Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vicenç Giménez, Jordi Tardiu y August Pascual, los tres reyes de Oriente

BTT. Los tres ciclistas del Baix Camp han finalizado en primera posición en la clasificación por equipos de la prueba por el desierto Titan Arabia Saudí 

Iñaki Delaurens

Whatsapp
De izquierda a derecha: Vicenç Giménez, Jordi Tardiu y August Pascual, posan con sus galardones de campeones por equipos. FOTO: Cedida

De izquierda a derecha: Vicenç Giménez, Jordi Tardiu y August Pascual, posan con sus galardones de campeones por equipos. FOTO: Cedida

Dunas, tierra y piedras. Tres terrenos duros y agrestes a lo largo del paisaje arábico que marcaron el viaje de los Reyes de Oriente hace más de dos mil años. Ahora a lomos de sus bicis en lugar de camellos, Jordi Tardiu, de Maspujols, Vicenç Giménez y August Pascual, ambos de Reus, les han cogido el testigo con su triunfo en la clasificación por equipos de tres de la Titan Series Arabia Saudí.  

Enrolados en el Bicipark Sport  de Reus, se alzaron con la victoria en la categoría de equipos con un tiempo de 55 horas 46 minutos y 54 segundos. En las cuatro etapas por el desierto saudí, lograron dos victorias, un segundo y un cuatro puestos que valieron el triunfo de la general. En esta primera edición de la carrera, han completado 376 kilómetros con un desnivel positivo acumulado de 3.424 metros por arenas y caminos de este país de Oriente Medio. 

«En la Titan Desert lo más duro es el calor, pero en Arabia es el terreno», Vicenç Giménez

Llegaron a la cita tras enlazar la 4 stage MTB Race de Lanzarote y dormir una noche en el aeropuerto de Barcelona. El lunes aterrizaban en el país asiático y el miércoles empezaba la carrera. 

La intención de los tres ciclistas del Baix Camp no era vencer en Arabia. El objetivo principal era hacer un entrenamiento de calidad y continuar preparándose para la Titan Desert, en Marruecos del 19 al 24 de abril, la gran meta del año. Pero «cuando te pones el dorsal quieres competir», confiesa August Pascual. 

«Había tanta piedra y gravilla que no podías pedalear y tenías que ir a pie», Jordi Tardiu

Con un calor menos extremo y más tolerable que en la Titan Desert, los tres coinciden que lo más duro de esta prueba ha sido el terreno. «Había muchas dunas y rieras secas llenas de piedras y gravilla», recuerda Vicenç Giménez y Jordi Tardiu añade que «en algunos tramos teníamos que ir andando porque era imposible pedalear». Asimismo, Pascual cuenta que «la dureza del terreno ha marcado la carrera. En la segunda etapa había una duna de cuatro kilómetros y medio y en las rieras también costaba mucho coger ritmo».

La temperatura llevadera durante el día, bajaba cerca de los cero grados tras la puesta del sol. «Por las noches hemos pasado mucho frío -dice Giménez-. Y eso que, gracias al rally Dakar, las jaimas y las instalaciones son más nuevas que en la Titan Desert». 

Quién es quién

Juntos forman un equipo ganador pero todos ellos tienen unos orígenes deportivos distintos. August Pascual procede del mundo del motor. En su juventud había sido piloto amateur de motos de velocidad. Por unas dolencias en sus rodillas empezó a rodar en bici para reforzar la musculatura. Desde entonces ha pedaleado por terrenos tan exóticos como Arabia Saudí, Nepal, Cuba o Marruecos.

En 2010 corrió su primera Titan Desert y desde entonces no ha faltado a la cita: diez ediciones y distinguido como Titan Legend Platinium tras más de 5.000 kilómetros por el desierto. El año pasado fue primero con Sara Loehr en el dúo mixto. Además junto a Melcior Mauri, Pascual es director del equipo KH7-Logifrio, donde también compiten Giménez y Tardiu. 

«La idea era ir a entrenar para la Titan Desert, pero cuando te pones el dorsal quieres competir», August Pascual

Vicenç Gimenez corría maratones. En su haber lucen algunas de las más conocidas como la de Nueva York, Londres o Barcelona. Pero cabalgar sobre el asfalto supone mucho impacto para las rodillas. Su menisco le obligó a pasar por quirófano hasta cuatro veces. El médico le recomendó que probara un deporte menos agresivo para las articulaciones y desde entonces lleva más de una década sobre la bici con seis Titan Deserts a su espalda.

A Jordi Tardiu le gustaba más el balón. Procede del mundo del fútbol y cuando colgó las botas empezó a salir cada vez más en bicicleta. En 2010 fue por primera vez a la Titan Desert y ya suma siete participaciones, una Tropic en Cuba y la victoria en Arabia Saudí. Ya ha sido reconocido como Titan Legend y en abril alcanzará los kilómetros que le faltan para ser Platinium.

Ahora los tres están en casa lejos del desierto, pero ya tienen en mente coger la bici para seguir su camino sea por el terreno que sea. Dunas, tierra o piedras. Lo importante es la aventura. 

Temas

Comentarios

Lea También