Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una victoria para coger aire

Nàstic y Oviedo se enfrentan en un encuentro que puede ser clave para el devenir de la temporada (20.45h)

Juanfran Moreno

Whatsapp
El Nàstic y Oviedo puede ser un encuentro clave para el futuro de ambos conjuntos.

El Nàstic y Oviedo puede ser un encuentro clave para el futuro de ambos conjuntos.

El encuentro ante el Oviedo no se puede catalogar como final, pero sí como partido clave. Sumar los tres puntos sería un balón de oxígeno muy importante para los granas. Contar en el casillero con 45 puntos sería una situación predilecta para allanar el camino hacia la permanencia. Sin embargo, la realidad es que los antecedentes en el Nou Estadi y el rival que lo visita hacen que el duelo se presagie como un choque duro donde los pequeños detalles marcarán la diferencia.

El Nàstic llega al encuentro con la intención de hacer más que bueno el punto logrado en el Carranza. Para ello, deberá intentar sumar una victoria en casa que deje en el olvido la derrota ante el Reus en el último encuentro disputado en el Nou Estadi. Lograr los tres puntos permitiría a los granas abandonar con casi toda seguridad los puestos de descenso, provocando que los de Merino volviesen a depender de sí mismos para lograr la ansiada salvación.

Dos dudas hasta última hora

El Nàstic tendrá dos futbolistas que serán duda hasta antes de que comience el choque. Achille y Stéphane Emaná están tocados y su presencia en el terreno de juego no se asegura, tal y como anunció ayer Juan Merino en rueda de prensa. Achille tiene molestias en el tobillo y Stéphane sufrió un golpe en la rodilla en el entrenamiento del pasado miércoles. De no poder estar ninguno de los futbolistas a disposición del entrenador linense, Barreiro y Álex López se disputarán con casi toda probabilidad la punta de ataque. Además, Madinda, Djetei, Ferran Giner y Uche serán bajas por lesión y Mossa por sanción.

Lo que ya no es una incógnita es el hecho de que el Nàstic jugará con casi toda probabilidad con defensa de cuatro. En ella, Iago Bouzón ocupará el lateral izquierdo en el que intentará hacer olvidar a Mossa. Otra de las novedades respecto al once en el Carranza podría ser la entrada de Jean Luc de inicio. Además, Luismi adelantará su posición y ocupará la medular tal y como hizo en el tramo final del encuentro ante el Cádiz.

Enfrente habrá un Real Oviedo que necesita sumar los tres puntos si quiere seguir aspirando a los puestos de play off. Sólo les vale ganar. De no hacerlo se podrían situar a más de un partido de distancia respecto a la sexta plaza. La dinámica del equipo asturiano es totalmente negativa. De hecho, en los últimos cuatro encuentros que ha disputado, ha perdido tres y tan sólo ha logrado rascar un empate. Es por ello que Fernando Hierro se mostró contundente a la hora comentar la importancia del duelo en la rueda de prensa previa al choque. El malagueño catalogó el encuentro como “vital”. Además, anunció una baja importante para el choque de hoy, Linares se perderá el encuentro por lesión. Nàstic y Oviedo buscarán una victoria que puede resultar clave para alcanzar sus antagónicos objetivos marcados para el final de temporada. 

Temas

Comentarios

Lea También