Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Victoria italiana al sprint en Vila-seca

Jalel Duranti se hizo con el triunfo después de un final ajustadísimo en la Via Màxima

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Final al sprint, con triunfo italiano. Foto: Alfredo González

Final al sprint, con triunfo italiano. Foto: Alfredo González

Jalel Duranti se ha llevado el oro en la prueba de ciclismo en ruta con llegada a Vila-seca, en una prueba que se decidió al sprint tras neutralizar la escapada protagonizada por el portugués Gonçalves a 5 kilómetros de meta. Con este triunfo, Italia ha cumplido con el pronóstico que la hacía favorita para la prueba junto a la selección española. Filippo Tagliani, italiano, y Rafael Silva, luso, completaron el podio.

Jalil (d), fue oro, y Filippo (c), plata. Foto: Alfredo González

El recorrido, de 146 kilómetros y hasta cinco ascensiones, fue muy exigente para los ciclistas, que vieron como el trazado de media montaña se intensificaba con temperaturas superiores a los 30 grados a pleno sol. Tras los 25 primeros kilómetros llanos desde Vila-seca, la subida al Coll d’Alforja (635m) y Cornudella (630m), se escapó un corredor portugués que tuvo poco éxito en su intento de escapada solitaria, pese a llegar a tener 45 segundos de ventaja sobre el grupo de nueve perseguidores.  

Antes de llegar a Ulldemolins había un grupo de diez escapados, a los que se les sumaron seis italianos a su paso por la localidad. Pero la cabeza de carrera se rompió y tras el descenso de Albarca (775 m, con 2km al 5,2%) en el inicio del segundo y último ascenso al Coll d’Alforja (4.3 km al 5.2%) Domingos Gonçalves, portugués, lideraba en solitario la carrera, seguido con un español de 1’20’’ y de 2’20’’ del grupo.

A un kilómetro de coronar el Coll d’Alforja, premio de la montaña, Domingos Gonçalves, había ampliado su renta a 3’30’’ sobre el grupo perseguidor de 15 ciclistas, con varios representantes de la selección española, antes de encarar la bajada hacia Vilaplana, L’Aleixar, Maspujols, Reus y finalmente, Vila-seca.

Victoria italiana en Vila-seca. Foto: Alfredo González

A falta de 17km, Gonçalves mantenía 2’20’’ de grupo perseguido, con un bloque de cinco italianos tirando a bloque para dar caza del corredor luso. A la llegada a Vilaplana, diferencia ya era solo de 2 minutos y en l’Aleixar de 1’35’’. A diez kilómetros de meta, en Maspujols, la ventaja del luso tan solo era de 1’10’’, una diferencia muy pequeña para aguantar en solitario.

El esfuerzo del grupo perseguidor pasó factura y algunos italianos se descolgaron. Entonces entró en acción la selección eslovena que empezó a dar relevos, juntos a los españoles, y bajaron la distancia del grupo, ahora de 10 hombres, con Gonçalves a menos de un minuto.

Otro grupo alcanzó a los escapados, que ahora ya eran 18 ciclistas, que redujeron la distancia a menos de medio minuto antes de llegar a la altura de Reus, lo que hacia pensar en un final de prueba al sprint. En la carretera de Reus y Salou a menos de 5 kilómetros, la escapada de Domingos fue neutralizada.

 

 

 

En el final al sprint en la Via Màxima de Vila-seca, el italiano Jalel Duranti hizo una exhibición de poderío físico y se llevó la victoria con un grito vencedor, justo por delante de su compatriota Filippo Tagliani y del portugués Rafael Silva. El mejor español en la meta fue Mario González, quinto con el mismo tiempo.

 

Temas

Comentarios

Lea También