Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Una situación incómoda

Vicente Moreno admite que le inquieta la situación que se vive en el vestuario del Nàstic a causa del mercado de fichajes

Francesc Joan

Whatsapp
Aníbal Zurdo firmó ayer el contrato que le une al Nàstic, de momento hasta final de temporada. Foto: Lluís Milián

Aníbal Zurdo firmó ayer el contrato que le une al Nàstic, de momento hasta final de temporada. Foto: Lluís Milián

Vicente Moreno reconoció ayer que le inquieta la situación que se vive en el vestuario del Nàstic, donde esta semana apenas se ha hablado del Alavés ya que toda la atención la ha acaparado las posibles salidas jugadores como Tomeu Nadal, Mousa, Gal Arel, Rayco y también David Rocha, que ha pedido la baja por un problema personal. «No me gusta demasiado este periodo en el que estamos y tengo ganas de que se cierre ya y todos podamos estar centrados en el día a día. Son personas, y en función de sus situaciones pueden estar más centrados o no, pero no todos los jugadores de la plantilla están en esa tesitura», dijo Moreno, que asegura que debido a todos estos casos «es normal que la atención pueda desviarse. Pero hay que darle la naturalidad que llevan los movimientos que hacen los equipos, nosotros también».

Moreno reconoció, además, que no le gusta trabajar con tantos jugadores en los entrenamientos (la plantilla acaba de incorporar a Fabrice Onda, Juan Muñiz, Giorgi Aburjania y Aníbal Zurdo y de momento sólo ha salido Xisco Hernández, cedido al AtléticoBaleares) y espera que la mayoría de los casos puedan resolverse en los próximos días (el mercado se cierra el día 31).

Sobre el caso de David Rocha, que ha pedido la baja, aseguró que «es el jugador de campo con más minutos y muy importante para nosotros. A día de hoy nada ha cambiado». Cuando se le insistió sobre la posibilidad de que pueda marcharse indicó que «cada uno debe escoger su situación. Yo soy de los que piensa que los contratos están para cumplirlos; hay que respetar la decisión unilateral de una parte pero hay que contar con la otra».

Del caso Jordi Calavera, cuya renovación está atascada, dijo que no le afectará a la hora decidir si le alinea o no:«A día de hoy a mí no me condiciona nada de eso ni me han condicionado. Jugará si creo que debe hacerlo».

Ysobre el interés del Betis por incorporar al propio Moreno el propio entrenador dijo que «no voy a entrar en eso. Estoy centrado en mi trabajo, aunque es agradable que salgan cosas positivas como esa». Aseguró también que hasta final de temporada no piensa hablar de su posible renovación por el Nàstic , pero que tampoco está preocupado por ello.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También