Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una lección amarga (Pobla 3-4 Sants)

La Pobla de Mafumet cae ante el Sants después de ir ganando por 3-0 y pierde el liderato

Juanfran Moreno

Whatsapp
Alberto García terminó el partido como capitán de la Pobla. Foto: Alba Mariné

Alberto García terminó el partido como capitán de la Pobla. Foto: Alba Mariné

El fútbol como la vida siempre tiene algo que enseñar. No hay partido ni día en que no nos sorprenda. Ayer, la Pobla de Mafumet sufrió una lección con un sabor amargo pero que de bien seguro que le servirá y mucho para el futuro. Porque hay derrotas que implican aprendizaje. El filial grana vio como en apenas media hora el Sants le remontaba un tres a cero y le dejaba con una cara de circunstancias totalmente inesperada.

Y es que Joel Marín había anotado el tres a cero en el minuto 49 con un golazo de bella factura en el que había vuelto a demostrar que su estado de forma es absolutamente descomunal. Era su segundo gol de la mañana y además había sido el encargado de asistir a Alberto García en el dos a cero del filial grana. En ese momento todo parecía decidido, pero cuando el fútbol se pone caprichoso no hay desenlace que no rompa.

Cardona en una subida por banda durante el partido. Foto: Alba Mariné

Que el desenlace que tuviera el partido fuese totalmente desconcertante no significa  que no haya argumentos para explicarlo con pelos y señales. La Tercera división y el fútbol en general no perdonan los bajones de intensidad. Tampoco a los equipos que dudan. O se va o se va, no hay más. Y la Pobla con el 3-0 en el marcador dejó de ir. Todo lo contrario que un Sants que se arropó en la fe para completar una remontada antológica.

La clave estuvo en que los visitantes consiguieron recortar distancias de manera automática en un buen gol de libre directo de Luis Gaudioso. En ese momento, el gol del Sants parecía más una anécdota que otra cosa porque la realidad es que no había conseguido intimidar a la Pobla en ninguna fase del encuentro.

Una remontada inesperada

Sin embargo, el conjunto visitante llevó el partido a una tesitura bélica en la que impuso su ley. Juego directo y a generar dudas en la retaguardia grana. La Pobla no supo gestionar el 3-1 en ningún momento. De repente picó de lleno en la dinámica de partido que beneficiaba al Sants. No paró el ritmo y entró en un bucle de errores e indecisiones que les castigó de manera severa.

En solo dos minutos, el Sants puso el 3-3 en el marcador. Mario Cantí en el 61’ y Sergio Herrero en el 63’ igualaron la contienda. El partido entraba en un nuevo escenario en el que el conjunto visitante llegaba con el rostro desencajado de euforia y la Pobla en un estado de nerviosísimo e incredulidad evidente.

En todo caso, el filial grana dispuso de varios acercamientos que pudieron convertir la hazaña del Sants en una mera anécdota del partido. No obstante, el final del partido tenía preparado un desenlace fatídico para los intereses locales. Sergio Navarro iba a ser el encargado de terminar de completar una segunda parte de pesadilla en la que Pobla había visto como le remontaban un 3-0.

Los de Alberto Gallego con esta derrota dejan de estar invictos y encadenan la segunda jornada sin conseguir la victoria. Las consecuencias son evidentes, el filial grana ha dejado de ser líder de Tercera división. Su puesto lo ocupa el Llagostera. La Pobla tiene que levantar cabeza y asumir que lo que ocurrió ayer en la segunda mitad no debe volver a pasar. En todo caso, ayer el fútbol le enseñó que no hay partido ganado hasta que el árbitro señala el final.

Temas

Comentarios

Lea También