Deportes PÁDEL

Unidos por el pádel

Laura Casanova y Oliver García han convertido su pasión en profesión. Ejercen como monitores y están entre los mejores del ránking provincial. Tras conocerse en las pistas, son también pareja

Francesc Joan

Whatsapp
Laura Casanova y Oliver Garcia, en una de las pistas del Reus Monterols donde ella ejerce como monitora.  FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Laura Casanova y Oliver Garcia, en una de las pistas del Reus Monterols donde ella ejerce como monitora. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Hace siete meses ni tan siquiera se conocían. Laura Casanova (Tarragona, 29 años) tenía ya la condición de ser una de las mejores jugadoras provinciales de pádel. Oliver Garcia (Huelva, 24 años, afincado en Cunit) asomaba la cabeza, cada vez con mayor fuerza, en los cuadros de Primera categoría del circuito tarraconense. Él, por aquel entonces, ejercía como monitor en el Pádel Indoor Cubelles; ella, en el Reus Monterols, donde sigue al frente de varios equipos femeninos y de la base. 

Desde hace años las palas, el carrito de bolas y los conos para realizar distintos ejercicios con sus alumnos, junto con los partidos de competición de los fines de semana, centraban el día a día de ambos por separado. Siempre en las pistas de moqueta, envueltas de paredes de cristal de fondo y de reja en los laterales.

Laura se volcó con el pádel a partir de los 16 años. Había iniciado su trayectoria a los cuatro en el tenis, primero en la urbanización Boscos y luego ya en serio en el Club Tennis Tarragona, donde fue una de las canteranas que acumuló mejores resultados. 

Pese a todo la tarraconense cambió la raqueta por la pala coincidiendo con una etapa en la que no le dejaban combinar ambas disciplinas. No le fue nada mal, hasta el punto de mejorar progresivamente su juego y llegar a ser la número uno provincial absoluta durante un largo periodo. El último, entre 2017 y 2018, cuando se convirtió en la gran dominadora del circuito al lado de su inseparable compañera de juego en esos momentos, Andrea Jover.

Iniciaron su relación tras conocerse en el Master Catalunya jugado en Torredembarra 

Oliver se pasó al pádel más tarde. En su Huelva natal sentía auténtica devoción por el fútbol. Incluso militó en los equipos inferiores del club decano español, el Recreativo, para pasar luego por la cantera del Sevilla y del La Palma. Hasta que una lesión en la rodilla le obligó a colgar las botas y a dejarlo en su etapa como juvenil. 

Fue nada más llegar a Tarragona con su padre cuando se enganchó al pádel, ya con 18 años. Vivió primero en Calafell y ahora en Cunit, y dio sus primeros pasos en el Pádel Indoor Baix Penedès, en Bellvei

FOTO: Alfredo González

De hecho lleva sólo tres años compitiendo, pero su progresión  ha sido tan rápida que a primeros de año consiguió clasificarse para el Master Bronze Catalunya, junto a Fernando Troyano, en el torneo celebrado en el Pádel Indoor Torredembarra.

Los caprichos del destino quisieron que fuera precisamente en esas pistas donde se conocieron Oliver y Laura, quien en su caso jugó aquel torneo junto a Sara Fuentes.

Poco después surgió esa relación que ha fortalecido sus compromisos personales y ha fijado objetivos comunes. Fuera de las pistas pero también en el pádel, donde ambos son dos jugadores muy competitivos.

Laura es ahora mismo la número 1 de Catalunya en el ránking Bronze (el que acumula todos los resultados en los torneos de esta categoría) gracias a las siete victorias que suma a lo largo de esta temporada -cuatro de ellas del circuito provincial-; es además la 4 de Tarragona y la 24 de Catalunya. 

Comparten objetivos, entre ellos jugar las pruebas mixtas del circuito catalán 


Su ascenso en el ránking catalán la sitúa ahora mismo con posibilidades plenas de llegar a jugar alguna previa del World Pádel Tour, uno de sus grandes sueños. Sin embargo debería encontrar una nueva pareja ya que su habitual compañera de juego, Maria Freixas (cuando no le coincide con un torneo de menores), no dispone aún de suficientes puntos. 

FOTO: Alfredo González.

Juntas han logrado esta temporada dos títulos (en los torneos del Spartans Calafell y en Mas Passamaner) y también alcanzaron la final del torneo Oro del Pàdel El Vendrell.   

Oliver, mientras tanto, ocupa en estos momentos la décima posición del ránking provincial y ya ha superado con creces el reto de acabar entre los 20 primeros que se marcó a primeros de año. Es ya 10º y su nueva meta es el top 6. 

En Catalunya es el actual 109 y pretende meterse entre los 60 primeros al lado de Oscar Martínez, su pareja fija en el circuito catalán y en el tarraconense. A su lado precisamente conquistó un mes atrás el primer torneo Bronze de su trayectoria, en Vilanova, y una semana después el segundo en Cubelles al lado de Gerard Montserrat.

Laura y Oliver contemplan además jugar los torneos mixtos que está empezando a implantar la Federació Catalana de Pàdel. Un calendario intenso que ella puede afrontar con el apoyo de firmas como NOX, K-Swiss a través de Tot Pàdel y la librería El Barquito de Papel de Salou. Él cerrará en breve apoyos y también anunciará su nuevo destino como monitor, que posiblemente le acerque a Tarragona.

Temas

Comentarios

Lea También