Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Vidal y Perales tumban al Vilafranca

El delantero y el portero de la Pobla fueron vitales para lograr el segundo triunfo consecutivo en casa
Whatsapp
Iván Vidal volvió a darle el gol de la victoria a la Pobla. Foto: Alba Mariné

Iván Vidal volvió a darle el gol de la victoria a la Pobla. Foto: Alba Mariné

La Pobla habita con una naturalidad imponente en los encuentros que adquieren el golpe a golpe como seña de identidad. No teme a los espacios abiertos. Tampoco a la avalancha de ocasiones. Se siente ganador y eso plasma sobre el terreno de juego.

Ayuda el hecho de contar con dos futbolistas capaces de marcar la diferencia. Las sonrisas de un equipo suelen depender, en gran medida, de las actuaciones que realizan portero y delantero. La Pobla tenía ayer sobre el tapete a dos futbolistas diferentes. Perales e Iván Vidal demostraron ser los dos estiletes del filial grana.

El primero volvía después de disputar de dos encuentros con el Nàstic. Un refuerzo de lujo. Demostró ser un portero inmenso para una categoría que cada vez se le queda más pequeña. Obró el milagro en dos ocasiones con dos paradas estratosféricas. De película. Dos estiradas felinas a dos golpeos tensos y colocados que invitaban al delirio. Perales desvió sendos disparos con una firmeza irritante para el rival.

El otro héroe del partido fue Iván Vidal. En el anterior encuentro en casa, el punta golpeó en la agonía. Ayer, no necesitó esperar hasta el final. En el 38’ giró la trama del encuentro. Fruto de una jugada de fantasía de Brugui que batió líneas con caño incluido, recibió un balón en la frontal y tras dos amagos consecutivos golpeo seco y tenso. El esférico tocó en un rival. La dosis exacta de fortuna para que desviase la trayectoria haciendo inútil la estirada de Alcaraz.

Antes del tanto de Vidal, el Vilafranca tuvo una puesta en escena más que convincente. Con una presión avanzada provocó que la Pobla abusase demasiado del balón largo. No encontraba el esférico ni los espacios necesarios para desplegar su arsenal ofensivo.

En esa tesitura, el Vilafrana se sintió superior. A punto estuvo de hacer tangible esa superioridad en el marcador. Sin embargo, la fortuna no le sonrió. En el minuto siete, Rita estrelló un zurdazo en la escuadra de Perales. En la siguiente acción, la defensa de la Pobla sacó un balón de debajo de la línea de gol después de un tiro seco y raso desde el punto de penalti.

Con el paso de los minutos, la Pobla leyó lo que demandaba el encuentro. Ante la incapacidad de someter al rival, apostó por el intercambio de golpes. Sin necesidad de batir líneas mediante la posesión, apostó por una mayor verticalidad. El filial grana cierra una semana notable, habiendo logrado siete de los nueve puntos en juego.

Temas

Comentarios

Lea También