Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una vuelta con interrogantes

Últimos días de vacaciones para una plantilla que empezará el próximo jueves a caminar como equipo de la Liga Adelante
Whatsapp
Emilio Viqueira en su despacho desde el que planifica la temporada del Nàstic 2015-16. Foto: Lluís Milián

Emilio Viqueira en su despacho desde el que planifica la temporada del Nàstic 2015-16. Foto: Lluís Milián

Se acaba el tiempo de descanso. La plantilla del Nàstic disfruta de sus últimos días de vacaciones. Está citada para el 9 de julio, cuando pasarán las pertinentes revisiones médicas. También para los nuevos. De momento, dos jugadores ya han sido confirmados como nuevos futbolistas del primer equipo grana, Iago Bouzón y Xisco Hernández. En las próximas horas podría hacerse oficial el tercero, Moussa, cuyo acuerdo está cerrado desde el miércoles pasado. Tanto con el Olot, propietario de los derechos del jugador como con el propio futbolistas.

A excepción de Lago Júnior, que no ha renovado con el equipo, y Cristóbal Gil y Sergio Rodríguez, de vuelta en sus equipos tras la cesión, todos los jugadores de la plantilla del Nàstic 2014-15 se reencontrarán en el Nou Estadi a finales de esta semana.

Todos tienen contrato en vigor, aunque en algunos de los casos pasarán por los despachos de la dirección deportiva para acabar de concretar su continuidad la próxima temporada. Esa será una de las principales tareas de Emilio Viqueira esta semana que ha esperado al regreso de los futbolistas para abordar el futuro de algunos. El mercado y la necesidad del club de reforzar el equipo para poder asegurar la permanencia en Segunda pueden provocar la salida de jugadores. Unas decisiones que, de producirse, serán duras, ya que todos los miembros de la plantilla del año pasado han escrito su nombre en la historia del club.

No será el único apartado. Digerido el ascenso de la Pobla a Segunda B, es momento de asentar las bases del nuevo proyecto del filial en la categoría de bronce. Un salto que conllevará muchos beneficios, el primero mejorar el flujo de jugadores entre un equipo y otro sin sobresaltos, ya que solo hay un escalón entre primer equipo y filial, pero también aumenta la carga. Segunda B, con equipos como Reus, Barça B, Villarreal B, Hércules, Huracán, Lleida, etc. suena a terrorífica para un equipo joven que requerirá de esfuerzos en el merado para mantenerse en la categoría.

Y todo ello sin dejar de mirar el mercado de Segunda para buscar y cerrar nuevos refuerzos. Queda trabajo por hacer.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También