Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Visita al universo citizen

El City no es solo un puñado de billetes, Guardiola, Txiki y Soriano le han dotado de un estilo vital. El proyecto ya ha conquistado la hegemonía del fútbol inglés

Marc Libiano

Whatsapp
Visita al universo citizen

Visita al universo citizen

Piccadilly, uno de los centros neurálgicos de Manchester, se ve inundado por camisetas del City un lunes de Bank Holiday (día festivo). La celeste del Manchester ofrece colorido al mediodía, entre las inmensas litronas de cerveza que se sirven en los pubs y esos bares tradicionales con cierto embrujo. Juega el equipo de Guardiola ante el Leicester, en plena lucha por el campeonato, la prestigiosa Premier, un producto en alza.

El Etihad Stadium, la casa citizen, se encuentra a unos tres kilómetros de distancia, arropado por la impresionante Ciudad Deportiva, la Academia como la llaman sus empleados, a escasos metros de ese templo en el que Pep Guardiola exhibe sus métodos. El examen ante el Leicester lo soluciona Kompany, el carismático capitán, con una maniobra fabulosa desde fuera del área, pero Pep no cambia el discurso. A pesar del infarto final, el técnico se niega a replegar a su equipo. El City defiende en campo contrario, se exprime en la presión, sin temer a ese mar de metros que deja a sus espaldas. Es el riesgo expresado a la máxima potencia. Su entrenador lo quiere así y los chicos cumplen. El 1-0 mantiene líder al City a falta de una jornada. 95 puntos y todavía no define el título. El Liverpool, otra apisonadora con distinto patrón, le exige la agonía en la fecha definitiva, pero algo no cambia. Más allá del éxito existe un plan, una filosofía que Guardiola en el campo, y Txiki Beguiristáin y Ferran Soriano, en los despachos, han instaurado. Con Johan Cruyff como influencia indiscutible.

Desde 1998, cuando descendió a la Tercera División, el Manchester City se había movido en un escenario menos lujoso, apartado de los títulos y como espectador de los mejores éxitos de su rival en la ciudad, el United. Cuando en 2008, el jeque Zayed bin Sultan Al Nahyan compró el club, su inversión cambió el rumbo. No sólo se dedicó a desembolsar billetes encima de la mesa. Su visión empresarial dejó al City en manos de expertos en la materia, Ferran Soriano como director general ejecutivo y Txiki Beguiristáin, como jefe del área deportiva. Dos de las figuras más trascendentes del mejor Barça de la historia en esa era que presidió Joan Laporta. Hace casi siete años que desembarcaron en Manchester y han construido un modelo sostenible, además de ofrecer títulos. El City, hoy, ya domina el fútbol inglés, por encima de la tradición del United.

Pep, el autor
En 2016, Pep Guardiola completó el puzzle cuando aceptó la propuesta del emergente Manchester Sustituyó a Manuel Pellegrini y se juntó de nuevo con Txiki y Soriano, la exitosa pócima azulgrana. Exigente, detallista, perfeccionista y apasionado por el ataque, el técnico ha conquistado todos los récords en Inglaterra, a pesar de un primer año en blanco, en el que necesitó airear la plantilla.

En el curso 2017-18, el proyecto tomó un impulso definitivo. A la estética en el juego, el City de Guardiola pulverizó presagios. Se apuntó la Premier con 100 puntos en su casillero, la mayor puntuación en la historia del campeonato. Este domingo, en Brighton, los jugadores citizens celebraron un nuevo premio de la regularidad, en esa última fecha agónica. El 1-4 provocó una celebración repleta de alivio, ante la presión insistente del Liverpool, que se quedó a las puertas del reino con 97 puntos. Guardiola y sus chicos sumaron 98.

El trabajo casi artesanal de Pep con sus equipos no queda reflejado únicamente con victorias. Decía Marcelo Bielsa hace unos días que «Pep construye equipos de autor». El cómo resulta más importante incluso que los 26 títulos que decoran el trayecto del entrenador. 27 si este sábado logra conquistar la FA Cup y confirma la cuarta copa para el City y su espectacular hegemonía en el país británico, algo imprescindible para sus hinchas. Un dato lo refleja. El City tiene vendidos todos sus billetes para la Premier y los partidos de Copas. En la Champions necesita un esfuerzo extra. 

Mientras el tema «Wonderwall» de los Oasis retumbaba en el vestuario citizen, en pleno éxtasis por la última Premier, con el músico Noel Gallagher como animador de la fiesta, Guardiola, Txiki y Soriano ya idean el próximo plan; el deseado asalto a Europa. La Champions se resiste. La corona para culminar un ciclo dorado del club. «No podemos creernos especiales. Conmigo no va a pasar». Pep, avisa.

Temas

Comentarios

Lea También