Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Voleibol: La Superliga, a la espera del Ok del consistorio

La participación del CVSant Pere i Sant Pau en la máxima categoría estatal depende del apoyo económico por parte del Ayuntamiento, a quien el club ha pedido 86.000 euros

Whatsapp
El central rojillo Andreu Perdices remata un pase de Héctor en el duelo de los play off de ascenso ante el L´Illa Grau. FOTO: PERE FERRÉ

El central rojillo Andreu Perdices remata un pase de Héctor en el duelo de los play off de ascenso ante el L´Illa Grau. FOTO: PERE FERRÉ

El CV Sant Pere i Sant Pau ya ha realizado petición oficial al Ayuntamiento de Tarragona para pedir los cerca de 86.000 euros que le faltan al conjunto rojillo para asegurar su participación en Superliga la próxima temporada.

Desde que se lograra el ascenso a Superliga el pasado 8 de abril, las oficinas del club rojillo no han parado en busca de apoyos económicos. Si la cifra, en un momento dado, para conseguir que el equipo pueda competir en la máxima categoría del voleibol estatal era de 100.000 euros, en menos de un mes se ha logrado disminuir en casi 15.000 euros gracias a acuerdos con empresas.

La semana pasada, el presidente del SPiSP, Alfonso Periañez, y el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, se vieron en una reunión en la que el máximo mandatario cooperativista, aparte de explicarle el proyecto rojillo de cara al futuro, oficializó la petición económica al alcalde.

Ballesteros apoyó la propuesta de Periañez y prometió llevarla a Junta de Portaveus para tener el apoyo de otros representantes municipales y que luego sea aprobada por el pleno del consistorio. La voluntad del Ayuntamiento es la de ayudar al SPiSP, aunque ahora mismo está buscando que parte del capital provenga de del sector privado. En tal caso, el consistorio asumiría una parte de los 86.000 euros y el resto procedería del mundo empresarial.

Esta cifra es la que necesitaría sumar el club rojillo a su presupuesto anual para poder participar con unos mínimos la próxima temporada en Superliga. Tanto el club como el Ayuntamiento se muestran optimistas en esta labor y confían en que Tarragona tendrá representación en la máxima categoría estatal. En tal caso, sería el único deporte de la ciudad que gozaría de tal honor. En las próximas semanas, se conocerá el desenlace que a día de hoy se prevé con final feliz.


La renuncia de 2011
El SPiSP ha ascendido a Superliga esta campaña después de renunciar a ella en 2011, precisamente por los recortes públicos de parte del consistorio tarraconense. En esa época, la cantidad que otorgaba el ayuntamiento era de unos 340.000 euros anuales. Entonces todos los jugadores cobraban y se fichaban estrellas internacionales, mientras que ahora se ha apostado por un modelo más austero, aunque efectivo, que apuesta por jugadores jóvenes y la cantera, en que ninguno cobra nada.

El SPiSP está ya preparado para seguir consiguiendo apoyos, algo que lleva haciendo prácticamente desde principio de temporada, cuando el equipo se instaló ya en las primeras posiciones de la tabla y se mostró como un claro candidato al ascenso.

Después de asegurar la presencia del primer equipo en Superliga –en junio termina el plazo para conseguir los apoyos económicos e inscribir al equipo–, el club tarraconense iniciará un proceso electoral para escoger una nueva junta directiva y presidente.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También