Un salouense en el ‘draft’ de la Major League Soccer

Arturo Osuna, defensa de Pittsburgh en la Liga Universitaria de EEUU,
es uno de los 150 futbolistas candidatos a formar parte de una franquicia

AGENCIAS/REDACCIÓN

Whatsapp
Arturo Osuna, durante un encuentro con la Universidad
de Pittsburg en la liga universitaria. foto: twitter

Arturo Osuna, durante un encuentro con la Universidad
de Pittsburg en la liga universitaria. foto: twitter

Esta noche (21.30 hora española) tendrá lugar el SuperDraft 2022 de la Mayor League Soccer, la liga profesional de los Estados Unidos. Un total de 150 jóvenes futbolistas universitarios presentan su candidatura para formar parte la próxima temporada de una de las 28 franquicias de la competición. Entre ellos figura un salouense, Arturo Osuna, de 24 años, defensa central de la Universidad de Pittsburgh en la Liga Universitaria NCAA.

El jugador formado en la cantera del Nàstic se marchó en 2019 a Estados Unidos buscando facilidades para combinar sus estudios académicos con el fútbol. «Empecé estudiando Derecho mientras jugaba en Tercera División, con la Pobla de Mafumet. Me di cuenta que al final era muy difícil dar resultados en ambos aspectos –deportivo y académico- porque tenía que faltar a exámenes por viajes», cuenta el tarraconense. Algo que en Estados Unidos, según cuenta, pasa al contrario: «Te ayudan mucho para poder combinar ambas facetas, en España hay que buscarse la vida para cambiar algún examen y hay profesores que si lo hacen y otros que no». «Los profesores no entendían realmente que tuviera las obligaciones del fútbol, pero ese era mi sueño. No podía faltar a entrenar o a un partido porque es mi sueño ser profesional y tenía que estar 100% dedicado a ello», añade.

No tiene dudas de que marcharse a América «fue la mejor decisión de mi vida». «Me dieron una beca completa. Un año matriculado en mi universidad son 50.000 dólares, pero yo no tuve que pagar eso. Además, me dan dinero para el piso y la comida. Al final, es todo a coste cero, no gano dinero pero me he sacado dos carreras de manera gratuita, he jugado al fútbol y he vivido gratis una experiencia que es increíble», asegura. Desde que está en Pittsburgh, Osuna ha finalizado sus estudios en Derecho y ha jugado en la Liga NCAA (universitaria).

El draft en el que los equipos elegirán a jugadores para la primera división es un proceso muy similar al de la NBA, en el que las franquicias con menor nivel colectivo tienen derecho a escoger primero jugadores. La semana pasada, tuvo lugar el ‘MLS Combine’, un encuentro entre 44 jugadores –elegidos de la lista general de 150 por los clubes de la MLS para ver durante 2-3 días- y los ojeadores y entrenadores de los equipos de la primera categoría del futbol estadounidense. Osuna figuraba en esa lista, pero no se hace ilusiones. «El hecho de estar allí, siendo el único español en el ‘MLS Combine’, para mí es un orgullo. Es una buena señal, pero no quiero meterme pájaros en la cabeza». En la Liga Universitaria, los equipos no tienen un cupo máximo de extranjeros, pero en la MLS sí. Este factor puede jugar en contra de Osuna y su elección, algo que afronta con naturalidad y tranquilidad. «Desde que llegué aquí, sabía que era más difícil, pero bueno, es meterte en la cabeza que hay que trabajar más duro y destacar más que los demás. Las cosas llegan», comentó al respecto.

El futbolista de 24 años comparó el fútbol que juega actualmente con su pasado en España y destacó el nivel físico de los jugadores. «El fútbol es muy diferente aquí. Me sorprendió para bien el nivel de la liga universitaria. La gente se toma muy en serio la preparación física. El fútbol es más rápido, prácticamente cada partido como central estoy corriendo 11 km. El nivel sería como un Tercera alto o Segunda B», afirmó. Además, aseguró que el fútbol está creciendo mucho en Estados Unidos, aunque las universidades siguen apostando por el talento internacional: «En mi equipo tenemos muchos jugadores que no son estadounidenses. Apuestan por el talento internacional porque saben que a nivel de academias de fútbol venimos con una buena formación, pero las nuevas generaciones de futbolistas estadounidenses están viniendo muy fuertes y están haciendo las cosas muy bien».

En cuanto a su futuro más próximo, Osuna tiene claro que va a apostar por el fútbol. Y más ahora que tiene tan cerca la posibilidad de ser profesional y cumplir su sueño. Pero la beca universitaria le ha brindado la oportunidad de tener una salida en caso de que no pueda conseguir un contrato en la MLS. «Ahora solo estoy centrado en conseguir jugar en la MLS, intentar tener la mejor carrera posible aquí. Aunque uno siempre sueña con volver a casa, a Europa y jugar en las mejores ligas. Pero de momento quiero conseguir un contrato en la MLS», aseveró. «Este no es el camino convencional para ser profesional pero al final he trabajado muy duro, y si me doy cuenta que no funciona pues tiraría para otro lado. Por suerte tengo un ‘Plan B’ del que no puedo quejarme», desveló.

Temas

Comentarios

Lea También