Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Victoria balsámica para el Nàstic antes del derbi (Nàstic 1-0 Osasuna)

El conjunto de Gordillo supera a Osasuna con un gol de Manu del Moral

Jaume Aparicio

Whatsapp

Santa Tecla revitaliza al Nàstic. El equipo de Gordillo logró su primer triunfo de la temporada en uno de los partidos más completos del conjunto grana en este inicio de curso. Probablemente el único. Mantuvo su portería a cero, algo que no había conseguido hacer aún, y consiguió romper su sequía goleadora con el tanto de Manu del Moral.

Una victoria merecida. Generó más ocasiones que Osasuna y mostró más consistencia como bloque. Hubo piezas cuestionables y asuntos que siguen sin resolverse, pero en medio de una lluvia intensa, con sonido épico de fondo, sumó tres puntos que dan aire y tiempo a Gordillo para seguir regando su idea.

Osasuna salió con una defensa de cinco. Fue la manera de Jagoba Arrasate, técnico rojillo, de tratar de reparar la fragilidad como visitante que había mostrado su equipo en el inicio de curso. Un sistema con el que el Rayo Majadahonda le había hecho mucho daño al Nàstic hace dos jornadas. Los pupilos de Gordillo lo encararon con otro enfoque. Para empezar con dos marchas más en intensidad. En cuanto perdían el balón, tiraban la presión sobre los jugadores rojillos provocando el error. Luis Suárez y Manu del Moral fueron más activos y eficientes en este punto que sus competidores (Uche y Barreiro). Sobre todo el cafetero. Tiene ese cancherismo sudamericano que convierten los partidos en guerras de trincheras, de mucho barro y combate hombre a hombre.

Osasuna ofrecía transiciones rápidas que hacían sufrir a la línea defensiva tarraconense, muy lenta en estas acciones. Albentosa se cargó pronto con la amarilla al frenar un contragolpe navarro a muchos metros de su portería. El conjunto navarro se especializó en atacar esos espacios a la espalda de la defensa grana. Brandon fue el que mejor supo como ocupar esa zona. Sus ataques generaron siempre inquietud a la grada. Rubén García, por la derecha, tampoco desaprovechó la enorme diferencia en carrera con Cadamuro. Con un autopase era capaz de dejar al central franco-argelino a muchos metros de distancia. En una de ellas llegó a plantarse ante Isaac Becerra. Un duelo que ganó el portero catalán. El ex del Girona y del Valladolid debutó en liga justo después de hacerlo en Copa del Rey en Córdoba. El pulso en la portería se desequilibra hacia Becerra que más allá del mano a mano ante Rubén García, anduvo algo impreciso en los servicios largos.

Gordillo insistió con Tete en el costado diestro del ataque. Comenzó bien, desequilibrando ante Nacho Vidal, y centrando a la mínima ocasión. Pero falló en el momento que más clarividencia necesitaba. Llegó ante Rubén pero el golpe de balón se fue a la Autovía A-7.

Luis Suárez fue ganándose adeptos con su entrega. Veloz como pocos, el delantero colombiano arrancó una jugada a Aridane, el más flojo de la retaguarda visitante, que acabó con un agarrón del defensor rojillo en el límite del área. Iglesias Villanueva la llevó fuera. La acción acabó con un remate forzado de Albentosa rechazado por la defensa.

El equipo sigue sin hilo conductor en el centro del campo. Javi Márquez se pasó muchos minutos renqueante. Fali demostró que aunque no tenga la fluidez de grandes firmas de Segunda no tiene tan mal pie como se dice. Esta vez se suplió esa deficiencia creativa con mayor presencia por las bandas.

El segundo tiempo avanzaba espeso, con visita inesperada de la lluvia que aceleró el juego y lo convirtió en un partido inestable.

Abraham y Fali chocaron con peores consecuencias para el lateral que tuvo que retirarse en medio de una confusión de cambios inexplicable, pero que sirvió para que el Nàstic adelantase posiciones. Rocha, con un cambio de orientación impecable dejó a Sebas Coris solo ante el meta. Un Rubén que salió rápido y tapó las opciones de remate.

El meta lo hizo tan bien en la salida como mal en un despeje ante Luis Suárez. Lo dejó solo con toda la portería para él. Una oportunidad que el atacante grana no supo culminar. Se la tiró demasiado larga y el arquero rescató el balón.

El Nàstic se lanzó con valentía. Buscó con ahínco la portería rojilla. El premio llegó en el 78’. Manu del Moral, que había errado una ocasión clara momentos antes, recogió el pase profundo de Tete para mandar el cuero al fondo de las mallas.

Tocaba defender. Todos lo entendieron menos Coris que convirtió su costado en un coladero. Le salvó Iván López que cortó el avance de Clerc de manera milagrosa.

Cerró los tres puntos y se cargó de moral para el derbi de la próxima semana ante el CF Reus.

nàstic. Becerra, Iván López, Albentosa, Cadamuro, Abraham (Djetei, 62’), Fali, Javi Márquez (Rocha, 61’), Sebas Coris, Tete, Luis Suárez (Uche, 72’) y Manu del Moral.

Osasuna. Rubén, Nacho Vidal, Oier, Xisco (David Rodríguez, 12’), Clerc, Rubén García, Unai García, Lillo, Brandon (Kike Barja, 75’), Íñigo Pérez y Aridane (Roberto Torres, 81’).

Gol. 1-0, Manu del Moral (78’).

Árbitro. Iglesias Villanueva (C. Gallego). Amonestó con cartulina amarilla a Albentosa, Abraham, Fali, Aridane,

Temas

Comentarios

Lea También