Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Veo la misma ilusión por subir que hace diez años'

Entrevista a Jon Pérez 'Bolo', ex jugador del Nàstic y técnico del Arenas de Getxo

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Jon Pérez ´Bolo´ celebra uno de los goles que anotó con la camiseta del Nàstic. Foto: Diari de Tarragona

Jon Pérez ´Bolo´ celebra uno de los goles que anotó con la camiseta del Nàstic. Foto: Diari de Tarragona

Jon Andoni Pérez ‘Bolo’ (Bilbao, 42 años) dejó una huella imborrable en Tarragona. Fue mutuo. El ahora técnico del Arenas de Getxo no olvida su paso por el club grana –durante el que nació uno de sus hijos– y anima desde la distancia para que el equipo actual pueda revivir la felicidad de la que él disfrutó hace una década.

 

- Ha puesto un mensaje de ánimo en el grupo de Facebook, ‘Nastic per Sempre’, popular entro los nastiqueros y en 5 horas tenía ya más 150 ‘Me gusta’ y 15 comentarios.

- Tengo muchos amigos en Tarragona. Tenemos un un grupo de whatsapp, donde hablamos del Nàstic claro, y hace nada estuve en el hotel de concentración visitando a Ernest (Canete), Carles (Hernández) y Grau. Sé que la ciudad está con una ilusión loca de pelear por el ascenso a Primera otra vez. Ver la clasificación me hace volver diez años atrás y revivir esos momentos del ascenso del 2006.

 

- ¿Y qué ve?

- Me recuerda a cuando llegué. El equipo acababa de ascender de Segunda B y transmitía ilusión. Fue la que me decantó por el Nàstic. Si tienes ilusión y trabajas de cara, las cosas llegan.

 

- Vaya, que no le sorprende ver al Nàstic tan arriba en la tabla.

- Tengo 42 años y he visto mucho fútbol (como jugador y ahora como entrenador). No me sorprende nada. La fe, el trabajo y la humildad mueve montañas. Al final, cada uno recoge lo que siembra y me consta que en el Nàstic, a pesar de los momentos malos de Segunda B, lleva años haciendo bien las cosas. Ese trabajo bien hecho da resultados.

 

- ¿En el 2005-06 hubo algún ‘visionario’ que a principios de curso hablara de ascenso?

- ¡Qué va! No empezamos muy bien y ascender tampoco era el objetivo. Cogimos pico y pala y fuimos cogiendo confianza. Hicimos una piña en el vestuario. Sin ser un equipo llamado a pelear por el ascenso a Primera lo logramos con varias semanas de antelación.

 

- ¿Cuándo se lo empezaron a creer?

- Varias semanas antes del partido en Xerez. Aunque lo hacíamos con la boca pequeña. Nos decíamos: «Estamos ahí, podemos conseguirlo». Cuando ya vimos que quedaban pocas jornadas ya pensábamos que no se nos podía escapar.

 

- Hábleme como entrenador, ¿qué le diría a sus jugadores?

- Transmitirles tranquilidad. Es lo que hizo Luis César con nosotros. Jugar el próximo partido, ante el Córdoba, que además es rival directo, como si fuera una final. Vivir el momento. No mirar más allá, porque sería un error. La presión que pueden tener es bonita, imáginate que fuera por no bajar. Ésa es la mala.

 

- Vicente Moreno siempre habla de la importancia de la afición.

- Suena a tópico, pero para mí es el jugador número doce. Es la gente la que tiene que ayudar a sobreponerte en los momentos difíciles. Donde no llegan las piernas llega la afición. El Nou Estadi siempre responde a los grandes momentos.

 

- Como jugador vivió tres ascensos (Rayo, Numancia y Nàstic) ¿Cuál fue el más difícil?

- El del Rayo porque fue un play-off a dos partidos contra el Extremadura y tienes que hilar muy fino. Numancia y Nàstic se logró con la regularidad y con antelación.

 

- El año pasado vivió su primer ascenso como entrenador con el Arenas de Getxo, de Tercera a Segunda B.

- Es diferente. Como jugador lo vives en primer línea. Como un forofo más. Como entrenador lo disfrutas en un segundo plano, viendo a los tuyos disfrutar.

 

- ¿Cómo se define como entrenador?

- Parecido a como era yo de jugador. Mis equipos son trabajadores, nunca dan un balón por perdido, valientes, aguerridos, difícil de ganar, etc. Me gusta ser protagonista del juego, vivir en campo contrario y con las líneas adelantadas, aunque eso implique el riesgo de que te cojan atrás. Es mi filosofía.

 

- Suena bien y encaja con la que hay en el Nàstic...

- Para llegar al Nàstic lo que tiene que hacer uno es méritos. Y en eso estoy.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También