Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Unos Juegos Mediterráneos de récord

Tarragona acoge desde hoy la edición con más países, deportistas y pruebas de la historia. La inauguración es a las 21.00 h., pero por la mañana comienzan las primeras competiciones

Francesc Joan

Whatsapp
El anillo mediterráneo, en la única imagen aérea que existe y que fue tomada en 2017 durante la construcción de la piscina. FOTO: Tarragona 2018

El anillo mediterráneo, en la única imagen aérea que existe y que fue tomada en 2017 durante la construcción de la piscina. FOTO: Tarragona 2018

Los Juegos de la paz. Los Juegos del diálogo. Unos Juegos multiculturales. Tarragona vive a partir de hoy el mayor acontecimiento que ha acogido en su historia: los XVIII Juegos Mediterráneos. Deporte y cultura unidos de la mano entre países de los tres continentes que baña el mare nostrum.

La ceremonia de inauguración oficial tendrá lugar a partir de las 21.00 horas de esta noche en el Nou Estadi del Nàstic, aunque esta mañana arrancan ya las primeras pruebas con las primeras eliminatorias del tiro con arco en el estadio de atletismo del anillo mediterráneo de Campclar; partidos de fútbol en Calafell y la Pobla de Mafumet y de voleibol en la Tarraco Arena Plaça y el Pavelló del Serrallo. Las competiciones se prolongarán hasta el domingo 1 de julio.

Serán también unos Juegos de auténtico récord. Estarán representados 26 países, y contarán con la presencia de 3.622 deportistas y un millar de jueces y árbitros. Nunca antes se habían manejado números tan elevados.Tampoco tantas pruebas, 228. 

Tarragona también entrará en la historia por la introducción de deportes inéditos hasta ahora como el baloncesto 3x3, el triatlón y el waterpolo femenino. Regresan además al programa de la hípica y el golf (ausentes en la última edición celebrada en la ciudad de Mersin’2013).

Estos Juegos Mediterráneos llegan a la ciudad más pequeña que jamás los habrá organizado un año después de lo previsto (inicialmente estaban programados para 2017).

Y también contarán con el presupuesto más austero de las últimas ediciones: 98 millones de euros. 30 millones están destinados a la parte operativa (en la edición de Almería’2005 fueron 56) mientras que las inversiones alcanzan los 68 millones, financiadas por el Ajuntament de Tarragona, la Diputació, la Generalitat de Catalunya y el Estado, las cuatro administraciones públicas que han sustentado estos Juegos (también la Diputació de Barcelona ha invertido en el canal olímpico de Castelldefels, sede del remo y el piragüismo).

De las nuevas construcciones destaca sobre todo el anillo mediterráneo que se ha construido en Campclar. Allí sobresalen el nuevo Palau d’Esports (sede del balonmano), la piscina de 50 metros (acogerá la natación y el waterpolo) y el reformado estadio de atletismo (sede de las pruebas atléticos y del tiro con arco).

El anillo será el gran legado de estos Juegos una vez pasen los 10 días de competición junto con las reformas que la Diputació ha financiado en diferentes instalaciones de Tarragona y otros 13 municipios sede del teritorio: Reus, Cambrils, Altafulla, Vila-seca, Salou, Constantí, El Morell, la Pobla de Mafumet, la Selva del Camp, Torredembarra, Valls, Calafell y El Vendrell. Barcelona y Castelldefels también son sede.

Temas

Comentarios

Lea También