Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un Levante imponente

Los de Juan Muñiz visitan el Nou Estadi como líderes de la categoría e imbatidos. Los valencianos han conseguido comenzar muy enchufados

Juanfran Moreno

Whatsapp
El Levante de Juan Muñiz ha iniciado el campeonato liguero de forma intratable tras estas dos primeras jornadas.  Foto: UD Levante

El Levante de Juan Muñiz ha iniciado el campeonato liguero de forma intratable tras estas dos primeras jornadas. Foto: UD Levante

El Nàstic afronta su tercer partido liguero con el objetivo de sumar la primera victoria de la temporada. Enfrente no habrá un cualquiera. Algo que por otra parte será redundante este curso. El recién descendido Levante será el segundo conjunto que visite el Nou Estadi. El hecho de haber sido equipo de Primera la pasada campaña no siempre es sinónimo de superioridad. Getafe y Rayo no saben lo que es ganar todavía en estas dos primeras jornadas. Sin embargo, en tierras valencianas es otro cantar. Dos partidos, dos victorias. El único equipo de Segunda que cuenta con seis puntos de seis posibles en su casillero. Imbatido y líder en solitario.

Un bloque remodelado

El equipo ha sufrido una dura remodelación. Un lavado de cara de los que sirven para enterrar el pasado. Pedro López, Morales, Toño, Iván López, Rubén García, Lerma, Casadesús y Verza son los únicos supervivientes de la temporada pasada. Aquellos que saborearon el amargo sabor del descenso. Muchos son los nuevos nombres que han llegado con el objetivo de recuperar lo perdido. La mayoría de los llegados tienen un pasaporte en la zona noble de los nombres importantes de la categoría. Natxo Insa, Roger Martí o Espinosa son algunos de los fichajes de relumbrón que ha cerrado el club valenciano. De momento sus actuaciones atienden al valor de su llegada. Roger Martí dio la victoria en la pasada jornada ante el Alcorcón con dos goles que sellaron el dos a cero en el marcador.

El encargado de dirigir a un equipo confeccionado para ascender es Juan Muñiz. Entrenador de Racing de Santander, Málaga y Alcorcón, su último equipo la pasada temporada, entre otros.

Dos esquemas predilectos

Su idea de juego es ofensiva y siempre combina dos sistemas a lo largo de las temporadas. El 1-4-4-2 y el 1-4-2-3-1 son los dos esquemas predilectos en su librillo táctico. En el Alcorcón la temporada pasada fue alternándolos. En el Levante en sus dos primeras jornadas como técnico del conjunto valenciano ya ha utilizado ambos sistemas, uno en cada partido. En el estreno liguero ante el Numancia utilizó el 1-4-4-2 con Martins y Roger Martí formando una doble lanza de ataque. Ante el Alcorcón, Espinosa regresó a la mediapunta y Jason saltó al once inicial dejando a Rafael Martins en el banco y en consecuencia variando el esquema a un 1-4-2-3-1. Los dos resultados no pudieron ser más satisfactorios. El Levante todavía no sabe lo que es encajar un solo tanto en contra en 180 minutos y en la zona ofensiva ve como hombres como Espinosa o Roger marcan las diferencias, sin olvidar a Morales, un jugador de categoría superior, como acreditan sus siete goles y seis asistencias logradas en la pasada campaña con el club valenciano.

El Nàstic tendrá que salir con el cuchillo entre los dientes. Su fluidez ofensiva debe mejorar considerablemente. En defensa los fallos vividos en la primera parte ante el Lugo de la primera jornada deben permanecer en el pasado. El Levante no perdonará.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También