Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un entrenador de Tarragona se ofrece para dirigir al Chapecoense

Mario Reig, un trotamundos amigo del futbolista fallecido Cléber Santana, se ha puesto a disposición del club brasileño

Raúl Cosano

Whatsapp
Mario Reig Leffler (Tarragona, 1965), durante una sesión como técnico en Alemania, donde reside.  Foto: DT

Mario Reig Leffler (Tarragona, 1965), durante una sesión como técnico en Alemania, donde reside. Foto: DT

Mario Reig Leffler ve por televisión el Barça-Espanyol en Twist (Alemania), el pueblo de la Baja Sajonia donde reside ahora, cerca de la frontera con Holanda. Desde allí, este entrenador trotamundos nacido en Tarragona y ahora en paro espera noticias de cualquier equipo del mundo que se haga con sus servicios. 
Uno de los clubes a los que aspira es especial, distinto, de actualidad por dramáticos motivos, el Chapecoense. El vuelo que transportaba a toda la comitiva brasileña hasta Medellín (Colombia) para disputar la ida de la final de la Copa Sudamericana se estrelló a pocos kilómetros del destino. Murieron 71 de los 77 ocupantes, entre ellos 22 futbolistas, el presidente, el entrenador y casi todo el cuerpo técnico. 
«Mi agente se puso en contacto con el club y ofreció mi trabajo. Nos lo agradecieron y nos dijeron que quedaba constancia de la petición», cuenta Mario Reig, uno de los diversos entrenadores que se han ofrecido, en un gesto solidario. «Consideré que era una manera de mostrar mi apoyo. Realmente, con una manutención para vivir hubiera sido suficiente. En estos casos, lo de menos es el sueldo», admite. 
No es el único míster que se ha puesto a disposición. El legendario jugador colombiano Leonel Álvarez también se ofreció a dirigir al equipo brasileño seis meses y sin cobrar. «Es difícil que se dé, porque parece que la Federación Brasileña tiene elegido a alguien para el puesto», reconoce Reig. Los dirigentes de la entidad parecen convencidos en contratar a Vagner Mancini, que sustituiría a Caio Júnior, el entrenador fallecido en el accidente. 
La ola de beneficencia en todo el fútbol internacional aún no se ha detenido. «Siempre que pasa una desgracia así hay una repercusión tremenda. Creo que siempre hay que apoyar», cuenta el entrenador, que nació en Tarragona aunque se crió entre Palma de Mallorca y Alemania. Sin embargo, mantiene vínculos con Tarragona y Reus, donde tiene familia y regresa con asiduidad. 
Mario, de fuertes creencias religiosas, tiene un motivo más para haber brindado su solidaridad. «Era amigo de Cléber Santana. Le conocía de cuando estuvo en el Mallorca y luego en el Atlético de Madrid coincidí cuando fuimos a ver los sistemas de entrenamiento. Congeniamos bastante bien». Santana, que además de jugar en España militó en equipos de tanto renombre como el Santos, el Sao Paulo o el Flamengo, fue uno de los futbolistas fallecidos en el accidente. 
Reig, de extenso y cosmopolita currículum balompédico, cree que puede aportar sus conocimientos al deporte brasileño: «Conozco el fútbol alemán, mucho más físico, y también el español, con más técnica y táctica. En algunos países sudamericanos o de Centroamérica el fútbol es básicamente técnica pero les falta táctica y disciplina en algunos conceptos, además de velocidad».
Mario Reig Leffler ve por televisión el Barça-Espanyol en Twist (Alemania), el pueblo de la Baja Sajonia donde reside ahora, cerca de la frontera con Holanda. Desde allí, este entrenador trotamundos nacido en Tarragona y ahora en paro espera noticias de cualquier equipo del mundo que se haga con sus servicios. 
Uno de los clubes a los que aspira es especial, distinto, de actualidad por dramáticos motivos, el Chapecoense. El vuelo que transportaba a toda la comitiva brasileña hasta Medellín (Colombia) para disputar la ida de la final de la Copa Sudamericana se estrelló a pocos kilómetros del destino. Murieron 71 de los 77 ocupantes, entre ellos 22 futbolistas, el presidente, el entrenador y casi todo el cuerpo técnico. 
«Mi agente se puso en contacto con el club y ofreció mi trabajo. Nos lo agradecieron y nos dijeron que quedaba constancia de la petición», cuenta Mario Reig, uno de los diversos entrenadores que se han ofrecido, en un gesto solidario. «Consideré que era una manera de mostrar mi apoyo. Realmente, con una manutención para vivir hubiera sido suficiente. En estos casos, lo de menos es el sueldo», admite. 
No es el único míster que se ha puesto a disposición. El legendario jugador colombiano Leonel Álvarez también se ofreció a dirigir al equipo brasileño seis meses y sin cobrar. «Es difícil que se dé, porque parece que la Federación Brasileña tiene elegido a alguien para el puesto», reconoce Reig. Los dirigentes de la entidad parecen convencidos en contratar a Vagner Mancini, que sustituiría a Caio Júnior, el entrenador fallecido en el accidente. 
La ola de beneficencia en todo el fútbol internacional aún no se ha detenido. «Siempre que pasa una desgracia así hay una repercusión tremenda. Creo que siempre hay que apoyar», cuenta el entrenador, que nació en Tarragona aunque se crió entre Palma de Mallorca y Alemania. Sin embargo, mantiene vínculos con Tarragona y Reus, donde tiene familia y regresa con asiduidad. 
Mario, de fuertes creencias religiosas, tiene un motivo más para haber brindado su solidaridad. «Era amigo de Cléber Santana. Le conocía de cuando estuvo en el Mallorca y luego en el Atlético de Madrid coincidí cuando fuimos a ver los sistemas de entrenamiento. Congeniamos bastante bien». Santana, que además de jugar en España militó en equipos de tanto renombre como el Santos, el Sao Paulo o el Flamengo, fue uno de los futbolistas fallecidos en el accidente. Reig añade: "Creo en Dios y creo que en estos momentos difíciles en el mundo del fútbol se puede arrimar el hombro". 
Reig, de extenso y cosmopolita currículum balompédico, cree que puede aportar sus conocimientos al deporte brasileño: «Conozco el fútbol alemán, mucho más físico, y también el español, con más técnica y táctica. En algunos países sudamericanos o de Centroamérica el fútbol es básicamente técnica pero les falta táctica y disciplina en algunos conceptos, además de velocidad».
Mario, un míster globalizado, ha rechazado recientemente dos ofertas. Hace una semana dijo 'no' a un equipo de Ghana y hace dos meses no aceptó la propuesta de un club de Chipre. 

 

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También