Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Un buen central lo es en Primera, Segunda y Segunda B"

Entrevista a Pablo Íñiguez, nuevo defensa del CF Reus

Iñaki Delaurens

Whatsapp
El nuevo defensa del conjunto rojinegro, en las instalaciones del club reusense. Foto: Alfredo González

El nuevo defensa del conjunto rojinegro, en las instalaciones del club reusense. Foto: Alfredo González

Pablo Íñiguez (Valencia, 1994) es un defensa central con experiencia en Segunda División que llegó a debutar en Primera con el Villarreal. Tras muchos años en el club amarillo, ha fichado por el Reus para ayudar a crecer al equipo y seguir evolucionando en su aventura futbolística.

- ¿Por qué decidió fichar por el CF Reus?
-Ya había habido contactos con el Reus otras temporadas y vi que apostaron fuerte para que viniera. Me hizo ilusión porque sabía que es un equipo con ganas de crecer, que juega bien al fútbol. Me identifico con su estilo, quiere ser protagonista y dominador del balón. No espera a la hora de defender, sino que va a buscar al rival para robarle el balón y tenerlo más tiempo. 

- ¿Es difícil salir de un club después de tantos años?
- Sí, porque para mi el Villarreal es mi casa futbolística. Me han educado como jugador y persona. Entré en la escuela del Villarreal a los once años y ahora tengo 23. Eso es más de media vida ahí. Todos los recuerdos del fútbol son del Villarreal, mil compañeros y entrenadores.  

- La temporada pasada jugó cedido en el Rayo.
- Fue una campaña complicada. La pretemporada fue buenísima, tenía muy buenas sensaciones, sintiéndome bien tanto físicamente como en todos los aspectos del juego. Jugué el primer partido y sufrí una lesión muy rara, en el isquio estirando con el fisio. 

- ¿Qué fue?
- Lo que en principio parecía una lesión leve me afectó al tendón del isquio, se complicó y entre una cosa y otra estuve tres meses hasta volver a entrenar. Eso fue un lastre porque perdí tres meses, luego coger la forma, volver a entrar en el equipo con un cambio de míster fue más difícil.

- ¿Pero al final volvió a jugar?
- Con Míchel pude participar en varios partidos encontrándome bien, que no fue nada fácil después de ocho meses sin jugar. Para mi fue importante acabar jugando. 

Soy un defensa con paciencia en la salida de balón y siempre busco el mejor pase

- Llega a un Reus al que le costó encajar el año pasado.
- Tanto el año pasado como el anterior en Segunda B. No sólo juega bien con balón, sino que la clave en una categoría como en Segunda es defender bien. Para mi el fútbol de un equipo se construye desde la zaga. Parte de la defensa es defender con balón, saber tenerlo y qué hacer con él. Esta es la clave del Reus, no sólo como defiende con la pelota sino como lo hace sin ella.  

- Defínase como futbolista.
- Ahora juego de central pero desde los 13 hasta los 19 años he jugado de medio defensivo. En las inferiores de las selección española siempre he jugador de pivote. Me gusta tener paciencia en la salida de balón, asociarme con los compañeros, buscar siempre el mejor pase. 

- ¿En quién se fija?
- Siempre me ha gustado Piqué desde que empezó a jugar en el Barça me he fijado mucho en él. Lucio en el Bayern de Múnich era un central que me encantaba. Y el que más cerca he tenido y me parece un auténtico jugadorazo es Mateo Musacchio, que ha fichado por el Milán y seguro que va a hacer un temporadón. 

Uno de mis ídolos es Mateo Musacchio, lo  he tenido cerca y me parece un jugadorazo

- El objetivo primordial es la permanencia.
- Siempre hay que ser humilde y tener ese objetivo. Lo primero de todo siempre es intentar salvarse, pero antes de eso tenemos que pensar en el día a día. Eso va a ser lo que nos dé el oxígeno, las piernas y la fuerza para empezar la temporada fuerte. 

- ¿Cómo tiene que ser un buen central en Segunda?
- Un buen central es un buen central en Primera, en Segunda y en Segunda B. Al final es ir creciendo y adaptándose. Es la posición que más desgaste mental exige. Hay  que colocar bien al equipo y en nuestro caso con el balón ser valientes, superar líneas, ser contundentes, ayudar lateral para las coberturas, dominar el juego aéreo, etc. 

- Olmo y Atienza son una dura competencia.
- Trabajo y aprendo de ellos dos. Son dos centrales mayores que yo con mucha experiencia e importantes para el equipo. Si el Reus ha apostado por mi puedo ser una alternativa a ellos dos. Lo más importante es que juegue quien juegue sume, tenga las ideas claras y aporte al equipo a partir de ahí seguro que todos tendremos nuestro momento y podremos crecer juntos. 

Temas

Comentarios

Lea También