Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Deportes El año pasado, el ebrense logró el triplete con su equipo

Toni Gerona colecciona títulos con el El-Jaish

Esta temporada, el entrenador tortosino ha ganado la Liga y la Copa de Qatar

V.Maigí

Whatsapp
En la imagen el entrenador tortosino Toni Gerona, con el trofeo de la Liga de Qatar

En la imagen el entrenador tortosino Toni Gerona, con el trofeo de la Liga de Qatar

Toni Gerona colecciona títulos con el El-Jaish

Toni Gerona colecciona títulos con el El-Jaish

Toni Gerona (Tortosa, 43 años) acaba de cumplir la segunda temporada al frente del El-Jaish de Doha y, como sucedió con la primera, ha vuelto a firmar éxitos destacados. El año pasado, Toni y sus pupilos ganaron las tres competiciones que disputaron: la Liga y la Copa de Qatar y la Copa del Emir, siendo la primera vez en la historia que un equipo conseguía el pleno de títulos. En esta ocasión, el bloque del entrenador de la capital del Baix Ebre no ha conseguido el triplete, pero ha demostrado su calidad llevándose la Liga y la Copa de Qatar: «volver a ganar estos títulos ha servido para reafirmar el buen trabajo que ya empezamos la campaña pasada. Más allá de esto, estoy muy contento y satisfecho del proceso que hemos seguido para lograrlos, del día a día. Esta temporada, el grupo ha mostrado más madurez, está  más trabajado». 

Toni y su equipo han logrado registros como ser el conjunto más goleador y el menos goleado de la liga. La temporada pasada jugaron 27 partidos entre todas la competiciones con un balance de 26 triunfos y un empate, y este año han disputado 37 encuentros con 32 victorias y cinco derrotas. Toni destaca «la evolución respecto a la mentalidad de entrenamiento. Hemos logrado que en el trabajo diario haya concentración, intensidad e ilusión en las sesiones preparatorias, y esto se acaba transmitiendo en la pista». 

El El-Jaish se ha llevado dos trofeos y en los otros dos en los que ha tomado parte ha sido segundo: «en la Copa del Emir y la Copa de Asia perdimos en la final; en la primera de estas competiciones sólo hay tres partidos y caímos en la final en la prórroga, en un encuentro al que llegamos tras una semifinal con mucho desgaste. A eso se le unieron los problemas de lesiones que hemos sufrido en la parte final de la temporada, y no pudimos ganar». Por otro lado, en la Copa de Asia, Toni explica que «la final fue más un partido de rugby que de balonmano y, además, nosotros no estuvimos muy acertados, así que perdimos 23-21. Esta espina la tengo clava y espero ganar la competición el año que viene». 

La plantilla

A cerca de la plantilla de la que ha dispuesto, él mismo explica que «el principal problema de este año ha sido la variación en la composición de la temporada, que nos ha obligado a ‘reconstruir’ el equipo varias veces. Hay que tener en cuenta que allí la selección es quien tiene todo el protagonismo y todas las facilidades durante la campaña, de manera que algunos jugadores desaparecieron durante tres meses para estar con el combinado nacional y preparar el Mundial. Entonces tienes que seguir trabajando con el resto, reestructurando el grupo y adaptándote a los cambios». El técnico ebrense sigue diciendo que «cuando estos jugadores vuelven , es como volver a construir el equipo. Si a esto le sumas lesiones graves que hemos tenido, como el accidente de coche de Rafa Capote o la rotura de brazo de un jugador durante el Mundial, todo son aspectos que te perjudican». 

Una vez terminada esta temporada, tocará pensar en la próxima, y es que Toni tiene firmada la campaña que viene y, si ninguna de las dos partes comunica lo contrario antes de abril de 2018, seguiría un año más, hasta junio de 2019, «pero ya veremos como va todo durante la temporada que viene». El tortosino está a gusto en un país que fue subcampeón del Mundial 2015, hecho que «dio mucha relevancia a esta disciplina deportiva allí. A pesar de todo, la gente va muy poco a ver deporte a los campos y las pistas, únicamente en partidos muy importantes o finales; en caso contrario, lo miran por la televisión». 

La familia

Deporte a parte, Toni está en Qatar con su mujer: «es importante tener a alguien con quien desconectar y, por supuesto, que te apoye en los momentos complicados». El tiempo que llegan en Qatar,  la esposa del técnico del Baix Ebre ha estado dando clases  de tutoring, enseñando inglés y castellano, tanto a qatarís como a gentes de otros países a nivel particular, y el próximo año comenzará a trabajar como profesora en una escuela internacional, el SEK, que tiene centros por todo el mundo. 

Toni y su mujer residen en la zona que se llama La Perla, donde principalmente viven muchos europeos y americanos. El ebrense confiesa que «lo que más me gusta es la calidad de vida que tenemos, con tiempo para hacer lo que nos gusta. Además, hay que valorar lo que supone al cambio cultural de vivir en un país tan diferentes y relacionarte con gente de todo el mundo». Por el contrario, «lo peor sería el tiempo que hace desde abril hasta octubre; podemos llegar a los 50 grados».

Cuando no está inmerso en el mundo del balonmano, Toni aprovecha para «hacer deporte, ya sea corriendo, jugando a tenis o nadando, además de leer y escuchar música». 

Un campus con su nombre

n Este verano, el Centre d’EsportsTortosa organizará de nuevo el Campus que lleva el nombre de Toni Gerona: «estoy muy contento que quieran seguir con la iniciativa; Nil y David y el resto de personas del club están trabajando muy bien en la promoción y tecnificación de nuestro deporte y es un orgullo que piensan que les puedo ayudar». Toni sigue diciendo que «ellos se encargan de todo y tienen todo el mérito de que el campus sea un éxito año tras años y, si yo puedo aportar alguna cosa a que esto siga siendo así, pues muy satisfecho de poder hacerlo».

Temas

Comentarios

Lea También