Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL AMERICANO

Tres americanos, un finlandés y un alemán comparten aventura en Reus Imperials

Tobias Fuchs, Henri Laine, Brady Huber, Chris Smallwood, y Nate Stephens son los cinco refuerzos foráneos del equipo. Compaginan pasión y experiencia vital como reusenses adoptados

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Los cinco fichajes extranjeros de Reus Imperials posan para el 'Diari'. Foto: Alfredo González

Los cinco fichajes extranjeros de Reus Imperials posan para el 'Diari'. Foto: Alfredo González

Bart Iaccarino, el estratega de Imperials, rastreó todos los rincones del mercado. Se agotó de vídeos a través de la red cibernético para elegir a sus fichajes internacionales. Escogió cinco. Cinco entusiastas talentos que habían subido a internat sus virtudes en el campo para convencer a cualquier coach del continente. Es el caso del alemán Tobias Fuchs, del finlandés Henri Lane y de los americanos Brady Huber, Cris Smallwood y Nate Sthepens, los cinco ganxets adoptados que viven su particular aventura vital en los Imperials, ese club fetiche del fútbol americano nacional. Los estadounidenses sufren esa regla que permanece en su país. El jugador que no puede accerder al mundo profesional queda cortado.

Los cinco precisan convivir casi las 24 horas del día. La oferta que pone encima de la mesa Imperials está muy alejada de la abundancia económica. Se ofrece alojamiento y comida en colaboración con establecimientos céntricos de la ciudad. El gimnasio por las mañanas y el entrenamiento a última hora de la tarde componen la rutina de los chicos, que esperan deseosos la época de sol y playa en la Costa Daurada. Para ellos se trata de una especie de vacaciones en las que además pueden ejercer como jugadores semi-profesionales. El idioma no no resulta una barrera infranqueable. Bart, el míster y jefe del proyecto reusense, habla perfectamente el inglés, aunque desde el club se apoya cualquier iniciativa para que sus fichajes internaciones se integren a través del catalán o del castellano. A Bart le cuesta poco convencer a los chicos. Su discurso se arropa en la claridad. No promete imposibles y sí progreso deportivo en una propuesta ambiciosa. El coach del equipo reusense se ocupa de cada detalle en la adaptación de los fichajes, también con la colaboración de Jaume, un presidente cercano, interactivo con la plantilla y detallista con esos equipos inferiores que, poco a poco, va construyendo Imperials. «Durante las primeras semanas estamos pendientes de ellos porque puede surgir cualquier problema. Luego les dejamos su espacio, porque lo necesitan», reafirma Bart.

Un Game Day espectacular

Los esfuerzos de Imperials para captar la atención del público resultan asombrosos. Sólo hace falta fijarse en el espectáculo que el club monta durante los días de partido, en su casa de Mas Tallapedra. Reus Imperials puede llegar a reunir a unas 300 personas de público, cifra admirable en el fútbol americano estatal. Las cheerleaders del club y todo el montaje musical que se ha adaptado alrededor del partido hace muy atractiva la cita. Incluso se ha adaptado un Facebook Live para que los aficionados puedan seguir los partidos a través de la plataforma.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También