Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Un único triunfo en el Zorrilla

El Nàstic sólo ha ganado una vez en sus diez visitas en Segunda a Valladolid, donde ha perdido cinco veces y empatado cuatro

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Irurzun, que abrió la lata ante el Valladolid en 2005, celebra el tanto con Miguel Pérez. Foto: DÍA DE VALLADOLID

Irurzun, que abrió la lata ante el Valladolid en 2005, celebra el tanto con Miguel Pérez. Foto: DÍA DE VALLADOLID

Era la temporada 2005/06. Muchos todavía la recuerdan con una sonrisa. Fue la del último ascenso a Primera del Nàstic. La única victoria grana en Segunda tras diez disputas en el José Zorrilla se celebró en aquel curso (0-2). Concretamente, la victoria fue en la tercera jornada liguera el 10 de septiembre y aunque suene raro, ya que el equipo acabaría subiendo de categoría, esos tres puntos permitían al equipo de Luis César salir de las posiciones de descenso.

En el campo pucelano, Marcos Alonso, padre del actual lateral zurdo del Chelsea, era el técnico del Valladolid, y en su once alineó jugadores de la talla de Aduriz, Victor Fernandez alias ‘Chingu’ o Ramis. Luego en la segunda mitad, entrarían Joseba Llorente y Tote. Piezas que se harían un nombre en el fútbol profesional.

El Nàstic sufrió las acometidas del conjunto vallisoletano sobre todo durante el primer cuarto de hora. Poco después, los tarraconenses pondrían tierra de por medio con un gol de Irurzun. Manolo Martínez, actual jugador grana, robó una bola muerta en la media y la cedió al navarro que sorprendió al meta debutante Lledó con un tiro ajustado al poste.

Los locales siguieron dominando la bola pero sin poder marcar, aunque estuvo cerca Ramis con un testarazo. En la segunda mitad, el asedio del Valladolid se incrementó, pero en una combinación entre Diego Torres y David Cuéllar se gestó el segundo gol grana. El extremo fue objeto de falta en la frontal y Carlos Merino, en una jugada ensayada, consiguió batir desde fuera del área, apurando el balón al palo derecho del portero local.

En el resto de encuentros contra el Valladolid en Segunda División, el Nàstic ha sido incapaz de llevarse los tres puntos. En cuatro ocasiones los tarraconenses han podido rascar un punto del José Zorrilla, pero en otras cinco visitas se ha ido con las manos vacías.

La primera vez que ambos conjuntos se midieron en Segunda fue la campaña 1972/73. Anteriormente ya se había cruzado en Primera la 1948/49 y la 1949/50, con sendos triunfos locales en Valladolid (4-2 y 4-1, respectivamente). Pero volviendo al mayo del 73, el campo aplastó a los granas que cayeron por 3-0.

En dos ocasiones el Nàstic ha perdido por cuatro goles de diferencia, las derrotas más abultada en Segunda, sin contar la de la Copa del Rey de 2011 (6-0). La primera vez ocurrió fue el 4 de octubre de 1979, cuando el equipo tarraconense perdió por 5-1. La otra es más reciente, precisamente el curso 2011/12, la última vez que se descendió a Segunda B. El resultado final fue de 4-0, y el ariete local Óscar ya había firmado un ‘hat-trick’ antes del descanso. En la segunda mitad, Javi Guerra selló la goleada.

El encuentro más reciente entre granas y blanquivioletas vivido en Pucela fue el año pasado en la sexta jornada de liga. El Nàstic, entrenado por Vicente Moreno, sacó un punto sin goles.

En esta ocasión, los grana, de la mano de Juan Merino, tienen la necesidad de ganar para alejarse de la posiciones de descenso, que cierra el Rayo a sólo un punto. Quizás sean capaces de sacar aquel arrojo que permitió vencer en Valladolid en 2005 para salir de la zona caliente. Aunque el triunfo fuera posible, poco invita a pensar que, como entonces, este año acabe en ascenso.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También