Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Xavi Florencio, en los entresijos del Tour

Ciclismo. A través de su experiencia, el de Mont-roig del Camp aconseja y guía a los ciclistas del Katusha-Alpecin para que aprendan a gestionar la presión

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Xavi Florencio vive su primer Tour como director deportivo tras haber disputado dos como ciclista. FOTO: Kathrin Schafbauer /Katusha-Alpecin

Xavi Florencio vive su primer Tour como director deportivo tras haber disputado dos como ciclista. FOTO: Kathrin Schafbauer /Katusha-Alpecin

El Tour de Francia vive hoy su segunda jornada de descanso con toda la caravana resposada en Nimes, salida y llegada de la etapa llana de mañana martes que se prevé con final al sprint, antes de la última semana de competición y la clasificación general abierta.

Aprovechamos el parón para telefonear a Xavi Florencio, quien tras haber corrido dos Grandes Boucles como ciclista, vive su primer Tour como director de equipo, junto a Dirk Demol, en el Katusha-Alpecin. Diez horas al día en coche, trazando estrategias, hablando con sus corredores, aprovisionándolos, mimándolos en el hotel, aconsejándoles y lo que haga falta. El Tour es un desgaste físico y psicológico, más allá de los ciclistas.

«Vivir la carrera como corredor y como director deportivo no es muy diferente porque te pones en la piel del ciclista y le intentas aconsejar -cuenta el de Mont-roig del Camp-. El Tour es la carrera más importante del mundo y esconde muchas cosas. Lo que hacemos es pasar información clave a los corredores para que aprendan a gestionarla».

El peso psicológico y físico es determinante para aguantar las tres semanas de carrera

Competir en la ronda gala acarrea una presión fuera de lo común. «Medios de comunicación, público, redes sociales... en todos los sitios se habla de ella. Lo que más inculco es que intenten desconectar de la presión social que arrastra. Que en la habitación se olviden de las redes y disfruten del masaje. En tres semanas de competición, media hora de relajación al día se nota. Sobre todo para los que vienen por primera vez. Es el caso de Mads Würtz, que es de Dinamarca, y estos días todos los medios daneses quieren hablar con él. Es una presión que no existe en otras carreras y hay que administrarla», analiza Florencio, que añade: «Cuando eres o has sido ciclista siempre te preguntan qué has hecho en el Tour».

Es como si cada día fuera una Clásica de primavera. Todos los equipos quieren estar en la fuga y ganar. Protagonismo. Lo que vale es el día de hoy. Mañana quizá tengas otra ocasión para destacar pero no sabes si podrás brillar. Además, es una edición muy especial, la de los 100 años del maillot amarillo: «Llegas a Bruselas para la salida y ya se nota el ambiente. En la casa de Eddy Merckx y conmemorando el cincuenta aniversario de su primer Tour. A nivel mediático el ciclista siente la presión». 

«Cuando eres o has sido ciclista siempre te preguntan qué has hecho en el Tour»

Esta edición ya nos ha dejado momentos icónicos como el final de etapa en la cima del Tourmalet, conquistada por Thibaut Pinot, por tercera vez en la historia. «Fue una etapa muy significativa para el ciclismo y ya sabes lo que te vas a encontrar. Todo el mundo del deporte se moviliza con el Tour por lo que ya se espera mucha afición, como también de cara a los Alpes», explica el de Mont-roig.

«Nuestra intención era luchar con Ilnur Zakarin, nuestro mejor hombre en montaña, por la clasificación general, pero sabíamos que no estaba al 100%. Tras las primeras etapas no mejoró así que nos hemos centrado en ir a por algún triunfo de etapa. Quedan los Alpes, donde puede intentarlo, y también la etapa con final en Gap que es una buena ocasión para meter a alguien en la fuga. Es la tercera semana y todos somos humanos, así que habrá que ver cómo están las fuerzas».

El domingo se llega a París y Julian Alaphilippe sigue de amarillo contra todo pronóstico. «En un principio veía al Ineos con Thomas y Bernal de favoritos -dice Florencio-. El Jumbo-Visma está muy fuerte con Kruijswijk. Pero ahora creo que el que tiene más números es Pinot. Queda mucha montaña y es su terreno».

Temas

Comentarios

Lea También