, Reus y Nàstic deben solucionar los deberes de este fin de semana. En situaciones distintas, pero con un mismo objetivo; llegar al gran duelo en un estado emocional positivo. Sólo con una victoria previa pueden conseguirlo

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También