Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Un año más con el mago

Vítor Silva está muy cerca de cerrar su renovación con el Reus por una temporada. Cumplirá su quinto curso de rojinegro. Ya es icono del club

Marc Libiano

Whatsapp
Vítor Silva conduce un balón. Foto: Alfredo González

Vítor Silva conduce un balón. Foto: Alfredo González

El idilio de Vítor Silva (Penafiel, 1984) con el CF Reus va a disponer de continuidad la próxima temporada. El enganche portugués se encuentra muy cerca de cerrar el acuerdo con el club para prolongar su lazo una temporada más y seguir ejerciendo como voz autorizada del vestuario. Se trata de uno de los cuatro capitanes que han liderado la buena trayectoria del Reus en su época dorada. Vítor ha colaborado con liderazgo y un fútbol de otra galaxia, siempre que su rodilla se lo ha permitido.

Meses antes de poner el punto y final al último viaje en Segunda División, el máximo accionista, Joan Oliver, ya declaró con rotundidad las intenciones del club entorno al futuro del luso. “Con Vítor haremos lo que él quiera”. Se trata de un icono para la planta noble, de esos futbolistas con ángel, especiales, diferentes sobre el césped. Mediapunta diferencial en el juego combinativo. Cuando Vítor se ha expresado a un 70 por ciento de su mejor nivel, el fútbol del Reus ha alcanzado otra dimensión en ataque.

Vítor ha coronado 96 partidos en sus cuatro temporadas como actor principal del proyecto del CF Reus. Se trata de uno de esos futbolistas que sobreviven al tiempo. Pertenece, como Fran Carbia, Edgar Hernández o Edgar Badia, a la vieja guardia que inició el proyecto desde el minuto uno. Los registros se asocian continuamente con el éxito. Ascenso y consolidación en el fútbol profesional.

Sólo los problemas físicos han maniatado la hoja de servicios del enganche, que se ha ganado la estima de los hinchas hablando, sólo ofreciendo sus brotes de calidad sobre el campo. Su lesión en la rodilla no le impide actuar, aunque necesita hacerlo todavía con síntomas de dolor. En algunos instantes ha sacrificado su salud para poder ejercer ese oficio que tanto le apasiona. Se llama fútbol. Vítor ha resistido a la amenaza de la retirada por que mantiene intacto el entusiasmo. Su afán por ayudar al Reus ha prevalecido.

Blindado en centro del campo

Con Vítor en el eje de operaciones, el centro del campo del Reus queda blindado. Las posiciones interiores siguen ocupadas por Gus Ledes y Juan Domínguez, con contrato en vigor. Tito Ortiz ya dispone de una propuesta de renovación encima de la mesa y existe cierto optimismo en cuanto a su futuro. La situación de Àlex Carbonell resulta más compleja. El Barça B se ha propuesto la opción de recuperarle, aunque debería ejercer la recompra que mantiene como derecho de tanteo en el contrato del centrocampista. El Reus, en este caso, cobraría por la marcha del jugador.

La línea de mediocampistas se ha convertido en la más fiable con respecto al futuro plan del club. No aparecen urgencias de mercado. Sí las hay en la zaga, con las salidas de Miramón y Pichu y Migue García y en la ofensiva. Ya se ha despedido Máyor y habrá más bajas. El trabajo en los despachos va a resultar agotador.

Temas

Comentarios

Lea También