Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un gol de Rubén Enri le da al CF Reus B su primer derbi en Tercera

La Pobla cayó por 0-1 ante el gol de Rubén Enri a pase de Jordi Oribe

Juanfran Moreno

Whatsapp
El CF Reus en una clara ocasión de gol durante el partido de ayer. FOTO: Alfredo González

El CF Reus en una clara ocasión de gol durante el partido de ayer. FOTO: Alfredo González

El CF Reus B se ha convertido en un equipo repleto de madurez porque el contexto le ha obligado a ello. Donde otros atisban vértigo, él ve sosiego. Contra la Pobla reflejó que su estado de ánimo se ha instalado en una especie de rutina agónica en la que no importa el desenlace, ya escrito, sino el camino. Un trazado en el que están dejando pinceladas de talento y competitividad  como si no hubiera un mañana, en realidad no lo hay, o al menos no lo parece de rojinegros.

El derbi cayó de lado reusense gracias a un solitario gol de Ruben Enri a pase de Jordi Oribe. No es casualidad que sus dos futbolistas más diferenciales participarán en el único tanto del partido. Los dos están para cotas más altas y parece que el inmediato les va a llevar a ello. El único gol del partido permitió reventar la historia entre los filiales, ya que los rojinegros consiguieron ganar su primer derbi ante la Pobla en Tercera División.

El filial grana volvió a pecar de lo que siempre peca, la falta de gol. Es un equipo con capacidad para generar, que manda mediante el balón, pero que en los metros finales no tiene maldad. Presenta los mismos rasgos que el primer equipo, como el hermano pequeño que adquiere vicios del primogénito simplemente por defecto.

La ocasión más clara de la primera mitad para los locales la tuvo Sergio Montero, quien volvió a dejar claro que es el jugador más diferencial de esta Pobla. Otro futbolista que el Nàstic tiene que tener claramente apuntado para su temporada que viene en 2ªB. Se ha ganado una oportunidad por talento y compromiso. Sin embargo, ayer en el mano a mano salió perdiendo gracias a una buena salida de Chechu Grana que anduvo felino para desbaratar la ocasión local.

Alberto Gallego agitó el once mediante dos movimientos de piezas. Colocó a Roger Figueras en el centro del campo y adelantó a Jesús López a la mediapunta para presionar en bloque alto y añadir una solución fiable en el balón largo. Funcionó en gran medida, pero presentó un fallo de sistema que acabó decantando el derbi.

A la Pobla se le desabrochó el cinturón de seguridad cuando Roger Figueres perdió un balón con el filial grana instalado en campo contrario. El Reus B se desplegó y con verticalidad Fabrá centró al segundo palo en el que Oribe embocó una volea que terminó desembocando en una asistencia que Rubén Enri materializó en boca de gol. Un gol psicológico.

En la segunda mitad, el partido entró un terreno de ataque poblense y repliegue rojinegro. La Pobla rozó el empate y Arjona la sentencia. No se movió el marcador. El derbi fue del CF Reus B.

Temas

Comentarios

Lea También