Deportes TENIS

Un nuevo modelo territorial en la Federació Catalana de Tennis

Su presidente, Jordi Tamayo, explica las líneas maestras junto a los directivos tarraconenses y el nuevo Delegat, Joan Ramon Masip

Francesc Joan

Whatsapp
Joan Ramon Masip, Jordi Tamayo, Iolanda Giménez y Manel Albiac, en el CT Tarragona. FOTO: FCT

Joan Ramon Masip, Jordi Tamayo, Iolanda Giménez y Manel Albiac, en el CT Tarragona. FOTO: FCT

El presidente de la Federació Catalana de Tennis, Jordi Tamayo, ha presentado el nuevo modelo territorial que se aprobó el lunes en la Asamblea general de clubs celebrada en Barcelona. Lo ha hecho acompañado de los directivos tarraconenes de la Catalana, Iolanda Giménez (vicepresidenta deportiva del Reus Ploms), Manel Albiac (socio del Club Tennis Tarragona) y el nuevo Delegat territorial, Joan Ramon Masip (presidente del Club Tennis Amposta), aprovechando la celebración de la Red Cup juvenil en las instalaciones del Club Tennis Tarragona. 

Tamayo remarca que el nuevo modelo recibió el respaldo unánime de la asamblea, con una única abstención de los clubs asistentes (la del CT Tarragona). Entre otros aspectos designa directamente desde la Catalana al Delegat de la Província de Tarragona i les Terres de l’Ebre (la anterior figura era un Representant territorial que elegían los propios clubs de la demarcación).

Una variación que, según el presidente, «permitirá que todos los territorios trabajen juntos y no entren en ‘Reinos de Taifas’. Con el nuevo equipo de gobierno federativo reforzamos además el descentralismo dentro del territorio, con gente de Reus, Tarragona y Amposta». Insiste también que el anterior modelo era anticuado y que sólo dos federaciones lo siguen aplicando en Catalunya, las de baloncesto y ciclismo. 

«El nuevo modelo permitirá que todos los territorios trabajen juntos», asegura Tamayo

Los nuevos estatutos recogen las funciones de los Delegats, que entre otros aspectos deberán «promover, organizar y controlar las actividades de tenis en su ámbito geográfico; representar a la Federació Catalana ante autoridades y organismos oficiales; tutelar pruebas y competiciones; divulgar y procurar el respecto y cumplimiento de las normas, estatutos y reglamentos deportivos a clubs, deportistas, jueces, técnico y directivos; formular propuestas o iniciativas a la Federació Catalana; y gestionar los recursos económicos que establezca la Federació». 

El presidente de la Catalana de Tennis ha hablado también por vez primera de la dimisión del anterior Representant Territorial, Lluís Yebra, y de todo su equipo directivo de Tarragona en agosto de 2018, al estar en desacuerdo con la gestión del propio Tamayo. Una marcha que desembocó en una crisis institucional. 

De entrada Tamayo asegura que "formalmente la dimisión no fue en bloque, sólo del presidente y de algunos directivos» . Y a partir de ahí destaca que «en ese momento nuestra prioridad era la venta del Centro Internacional de Cornellà para salvar la propia Federació, que estaba en preconcurso. No podíamos perder la cabeza con otra cosa que no fueran las negociaciones, ni hacer ruido con aspectos que pudieran perjudicar la operación porque era nuestra única tabla de salvación». 

La venta, cerrada por dos millones de euros; la disminución de la plantilla de la Federació (mediante la subrogación de 80 de los 110 empleados y el despido de otros ocho) y el cierre de delegaciones han facilitado la viabilidad de la Catalana, que ahora tiene 25 trabajadores y una deuda de 2,5 millones de euros (era de seis cuando Tamayo accedió al cargo dos años atrás).

Temas

Comentarios